08 de julio de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Ante los brotes psicóticos como el de un hombre con dos catanas en las manos en el madrileño barrio de Moratalaz se aconseja no intentar mediar

Enfermos mentales en la pandemia: "No calmarlos, alejarse de ellos y llamar a la Policía", indica el psicólogo López Vallejo

El hombre detenido.
El hombre detenido.
Los hechos ocurrieron este viernes a las 13.45 horas en la madrileña calle de Hacienda de Pavones, cuando un hombre en actitud amenazante se enfrentanba a los viandantes con dos Katanas en ambas manos hasta que fue reducido por la Policia. Este tipo de incidentes continuarán reproduciéndose, según el psicólogo y psicopedagogo Jorge López Vallejo que recomienda que cuando encontremos a alguien así por la calle nos alejemos y llamemos a la Policía.

El incidente de un hombre armado con dos grandes machetes o katanas en el madrileño barrio de Moratalaz donde se le ve agrediendo a varios coches e intimidando a los agentes que tratan de reducirlo se ha hecho viral.

Primero los policías intentan conminarlo a deponer su actitud pero el estado de brote psicótico de este hombre impide que se acerquen a él. Finalmente el agente que conduce la furgoneta de la Policía logra arrinconarlo contra un coche y el enfermo es detenido.

El hombre afirmaba estar enfermo de coronavirus y que se había fugado de un centro hospitalario. Ante la llegada de refuerzos, intentó agredirles con dos katanas, han informado fuentes policiales.

Los hechos ocurrieron a las 13.45 horas del viernes en la calle de Hacienda de Pavones. Una unidad del Samur-Protección Civil solicitó apoyo policial para el control de un hombre, que estaba con actitud agresiva. Cuando llegó el indicativo policial, el individuo intentó pegarles con las dos armas. "Os voy a matar a todos", amenazó el ahora arrestado a los agentes.

En varios vídeos grabado por residentes de la zona a los que ha tenido acceso elcierredigital.com se ve cómo el varón camina, a pecho descubierto, por la carretera increpando a los agentes desplegados, que le piden que tire las "espadas".

"La Policía me va a matar, que lo escuche todo el mundo. Yo soy Dios", gritó el hombre que, cuando se vio arrinconado por un coche patrulla y una furgoneta policial, no dudó en romper los cristales con las armas blancas que llevaba.

No es el único caso desde el confinamiento decretado el 14 de marzo por el Gobierno de España y a jucio del psicólogo y psicopedagogo Jorge López Vallejo no será el último de este tipo que veamos en nuestras calles:

- ¿Por qué ocurre esto?

- Las causas son muy variadas. Hay una población de riesgo que consume estupefacientes y ahora no tiene el acceso fácil a las drogas. El síndrome de abstinencia genera comportamientos violentos.

- ¿Sólo son las drogas?

- No, claro. El consumo desordenado de psicofármacos en muchas ocasiones mezclados con alcohol crea problemas. El desajuste de las dosis cuando detrás hay una enfermedad mental también genera alteraciones de conducta.

El psicólogo López Vallejo.

- ¿El confinamiento también influye?

- Los conflictos familiares pueden verse agravados estos días y en familias de situación precaria puede acabar derivando en brotes psicóticos. Los centros de salud mental deben estar encima de estos enfermos mucho más estos días que en situaciones normales. A largo plazo esto va a tener consecuencias en el resto de población y tenemos que prepararnos para luchar contra esto. Al menor síntoma de miedo o de actitudes diferentes a las que teníamos antes debemos acudir a un profesional para tratarnos.

- ¿Algún consejo para estas familias?

- Que vigilen la entrada de drogas y alcohol en sus domicilios y tengan en cuenta si detectan "avisos" antes de lo que puede pasar.

- ¿Y para alguien que se encuentre una situación similar en la calle?

- Que no se acerquen a la persona ni intenten mediar porque eso les puede agravar más el brote. Nunca hay que intentar calmarlos, alejarse y llamar a la Policía, que tiene ya equipos especializados y saben cómo tratar a estos enfermos.

COMPARTIR: