20 de septiembre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Su lema viral de "sacarle una sonrisa al cáncer" la ha hecho un personaje popular en todo el mundo a través de las redes sociales

Hilda Siverio: La increíble historia real de una mujer que ha roto con el tabú del cáncer

Se ha convertido en toda una heroína por romper con el tabú del cáncer y exponer al mundo lo que es y cómo se ha plantado ante su patología. Hilda Siverio es un ejemplo viviente de cómo enfrentarse a la enfermedad y a los obstáculos que la vida impone sin guardarle rencor por ello. Su lema "sacarle una sonrisa al cáncer", se ha hecho viral y ha ayudado a muchas personas a no acobardarse ante las dificultades

Hilda Siverio lleva más de siete años enfrentada al cáncer con coraje y vitalidad lo que la ha convertido en una heroína a nivel mundial, sobre todo, por la forma en la que ha elegido vivir desde entonces y por la manera de transmitir su optimismo a través de las redes sociales. Su empeño de "sacarle una sonrisa al cáncer", como reza  su Facebook, le ha reportado más de 46.000 seguidores por todo el mundo.

La mayor hazaña de esta tinerfeña de Radazul que ha decidido romper con el tabú del cáncer, ha sido la de anteponer la vida de su hijo Richard, que ahora tiene siete años, a someterse a un tratamiento oncológico tras serle detectado un tumor de mama en 2014 cuando estaba embarazada de cinco meses. Hilda, de 43 años, se mostró tajante desde el primer momento que supo de su enfermedad: "no tratar su patología antes del nacimiento de su bebé".

Como explica en una entrevista concedida a Elcierredigital.com  "en un principio sufrí un fuerte choque emocional puesto que, ante mi decisión irrevocable de seguir adelante con el embarazo, me tuvieron que provocar el parto a las 33 semanas de gestación y continuar hospitalizada, sin poder estar con mi hijo recién nacido, para ser intervenida de mi primera mastectomía. A ello se sumó, además, el fallecimiento de mi hermano un mes antes del alumbramiento".

Hilda Siverio, en un reciente homenaje. Foto: Ayuntamiento de El Rosario

"Reírme de mi propia enfermedad"

Una vez concienciada de su nueva situación, decidió dar un giro radical a su vida y  con todas las armas a su alcance se dispuso a emprender la lucha contra su cáncer, con ayuda de su familia y amigos. "Decidí desterrar el miedo y comenzar a reírme y ridiculizar mi propia enfermedad e impedir que el cáncer fuera un tabú y un drama en mi vida y en la de mis hijos, y me atreví a mostrarme tal como soy ahora, sin pelucas, ni pañuelos, con las cicatrices de mis mastectomías, pese a que mucha gente, al principio, no me entendiera". 

Esta mujer vital ha elegido la sonrisa como antídoto ante todos los sinsabores acontecidos en su vida: nueve operaciones, metástasis ganglional y ósea, y diversos episodios en su entorno familiar como la enfermedad también cancerígena de su marido y el calvario judicial al que tuvo que someterse su padre en 2015 por disparar a uno de los ladrones que entraron en su casa para robar, y defender a su esposa de las agresiones recibidas en su presencia. "Han sido años muy duros pero, gracias a mi lucha y al apoyo que he recibido tanto de mi familia como del equipo médico que me atiende, he podido sobrellevarlo y ahora mastico la vida en cada momento".

Pinchar en imagen para acceder al texto íntegro

Lo que Hilda sabe a ciencia cierta es que no quiere dejar la vida encerrada en un hospital, por eso tiene claro que el actual tratamiento que está recibiendo de quimioterapia no es para curarse sino para mejorar su bienestar y ganar tiempo, dado que, recientemente, la han pronosticado no más de un año y medio de vida. Así expresaba su reto al cáncer en una carta que escribió a su propia enfermedad en su Facebook. que se hizo viral:  "Tú me enseñaste a que la dueña de mi cuerpo soy yo... y mi mente no te odia, sólo te muestra que te equivocas conmigo!! mándame dolor y yo seguiré regalándote Sonrisas, porque querido Cáncer te he dado algo que no esperabas y es no luchar contra ti, sólo guiarte con mi mejor Sonrisa hacia la puerta de Salida".

Referente a nivel mundial

Un salvavidas para Hilda, tal como reconoce, fue  utilizar las redes sociales como vía de escape exponiendo al mundo su forma de enfrentarse cada día al cáncer. Primero, a través de su página de Facebook a la que tituló "Sácale una sonrisa al cáncer", con 46.000 seguidores, y traducida a varios idiomas. "Ha sido mi tabla de salvación, sobre todo, durante mis recaídas", subraya.

También tiene un gran número de 'followers' en otras redes como Instagram y Tik Tok donde se ha hecho famosa por sus vídeos que elabora con tanto entusiasmo y cargados de adrenalina. Con todo, llega a recibir hasta más de 3.000 mensajes a diario de todas partes del mundo, muchos de ellos de gratitud por el ánimo y la energía que puede llegar a transmitir a este tipo de pacientes. "Para mí es un efecto boomerang, un chute de adrenalina", confiesa emocionada.

Además de declararse firme defensora de la investigación del cáncer, a lo que contribuye siempre que puede, una de sus máximas ilusiones ahora es la de publicar un libro en el que reflejar sus vivencias entre las que se incluye, por cierto, haber participado en la película "Ma ma", protagonizada por Penélope Cruz y dirigida por Julio Medem, que, curiosamente, aborda la historia de una enferma de cáncer de mama.

"Brilla, brilla si la vida quiere darte oscuridad, si te quedas con lo bonito de la vida, enseñarás la luz que tienes dentro de ti y te prometo que si brillas pese a todo el dolor, enseñarás a brillar a los demás", escribía Hilda en su muro de Facebook poco antes de esta entrevista.

COMPARTIR: