05 de diciembre de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La investigación se llevó a cabo comparando imágenes por satélite de los parkings en algunos hospitales de la región de Wuhan en diferentes fechas

Estudio de la Escuela de Medicina de Harvard: El coronavirus ya comenzó el verano pasado en China

El coronavirus pudo comenzar a propagarse en China desde finales de verano, en concreto desde principios de agosto o durante el otoño del año pasado, así lo ha estimado una investigación de la Escuela de Medicina de Harvard, en Estados Unidos.

Los resultados se basan en imágenes tomadas por satélite de los estacionamientos de hospitales en Wuhan, donde surgió el primer brote y las tendencias de búsqueda en internet sobre síntomas relacionados al virus tales como la “tos” y la “diarrea”. El análisis de ambas búsquedas les ha dado pistas contundentes a los científicos sobre el flujo de viajes de los habitantes hacia las clínicas.     

En la investigación publicada en la plataforma de la Universidad de Harvard, los expertos exponen un aumento notable en las búsquedas de los síntomas de la enfermedad en internet y el aumento en el tráfico en los respectivos aparcamientos en esas fechas.

Durante la investigación hicieron uso de imágenes tomadas por satélite de octubre de 2018 y las compararon con las misma de 2019. Los investigadores contaron 171 autos en los estacionamientos de uno de los hospitales para grandes de la región china, el Hospital Tianyou. Posteriormente, en  las imágenes del 2019 se observan 285 automóviles, lo que representa un aumento del 67 por ciento en los aparcamientos y un 90 por ciento en el tráfico durante el mismo lapso en diversas clínicas hospitalarias en Wuhan.

El doctor John Brownstein, quien dirigió la investigación, dijo a ABC News que el equipo científico aplicó metodologías similares a las agencias de Inteligencia y analizaron 350 imágenes de satélite comerciales comparándolas con imágenes de cinco hospitales de Wuhan, un año anterior. Según la investigación notaron un incremento en el volumen a partir de agosto de 2019 y este culminó con un pico en diciembre de ese año.

John Brownstein.

El doctor Brownstein, quien también es director de innovación del Boston Children’s Hospital, expresó que el aumento de tránsito concordó con las búsquedas de síntomas en internet. Posteriormente, expresó que “un gran porcentaje de personas que realmente terminaron dando positivo en Wuhan, habían presentado síntomas con diarrea”.

Entrevista en ABC News.

Cabe destacar que en las temporadas de otoño e invierno los hospitales experimentan un aumento en pacientes, sin embargo, en el periodo de septiembre y octubre cinco de los hospitales analizados por los científicos de Harvard, diariamente presentaban un mayor numero de ocupación.

No obstante, los investigadores reconocen que “no pueden confirmar” si el incremento del volumen está directamente relacionado con el Covid-19.

China responde

Durante una rueda de prensa, la portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de China, Huan Chunying, expresó que el análisis realizado por Harvard “es ridículo, increíblemente ridículo, llegar a esta conclusión basado en observaciones superficiales como el volumen de tráfico”.

Sin embargo, la investigación realizada por Harvard coincide con una investigación publicada en abril por un grupo investigativo de la Universidad de Cambridge, que exponía que el Covid-19 no se originó en Wuhan, sino al sur de China entre septiembre y diciembre. El mismo se basó en el cálculo de un algoritmo que rastrea el movimiento de los organismos a raíz de la mutación de sus genes.

Esta investigación fue revisada por científicos y publicada en la revista Proceedings of National Academy of Sciences, donde analizan la evolución del Sars-Co-V-2 y su relación con el murciélago del que coincide.

Por el contrario, la investigación realizada por la Escuela de Medicina en Harvard no ha sido revisado por científicos independientes y tampoco ha sido publicado en ninguna revista científica. Sin embargo, coincide con la hipótesis del estudio de Cambridge, de que el virus se originó en la región sur de China y no en Wuhan.

COMPARTIR: