25 de septiembre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El colectivo Independiente Profesional de Correos y Telégrafos arremete contra la compañía por la modificación de los protocolos de la pandemia

Sindicatos critican la relajación de las medidas de seguridad en Correos tras la Covid

El Sindicato Independiente Profesional de Correos y Telégrafos ha arremetido contra Correos por su decisión de modificar las medidas organizativas y preventivas de la compañía estatal a riesgo de poner en peligro la salud de la numerosa plantilla de la empresa.

La mejora de la situación sanitaria en España está llevando aparejada una relajación en algunas materias que podría poner en riesgo a la ciudadanía. Es el caso de Correos, que ha modificado las medidas organizativas y preventivas de su plantilla que se dictaminaron el pasado 18 de enero de 2021. 

Hace unos días, la Dirección de Personas y Relaciones Laborales, Subdirección de Promoción de la Salud de Correos envió a su plantilla el nuevo protocolo de comportamiento. El documento, al que ha tenido acceso elcierredigital.com, deja clara la intención de rebajar las medidas de seguridad, lo que ha provocado el enfado de varios sindicatos. 

Entrega de cartas, notificaciones y paquetería

El protocolo de actuación de Correos implantado a causa de la crisis sanitaria, establecía, entre otras medidas, que "todos los envíos registrados de entrega domiciliaria se regirán por el siguiente método de entrega: se recogerán en la PDA solo los datos del receptor (nombre, apellidos y DNI) y se marcará en la PDA como 'sin firma'. Cuando el envío disponga de acuse de recibo, éste se cumplimentará íntegramente por el trabajador, y tampoco se recogerá aquí la firma del receptor". 

"Los envíos se entregarán respetando la distancia de seguridad interpersonal, y utilizando obligatoriamente mascarilla. El trabajador/a, en ningún momento, mantendrá contacto directo con el destinatario del envío. Cuando haya recogido la información del receptor dejará el envío en un punto al alcance del receptor y se retirará del mismo. Todos los envíos de entrega domiciliaria con importes asociados se avisarán, para su entrega en oficina", añadían.

Con la actualización del protocolo, en lo referente a la toma de la firma, se establece la siguiente singularidad: "se exceptuará de lo anterior la entrega de notificaciones, telegrama y burofax, los cuales sí implicarán la recogida de firma por parte del destinatario, del siguiente modo: De manera previa a la firma en la PDA y el acuse de recibo, se invitará al destinatario a higienizarse las manos con gel hidroalcohólico (recordar que el trabajador llevará siempre consigo gel hidroalcohólico durante el reparto)". 

Juan Manuel Serrano, presidente de Correos. 

Y se añade en las instrucciones a seguir: "El acuse de recibo será cumplimentado por el trabajador/a, de modo que el destinatario únicamente deba consignar la firma. Tras obtener la firma, el trabajador hará uso del gel hidroalcohólico una vez que ha guardado la PDA. Hasta esa higienización, prestará especial atención a no llevarse las manos a la boca, rostro, nariz, ojos y orejas". 

Protesta del SIPCTE

El Sindicato Independiente Profesional de Correos y Telégrafos (SIPCTE) denuncia que "los carteros de toda España han acogido con sorpresa, indignación e incredulidad el último comunicado de la empresa Correos, en concreto de la Dirección de Personas y Relaciones Laborales, Subdirección de Promoción a la Salud, que el pasado viernes con nocturnidad y alevosía enviaba a todas las unidades de reparto, en el que se modificaban las medidas de protección que han estado llevando a cabo los carteros durante la pandemia, como era el no recoger las firmas en las PDAS o no recogerlas en el acuse de recibo de los envíos registrados para evitar el contacto". 

"Según los responsables de Salud de la Sociedad Estatal Correos y Telégrafos, ahora los carteros deberán 'invitar al destinatario del servicio postal a que, antes de entregarles un envío, se higienice las manos con gel hidroalcohólico y tras obtener la firma en la PDA y en el aviso de recibo, el cartero también hará uso de dicho gel'. Nada se ha dicho en este comunicado sobre el tiempo que se tardará en realizar las entregas, con todas estas medidas de prevención", añaden. 

SIPCTE opina que esta medida "es una clara irresponsabilidad por parte de la Subdirección de Promoción de la Salud de la Sociedad estatal Correos y Telégrafos, que debería velar por la salud de los trabajadores y no por los resultados en número de envíos trabajados, ya que, si bien es cierto que ha finalizado el Estado de alarma, no es menos cierto que el virus sigue estando presente y será para quedarse mucho tiempo, con lo que no se entienden las prisas por poner en marcha esas medidas sin contratar en todas las zonas de reparto, sino que se ha reducido el servicio por lo que ahora habrá mayor trabajo, menores medidas de seguridad y salud y menos trabajadores". 

Es por ello que denuncian que "aunque los carteros han estado repartiendo en plena pandemia, exponiéndose, acudiendo a los domicilios y ha sido un colectivo calificado por el gobierno como 'esencial', el presidente de Correos no ha solicitado, al menos que conozcamos, que la vacuna llegara a sus empleados como los trabajadores de grandes empresas privadas, o como en las administraciones públicas, los médicos o profesores o bien las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado". 

COMPARTIR: