26 de junio de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Investigadores del Reino Unido indican que esto es lo que hay que hacer para mantener el cerebro diez años más joven y ganar en agilidad mental

Una investigación confirma que hacer crucigramas y sudokus provoca enormes beneficios para el cerebro

La actividad mental se estimula y mejora con sudokus y crucigramas
La actividad mental se estimula y mejora con sudokus y crucigramas
Con la edad, la pereza o el aburrimiento, el cerebro pierde agilidad de pensamiento y capacidad de reacción. Hoy día surgen métodos de todo tipo para retrasar el envejecimiento cerebral y mantener este órgano vital dinámico. Pero hay una manera muy cómoda, asequible y sencilla de lograr ese mismo beneficio: hacer crucigramas y sudokus.

Ya se conocía que este tipo de pasatiempos previenen el riesgo de deterioro cognitivo: las personas que los realizan con frecuencia, se obligan a sí mismas a utilizar estrategias de razonamiento, memoria, atención y lógica. Y ahora, otra gran investigación refuerza esta teoría. El  estudio más grande realizado hasta la fecha con más de 19.000 participantes, dirigidos por la Universidad de Exeter y el King's College de Londres, en Reino Unido ha ratificado que  hacer crucigramas y sudokus mantiene la agilidad cerebral y rapidez mental. Esto se sabía ya, pero ahora se confirma de nuevo por la vía experimental y académica que demuestra que quien los practica de manera habitual puede rejuvenecer su cerebro hasta diez años.  

La actividad mental desarrollada para resolver sudokus beneficia a nuestro cerebro. 

Los hallazgos surgen de dos artículos vinculados publicados en el 'International Journal of Geriatric Psychiatry', sobre unos descubrimientos acerca de los crucigramas presentados en la Conferencia Internacional de la Asociación de Alzheimer de 2018. Ahora, la nueva investigación se basa en estos hallazgos y se amplía ya que encuentra el mismo efecto en las personas que completan con frecuencia rompecabezas de números.  Los investigadores pidieron a los participantes en el estudio PROTECT, información sobre sus hábitos con respecto a la frecuencia con la que se entretienen con acertijos de palabras y números y realizaron una serie de pruebas cognitivas sensibles a la medición de los cambios en la función cerebral. Descubrieron que cuanto más regularmente realizaban estos pasatiempos, mejor desarrollaban  en las tareas de evaluación de la atención, el razonamiento y la memoria.

El conocido neuropsicólogo José Antonio Portellano, profesor titular de la Universidad Complutense de Madrid, confirmaba hace tiempo que “la mielina tiene la función de permitir la transmisión rápida y eficiente de impulsos a lo largo de las neuronas.  Cuanto más activo está el cerebro, más mielina se produce, de forma que se evita que se minimice el deterioro. Se podría equiparar al cerebro con un músculo,  cuanto más se usa, más se fortalece”. Para este gran conocedor del cerebro humano, “a  la hora de hacer sudokus o crucigramas, hay que ponerse retos de cierta dificultad. Tiene que haber una sistemática y un cierto ritmo. La actividad mental es mejor cuando se le dedica tiempo y esfuerzo”, subrayaba el neuropsicólogo.

A cualquier edad, poner un sudoku en nuestras  vidas nos ayudará. 

Los investigadores en este último experimento y estudio calculan que las personas que se hacen crucigramas tienen una función cerebral equivalente a diez años más joven que su edad, en pruebas que evalúan el razonamiento gramatical y ocho años más jóvenes que su edad en pruebas que miden la memoria a corto plazo.

La doctora Anne Corbett, de la Facultad de Medicina de la Universidad de Exeter, fue quien dirigió la investigación, avanza: "Hemos encontrado que cuanto más regularmente las personas realizan pasatiempos como crucigramas y sudokus, más nítido es el desempeño mental en una serie de tareas como  la memoria, la atención y el razonamiento. Las mejoras son particularmente claras en la velocidad y precisión del desempeño de las personas en estos ámbitos. En algunas áreas, la mejora fue bastante drástica: en las medidas de resolución de problemas, las personas que hacen estos rompecabezas regularmente representan un promedio de ocho años menos comparado con aquellos que no lo hacen. No podemos decir que jugar estos rompecabezas necesariamente reduzca el riesgo de demencia en el futuro, pero esta investigación respalda los hallazgos anteriores que indican que el uso regular de los rompecabezas de palabras y números ayuda a que nuestros cerebros funcionen mejor por más tiempo".

En el móvil o en papel, son métodos accesibles. 

El estudio utilizó participantes en la plataforma en línea PROTECT, dirigida por la Universidad de Exeter y el Kings College de Londres. Actualmente, más de 22.000 personas sanas de entre 50 y 96 años están registradas en el estudio, que se está expandiendo a otros países, incluidos Hong Kong y Estados Unidos. Esta plataforma en línea permite a los investigadores realizar y gestionar estudios a gran escala sin la necesidad de visitas de laboratorio.

COMPARTIR: