05 de diciembre de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El documento revela que el Gobierno canario y la Consejería de Sanidad tuvieron conocimiento de la presunta actividad irregular de Zarapico Med SL

Caso PCR Canarias: El presidente Torres mantiene a una empresa denunciada ante Anticorrupción en Oncología

El Cierre Digital en
/ Ángel Víctor Torres, presidente del Gobierno de Canarias.
Una denuncia ante la Fiscalía Anticorrupción revela que "el presidente del Gobierno de Canarias Ángel Víctor Torres y la Consejería de Sanidad tuvieron conocimiento de la actividad con pacientes oncológicos que ejecuta la empresa Zarapico Med SL, cuyo administrador único es Delvys Rodríguez, quien también ejerce como Jefe del Servicio de Oncología en el mismo hospital en el que opera con su propia empresa".

El presidente del Gobierno de Canarias Ángel Víctor Torres, el consejero de Sanidad Blas Trujillo y el ex director del Servicio Canario de Salud (SCS) Conrado Domínguez tuvieron conocimiento meses atrás de la actividad presuntamente irregular con pacientes oncológicos, que se viene desarrollando en el Complejo Universitario del Hospital Materno Infantil de Gran Canaria (CHUIMI), por parte de la mercantil Zarapico Med SL –cuyo administrador único es Delvys Rodríguez Abreu–. Este, a su vez, ejerce como Jefe del Servicio de Oncología del mismo hospital, según relata en su denuncia ante la Fiscalía, el médico F.M.R. Señala a elcierredigital.com que "remitió estos hechos a las autoridades canarias, pero no resolvieron este supuesto conflicto de intereses público-privado", por lo que acudió a los juzgados.

El denunciante informó de la comisión del presunto ilícito acaecido en el CHUIMI a través de un escrito dirigido al Fiscal Delegado de la Fiscalía Especial contra la Corrupción y Criminalizada en la Fiscalía Provincial de Las Palmas, Javier Ródenas –el 16 de agosto de 2022– bajo una solicitud de investigación en base a la presencia de la empresa Zarapico Med SL en este complejo hospitalario, además de las posibles responsabilidades derivadas hacia el ex director del SCS, junto a otros cargos sanitarios denunciados –Delvys Rodríguez, Alejandra Torres, Mercedes Prieto y Avelina Díaz–.

En concreto, respecto a las citadas actividades en el hospital ejecutadas por Zarapico –entidad inscrita por Delvys en 2020 según el Registro Mercantil– el médico denunciante apuntó a una investigación sobre presuntos delitos de prevaricación, omisión del deber de perseguir delitos, tráfico de influencias, malversación y abuso de autoridad. Por su parte, F.M.R, confirma a este periódico que "aún no ha sido citado por la Fiscalía para ratificar su denuncia".

E145F157-6FC9-4A0F-B980-20935B415A2A

Primera parte de la denuncia ante la Fiscalía Anticorrupción.

En el cuerpo de la citada solicitud –documento al que ha tenido acceso elcierredigital.com– F.M.R explica ante la Fiscalía que "en las instalaciones del CHUIMI, con conocimiento de la Administración, la empresa privada Zarapico realiza su trabajo como Contract Research Organization (Gestión de Ensayos Clínicos), sin convenio ni encomienda alguna por parte de este centro hospitalario".

Es más, según su relato especifica que "el personal de Zarapico no son médicos ni enfermeros, pero acometen su trabajo en las instalaciones del CHUIMI con locales habilitados al respecto". De hecho, "el propio personal en instalaciones del CHUIMI, se anuncian como trabajadores de este hospital sin serlo". Pero además, los trabajadores de esta empresa "acceden a datos personales de pacientes desde este mismo complejo sanitario".

Conflicto de intereses con Zarapico Med S.L

No obstante, la denuncia también apela a ‘intereses contrapuestos’, en el sentido de "la concesión de compatibilidad otorgada por el SCS a Delvys, en su trabajo como Jefe del Servicio de Oncología del CHUIMI, pero con el cargo de administrador único de Zarapico –pese al conflicto de intereses, reflejado en el BOE, que esto conlleva–". Por lo que pone de manifiesto que "tras ser informada la Administración, el presidente del ejecutivo regional, el consejero de Sanidad y el ex director del SCS, se produjo inacción por la misma".

EBC83EC3-DEC9-4829-AF5E-4730265AC29D

Segunda parte de la denuncia ante la Fiscalía Anticorrupción.

Según F.M.R, la entidad mercantil Zarapico Med "estuvo vinculada a la asociación MELINPU –Asociación Canaria para la investigación clínica en melanoma, cáncer de pulmón y linfomas–, entidad creada por Delvys pero que mantenía al personal en el CHUIMI e intermediaba en los ensayos clínicos a pesar de ser una asociación y no una Contract Research Organization con los requerimientos que esto tiene".

Posteriormente, "como una derivación de MELINPU, se creó la Federación Canaria de Cáncer de Pulmón (FCCP), presidida por Delvys, y que además, cuenta como patrono con el director del SCS –en su día Conrado Domínguez– sin que conste que se haya pedido la compatibilidad para este puesto, según exige la Ley de Altos Cargos de Canarias", aclara ante elcierredigital.com.

Esta situación –trasladada a la Fiscalía– supone que "muchos oncólogos participan de los ensayos clínicos y cobran cantidades significativas por estos mismos trabajos por medio de esta asociación", insiste. Por ello viene a citar que "la Dirección Gerencia del CHUIMI oculta esta información según consta en la Resolución 2951-2022 –del 24 de mayo de 2022– pese a preguntar de manera pública".

"Los ensayos clínicos en Canarias son una petición importante –así acceden más pacientes ‘terminales’ a ensayos a los que se les ofrece posibilidades de vivir, ya que de tener que ir a la península sería más difícil–. Lo que se denuncia no es el acceso de pacientes a ensayos y tratamientos experimentales, sino que se haga por medio de empresa privada y no de función pública, con beneficios muy importantes para muchos, en forma económica y en forma de contactos –pues no todos los pacientes subsidiarios pueden estar accediendo equitativamente–", subraya bajo la acreditación de hechos que se pueden comprobar a través de una simple búsqueda desde Internet, tal como ha informado a la Fiscalía Anticorrupción.

Médicos señalan el 'núcleo del negocio'

Fuentes del Complejo Universitario del Hospital Materno Infantil de Gran Canaria (CHUIMI) consultadas por elcierredigital.com confirman el "malestar existente entre el colectivo sanitario por la actividad que desempeña Zarapico con los pacientes de Oncología". De hecho, señalan que debido a la tensión originada por estas supuestas irregularidades denunciadas, "el acto contra el cáncer celebrado el pasado 13 de noviembre en Las Palmas de Gran Canaria, organizado por la Federación Canaria de Cáncer de Pulmón –presidida por Delvys, y como patrono el director del SCS– no obtuvo el respaldo unánime del colectivo médico, al no estar dispuestos a secundar la presencia de Zarapico en este hospital público".

Según revelan estas mismas fuentes a elcierredigital.com, "los ensayos clínicos en oncología mueven mucho dinero, pero la normativa europea exige una serie de requisitos para los ensayos, que en Canarias son una petición local muy importante". "Frente a presuntas irregularidades, y tras la denuncia sobre falta de seguridad, se paralizaron los ensayos clínicos por la ex consejera de Sanidad, Teresa Cruz. El problema es que se genera una estructura privada y mantenida por cuestiones políticas, en vez de utilizar recursos públicos, como la fundación pública Funcais, o en su caso, fomentar la creación de otra entidad pública en lugar de usar una mercantil privada como una supuesta pantalla", alegan.

Revelan "conexiones mercantiles sobre el complejo hospitalario CHUIMI"

Desde el criterio de algunos profesionales del CHUIMI, revelan que "el ex Jefe de Oncología Médica de este complejo hospitalario, el doctor Adolfo Murias Rosales, previa a su jubilación en 2014, tenía personal vinculado a su empresa MURIAS & MURIAS SLP –entidad de la que era administrador–, trabajando en el CHUIMI pero sin ser personal del SCS, sino trabajadores dedicados a gestionar ensayos clínicos con empresas farmacéuticas".

A raíz de la salida de Murias, relatan, "se designó como Jefa de Servicio a Elena Vicente Rubio, quien también ejerce su actividad en el Hospital San Roque", pero podría carecer de compatibilidad o no se ha podido verificar este extremo. "Elena derivaba pacientes desde el CHUIMI a San Roque, lo que bloqueaba el desarrollo de diagnóstico genético en el hospital público, pues apenas se valoraban pacientes. Después dejó la Jefatura en 2021, tras denuncias por acoso laboral de varios oncólogos. Entonces, se nombró para este puesto a Delvys Rodríguez Abreu’, matizan ante elcierredigital.com.

Estas mismas fuentes aclaran que "Delvys llegó a Canarias desde Cuba, tiene una fuerte proyección mediática por sus contactos, sus fundaciones y por la empresa de publicidad de su propia pareja. Este médico habría obtenido una inmensa red de contactos, al conseguir que pacientes que han sido desahuciados con otros tratamientos, puedan acceder a fármacos experimentales. Delvys, quien podría haber sido apadrinado por Murias, creó MELINPU como asociación para empezar a conseguir y gestionar ensayos clínicos sobre fármacos oncológicos experimentales. Posteriormente, y de cara a apoyar este esfuerzo, creó la FCCP, y constituyó la mercantil Zarapico Med durante la pandemia para gestionar los ensayos clínicos. Por medio de esta empresa se vehiculan los ensayos clínicos realizados. El personal de la empresa está ubicado en dependencias del CHUIMI con acceso a historias de pacientes, sin que medie ningún tipo de contrato con el SCS o la Gerencia del CHUIMI ni encomienda de gestión".

De igual forma, también exponen el nexo del ex consejero de Sanidad del Gobierno de Canarias, José María Baltar –quien estuvo vinculado al SCS y al Hospital San Roque– mientras Conrado Domínguez ejercía como director del SCS en el período 2017-2019. Durante este mandato –plantean estas misma fuentes sanitarias– se derivaron pacientes del SCS a San Roque, se mantuvo concertado el Servicio de Oncología Radioterápica del mayor complejo público, el Hospital Doctor Negrín –que aún continúa concertado– y se bloqueó la compra de un PET en el Hospital Insular de Gran Canaria.

En el CHUIMI "el ex gerente Víctor Naranjo Sintes y la gerente actual, Alejandra Torres –denunciada en Anticorrupción– al parecer podrían haber estado vinculados al trasvase de pacientes". Por su parte, Rosa María Apolinario Hidalgo fue designada Jefa de Servicio por el anterior Gerente del Hospital Insular, siendo socia de la empresa DULAS SERVICIOS SANITARIOS SLP, para lo que supuestamente no tendría compatibilidad", concluyen.

COMPARTIR: