05 de diciembre de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

EL 18 DE OCTUBRE COMENZÓ EL JUICIO POR EL ÚLTIMO CASO DE ABUSO A PERSONAS CON ESTE SÍNDROME, DONDE CUATRO MENORES AGREDIERON A OTRO DE 13 AÑOS

El acoso escolar, gran enemigo del Asperger: "La realidad social es que casi siempre se ataca al que es diferente"

El Cierre Digital en Los familiares de Sergi se manifiestan en Barcelona
Los familiares de Sergi se manifiestan en Barcelona
Nueve de cada diez niños con Asperger sufren acoso escolar, el último caso de estas características es el de Sergi, un joven de 17 años que padece Asperger. Entre octubre y noviembre de 2018 cuatro jóvenes del centro escolar donde Sergi estudiaba en Barcelona insultaron, amenazaron, agredieron y grabaron a Sergi mientras abusaban de el. Sergi fue obligado a hacer felaciones y tocamientos, tras contárselo a su madre esta denunció a los jóvenes, que se enfrenta a cuatro posibles años de prisión

El 18 de octubre comenzó el juicio por la agresión sexual de cuatro jóvenes, actualmente mayores de edad, a un compañero de ESO con Asperger en un instituto de Vallirana, Barcelona. Los hechos tuvieron lugar entre octubre y noviembre de 2018, los cuatro jóvenes tenían entre 14 y 15 años, le hicieron la vida imposible a Sergi, que tuvo que abandonar el centro. En 2019 la familia de Sergi, menor diagnosticado con síndrome de Asperger, presentó una demanda contra estos cuatro jóvenes por agresión física y sexual en el centro Virgen del Rosario de Vallirana. 

Durante estos dos meses los compañeros de Sergi le insultaban, le amenazaban y le grababan mientras le realizaban felaciones, todo tipo de tocamientos y le intentaron violar mientras se reían de él. Sergi tenía 13 años cuando comenzó todo, “él estaba solo en el recreo y le llamaban ‘retrasado autista’ y ‘Frankestein’ según relata su madre. El 5 y 6 de noviembre Sergi fue acorralado por 11 jóvenes del centro en el patio del instituto.

Los padres de la víctima se dieron cuenta de que su hijo había cambiado su actitud y estaba más nervioso, un día su madre le observó mientras iba al lavabo, “se empezó a enjabonar diciendo que asco, que asco”. Acto seguido le pregunto para saber qué le ocurría, lo primero que dijo el menor es que sus compañeros le hacían bullying y poco tiempo después “explicó las masturbaciones, los intentos de penetración y las felaciones”, explicó la madre de Sergi en el juicio.

Captura_de_pantalla_2022-10-19_a_las_18.46.29

Dos niños abusan de otro

Tras esto, la Inspección Educativa autorizó que Sergi dejase la escuela para estudiar en casa con un tutor, a la par que comenzó su tratamiento psicológico. La madre ha explicado que Sergi “quería subirse al tejado para tirarse al vacío, no salíamos de casa, tomaba hasta ocho pastillas diarias". Según el relato de Sergi, "la directora del centro era consciente de que estaba sufriendo bullying y le pidió a Sergi que no contase nada". Por ende la acusación particular pide una indemnización de 85.000 euros a la escuela, como responsable civil, al considerar que no aplicó los protocolos contra el acoso escolar.

El psicólogo Javier Urra explica que “no puede ser que haya niños que vayan con miedo a clase. Para solucionar el acoso escolar es esencial que en una primera instancia se eduque en casa a los jóvenes y se hable de estos temas. Posteriormente es un reto que tienen los colegios y por lo tanto el profesorado para determinar en todo momento que ocurre y a quien, es necesario que tengan el suficiente liderazgo para captar y limitar estos casos. Es importante que las escuelas transmitan desde el primer día a los alumnos que en el momento en el que ocurra algo relacionado con el acoso escolar es necesario que se sepa”.

La acusación particular atribuye a los cuatro acusados delitos contra la integridad moral, agresión sexual y violación a un menor de 16 años, la Fiscalía no aprecia que haya ocurrido una violación pero sí los otros dos. La Fiscalía ha pedido tres años de internamiento para los cuatro acusados, mientras que la acusación particular solicita cuatro años.

Durante su declaración, los acusados han negado los hechos que les imputan acogiéndose a su derecho de presunción de inocencia. De los cuatro imputados, solo uno ha contestado a las preguntas de la acusación particular, mientras que los otros tres solo han respondido a la Fiscalía de Menores y a su defensa. La víctima no ha tenido que comparecer ante el juzgado, ya que su prueba se constituye de una grabación de hora y media donde relata los hechos.

Se habla en la sociedad de que es muy positivo ser distinto, pero la realidad social de niños y de adultos es que muchas veces se ataca al que es diferente. En muchos casos los jóvenes son muy conscientes de que alguien tiene un trastorno y abusan de él con un problema agravado, que es que lo hacen en grupo. Los actos ocurridos con Sergi demuestran cobardía e incapacidad moral y ética, por lo tanto algo estamos haciendo mal en la educación. Esto hay que pulirlo mucho en los hogares, a la gente que tiene dificultades hay que ayudarla y facilitarles las cosas”, indica Javier Urra.

El 90 por ciento de los niños con Asperger sufren acoso escolar

Según las entidades nueve de cada diez niños con Asperger sufren acoso escolar, siendo esto una clara muestra de que el caso de Sergi no es un caso aislado. Por ende, familiares de menores vinculados al Grupo de Ayuda Mutua Asperger y miembros de la Federació Catalana de Autisme se han acercado a los juzgados para dar apoyo a la familia de Sergi. 

Explican que, sin auténticas políticas de prevención en los centros, los niños con este tipo de afectación se convierten en 'víctimas perfectas' para el acoso. Las familias denuncian la ausencia de protocolos que ayuden en la detección de los casos, así como los falsos diagnósticos. Todos coinciden en que el gran 'punto ciego' son las niñas con Asperger.

acoso

Dos niños acosan a otro

"Ellas no se ajustan a los clichés con los que se suele relacionar a los varones con asperger. Ellas, de pequeñas, son tímidas e introvertidas y muy buenas imitadoras, por lo que el problema no suele aflorar hasta que se produce una explosión, normalmente en la adolescencia", asegura Raquel Montllor, afectada y miembro de la Federació Catalana d'Autisme, quien explica que sufrió 'bullying' en el colegio y luego 'mobbing en el trabajo'.

Es “necesario” pedir la implementación de medidas de detección, intervención y prevención del acoso escolar y acciones psicoeducativas que aborden la convivencia, el respeto, la cooperación, la comunicación, la resolución de conflictos y la diversidad. 

“En caso de que acontezca acoso escolar, se debería llamar a los padres para informarles, buscar las medidas sancionadoras para el agresor, conocer el caso e intentar que no sea la víctima la que abandone el colegio sino el agresor. Tenemos que hacer que los chicos se pongan en el lugar del otro y entiendan que las personas sufren con estas conductas. Hay que sensibilizar a la sociedad y estar todos implicados”, concluye Javier Urra.

COMPARTIR: