05 de diciembre de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

EL CONSEJO DE MINISTROS APROBÓ EL 25 DE OCTUBRE UN REaL DECRETO QUE INCREMENTA LA COMPENSACIÓN A LOS PERJUDICADOS POR INCIDENTES DE TRÁFICO

Gran avance para las víctimas de accidentes de circulación: Se aumenta la indemnización a los afectados

Accidente de tráfico
Accidente de tráfico
El 25 de octubre fue aprobado un Real Decreto que incrementa las indemnizaciones por daños y perjuicios a los afectados en accidentes de circulación. Este beneficio le corresponderá tanto a la víctima, cuando el accidente le causara incapacidad permanente, como a las personas que dependen económicamente de la víctima en caso de fallecimiento en accidente de circulación. Con esta iniciativa se busca proteger y concienciar de la peligrosidad de los accidentes.

El Consejo de Ministros aprobó el 25 de octubre un Real Decreto por el cual se incrementan las indemnizaciones por daños y perjuicios para los afectados en accidentes de circulación. Dichas cantidades están establecidas en la Ley sobre Responsabilidad Civil y Seguro en la circulación de vehículos a motor. 

Se recopilan las hipótesis de cálculo para las cuantías de las indemnizaciones, cuya actualización en el caso de las indemnizaciones básicas es automática. Para los lesionados más graves se requiere una actualización periódica, que es la que se aborda en el Real Decreto aprobado, para ajustarlas a la evolución socio económica, incluyendo la necesaria reparación económica justa de las víctimas.

accidente1

Accidente de tráfico

De manera específica se aumentan las indemnizaciones por lucro cesante, incrementando las cantidades que percibirán tanto la víctima, cuando el accidente le causara incapacidad permanente, como las personas que dependen económicamente de la víctima en caso de fallecimiento en accidente de circulación.

Con estos cambios, se actualiza el sistema de indemnización a las víctimas de tráfico, que en España se establece a través de un método de valoración de carácter legal con la intervención de una Comisión de Seguimiento en la que están todas las partes implicadas, con especial presencia de las asociaciones de víctimas.

Las víctimas de la violencia vial piden justicia

El 27 de septiembre once familias acudieron al Congreso de los Diputados con más de 700.000 firmas recogidas desde distintas peticiones a través de la plataforma Change.org. Con esta entrega se pretendía que las penas a conductores bajo efectos de alcohol o drogas se endurezcan y que se dejen de considerar los accidentes viales como homicidios imprudentes. 

No son accidentes, son homicidios dolosos”, era la frase más repetida aquel día. En el interior de cada una de las cajas que portaban, conteniendo las numerosas firmas recogidas, se albergaba el drama de vidas injustamente sesgadas por la temeridad de un conductor que decidió ponerse a los mandos de su vehículo tras haber consumido alcohol o drogas.

Leire, Ángel, Pablo Jesús, Marcos, Iván, Paula, Daniel, Vanessa, Sara y Abraham, Marta, Gonzalo y Emaús….son algunas de las víctimas de trágicos accidentes viales. 

Estadísticas según la DGT y posibles delitos


Según las cifras manejadas por la propia DGT, durante 2021 el alcohol y las drogas estaban presentes en el 49,4% de los casos en que ha habido una víctima mortal. 

Nuestro Código Penal, avalado por la Jurisprudencia de las distintas Audiencias Provinciales y del Tribunal Supremo, así como por el posicionamiento de la Fiscalía, establece para los delitos de homicidio imprudente cometidos por medio de un vehículo a motor una pena de entre uno y cuatro años de prisión, pudiendo llegar a siete años de prisión en supuestos de especial gravedad en el que se ocasione un elevado número de fallecidos. A efectos prácticos, ello supone que, en un alto porcentaje de casos, los responsables no lleguen a ingresar en prisión, salvo casos de especial gravedad o reincidencia.

Los afectados que acudieron el 27 de septiembre al Congreso de los Diputados no se limitaban a pedir un endurecimiento de las actuales penas, sino que insistían en impulsar un cambio normativo que deje de considerar como delito de homicidio imprudente hechos similares a los que acabaron con las vidas de sus familiares para pasar a ser considerados delitos de homicidio dolosos, en la modalidad de dolo eventual.

COMPARTIR: