11 de agosto de 2020
|
Buscar
EDICIÓN VERANO

Todo lo que has de saber sobre los tensiómetros

En nuestro medio siempre nos ha apasionado la investigación y hoy vamos a profundizar en uno de los dispositivos más exitosos de los últimos tiempos. Su auge no es de extrañar teniendo en cuenta que cada vez más la sociedad le da a la salud la importancia que realmente merece.

Desde hace tiempo ha aumentado la preocupación por ciertos aspectos relacionados con el bienestar de uno mismo. Uno de ellos guarda relación con la presión arterial. Para medirla en un tiempo récord no hay nada mejor que contar con un aparato como los de https://oximetrodedo.com/tensiometros.

Aunque dichos elementos se han popularizado enormemente sobre todo a lo largo de la última década, ciertos consumidores desconocen algunos factores muy relevantes. Si también es tu caso presta atención a las siguientes líneas.

¿Para qué sirve un tensiómetro?

Es probable que en alguna ocasión, cuando has ido a tu centro de salud e incluso a las urgencias del hospital más cercano, te hayan medido la presión arterial. Precisamente para esto sirve el tensiómetro. Básicamente no es necesario que acudas a unas instalaciones especializadas con tal de averiguar este dato, ya que puedes obtenerlo directamente desde tu propio hogar.

Por las arterias del organismo circula la sangre del ser humano. Dicha sustancia de tonalidad rojiza ejerce una mayor o menor presión en estas especies de ‘conductos’, variando en función de diversos aspectos que están directamente relacionados con la salud.

Es esta presión la que se muestra en la pantalla del tensiómetro. De una manera sencilla e intuitiva aparece el dato en el panel que acostumbra a ser de pequeñas dimensiones, con tal de poder almacenarlo en cualquier lugar del domicilio.

¿Cómo se utiliza el tensiómetro?

A día de hoy la mayoría de tensiómetros homologados funcionan igual. El primer paso a realizar consiste en colocar correctamente las pilas, las cuales se encargan de nutrir de energía eléctrica al aparato.

Debido a la evolución tecnológica poco a poco se han ido popularizando unos modelos más avanzados que funcionan con batería. En ambos casos suele existir la posibilidad de conectarlo directamente a la toma de corriente para que el dispositivo esté siempre disponible cuando se necesite.

En ciertas ocasiones, tras un dilatado tiempo de uso, se hace necesario proceder al calibrado de tensiómetros. Afortunadamente en el manual vienen indicados los pasos a realizar, por lo que cualquier persona se ve capaz de llevarlos a cabo sin ningún tipo de dificultad.

¿Cómo usarlo para medir la presión arterial?

Primeramente ten en cuenta el tipo de tensiómetro por el que te decantas. A día de hoy unos de los más aclamados por nuestra sociedad son los tensiómetros de muñeca, puesto que proporcionan una máxima comodidad y rapidez.

Basta con ajustarte la correa adecuadamente con tal de que, al hincharse el conjunto, las arterias sean temporalmente apretadas. Es la única manera que tiene el aparato tecnológico de comprobar la presión que en ese instante está ejerciendo la sangre sobre tu sistema arterial.

En caso de tratarse de un aparato destinado al brazo la misma operación ha de ser efectuada con el brazalete. El tensiómetro digital suele resultar fácil de ajustar. Así pues, sean cuales sean los tamaños de las muñecas o brazos no tendrás complicaciones para que el conjunto se adapte a dichas dimensiones y se encargue de calcular el dato que tanto te interesa.

Es importante que durante el transcurso de la medición no muevas el brazo o la muñeca, ya que en tal caso los valores tal vez saldrían un poco alterados. Mantente inmóvil durante unos pocos segundos hasta que el panel muestre el resultado final.

¿Son fiables los tensiómetros digitales?

Ten en cuenta que incluso en los mejores hospitales se utilizan estos dispositivos, lo cual es un indicativo de lo extremadamente fiables que llegan a ser. Pero, ¿y a nivel doméstico?

La fiabilidad también es máxima, aunque para tal fin conviene optar por un buen dispositivo. Un claro ejemplo es el del mejor tensiómetro ocu, una entidad imparcial que se basa exclusivamente en los resultados obtenidos con cada tensiómetro que prueban sus especialistas.

En comparación con un aparato empleado en centros hospitalarios, las cifras mostradas son prácticamente idénticas. Ello traslada una gran tranquilidad a los consumidores, sabiendo que en su propia vivienda podrán averiguar una información de suma trascendencia.

¿Cuándo es recomendable tener uno en casa?

La hipertensión, por desgracia, afecta a un elevado porcentaje de la población. Es por ello que cada vez se recomienda a más personas disponer de un tensiómetro en su hogar, especialmente en caso de tener una edad bastante avanzada.

Pero para los jóvenes también puede llegar a ser altamente recomendable, por ejemplo si hay historial familiar de hipertensión. A su vez, puede aconsejarse si el individuo sigue una dieta con una excesiva cantidad de sal, por ejemplo consumiendo demasiado embutido o bacalao, dos alimentos que propician los estados hipertensos.

COMPARTIR: