23 de septiembre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Con su perfil de directivo experto en fondos de inversión y con su propio capital, su entrada es vital para el nuevo rumbo de la compañía

John W. Sargent, nuevo 'chairman' de ICW Holding y Mascarillas Béjar en pleno crecimiento internacional de ambas compañías

John W. Sargent y su family office, nuevo chairman del ICW Holding y Macarillas Béjar, en pleno crecimiento internacional de ambas compañías en un año estratégico. ICW Holding es sin duda todo un reto para el futuro de proyectos originales e innovadores en un mundo en pleno cambio tras la pandemia. Mientras, Mascarillas Béjar continúa su apuesta por la constante innovación y el progreso sostenible del planeta.

John W. Sargent y su family office, nuevo chairman del ICW Holding y Macarillas Béjar, en pleno crecimiento internacional de ambas compañías en un año estratégico. De este modo, holding español especializado en start ups refuerza su internacionalización con la inversión del alto directivo y su family office en Londres,  y cuya trayectoria será clave en la expansión de la compañía en Europa.

Sargent llega en un momento clave de Mascarillas Béjar, cuya inversión en las mascarillas compostables 100x100 y la ya icónica Oliv transparente es imparable, y también ecosostenible.

La compañía Mascarillas Béjar dio un resultado magnífico en el ejercicio 2020, siendo la primera empresa de fabricación nacional de mascarillas españolas con ventas en 2020 superiores a los 15 millones y EBITDA por encima de los tres millones completamente auditada.

La valoración del Holding no ha transcendido de manera oficial, pero se calcula que ha estado sobre las siete veces de EBITDA.

ICW Holding es sin duda todo un reto para el futuro de proyectos originales e innovadores en un mundo en pleno cambio tras la pandemia que precisa de soluciones ad hoc donde se apueste por combinar la imprescindible #agenda2030 con el cambio climático y la necesidad de reactivar la agenda industrial y tecnológica de nuestro país junto a Europa.

La entrada en la compañía de John W. Sargent, con su perfil de directivo experto en fondos de inversión y con su propio capital, ha sido y es vital para el nuevo rumbo de la compañía, en la que Francisco Sans continua de vicepresidente formando un equipo líder cuya fusión es innegablemente una alianza ganadora y segura.
 
Mascarillas Béjar vuelve a ser líder en la investigación y desarrollo de avances en la industria textil sanitaria con el descubrimiento de la mascarilla cien por cien compostable, que se bio descompone en varias semanas para volver al ciclo natural de la Tierra, dejando cero huella de su trazado y materiales en el planeta.

Mascarillas cien por cien compostables. 

Estas mascarillas compostables son ahora la mayor demanda que tiene la compañía desde toda Europa, siendo un reto poder abastecer en los próximos meses a todas las innumerables peticiones que desde las mejores compañías han llegado desde sus departamentos de RSC y cuyo reto supone la necesidad de contar con nuevos líderes que piloten el gran paso hacia la total internacionalización del proyecto.
 
Esta revolución compostable acabará con las más de 500 toneladas de mascarillas que llegan cada mes a los océanos de todo el mundo y que contaminan cada rincón del planeta.
 
Por su parte la mascarilla Oliv, con su capacidad de adaptación social, transparente, biodegradable y protectora, permite avanzar en el terreno de la inclusión de los colectivos de audición reducida, así como en la nueva vuelta al cole, siendo un magnífico instrumento para la docencia, y, desde luego la interrelación social.
 
Las mascarillas compostables elaboradas con tejido PLA, totalmente biodegradable y compostable que pasa a incorporarse al sustrato de la tierra o al componente orgánico del mar, sustituirán a las habituales, siendo tan sumamente protectoras como las otras, y ofreciendo, a la vez, un futuro de armonía con el Medio Ambiente único.
 
En este sentido Mascarillas Béjar sigue siendo la primera compañía que desde hace ya un año y medio, y gracias a la apuesta de ICW holding, es el ejemplo de la vital necesidad de reinvertir en la industria estratégica propia, española y europea, que había quedado totalmente destruida desde el dumping de 2007; una reconstrucción necesaria en la que dar soluciones innovadoras a una crisis que se encontró desabastecida de soluciones totalmente, es complementario a la constante innovación y el progreso sostenible del planeta.

COMPARTIR: