10 de agosto de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La ONU alerta de que millones de personas están en condición de hambruna debido a una "sequia severa"

El Cuerno de África sufre la peor sequía en cuarenta años y provoca una grave crisis alimentaria

Cuerno de África
Cuerno de África
Los países del Cuerno de África, Etiopía, Somalia, Kenia, Uganda y Yibuti, se enfrentan a la peor sequía en los últimos 40 años. Esta situación de sequía severa ha provocado una crisis alimentaria debido a la falta de alimentos, la alta mortalidad del ganado, las cosechas secas y la inestabilidad política.

El cuerno de África es en la actualidad una de las regiones más pobres del mundo, la hambruna es una amenaza constante sobre todo en el sur de Etiopia.

Países del Cuerno de África

Esta región está sufriendo hoy en día su peor sequía desde 1981, más de 13 millones de personas están pasando hambre según ha advertido el Programa Mundial de Alimentos (PMA) de la ONU. "Esta situación requiere una intervención humanitaria inmediata y un apoyo constante a las comunidades para desarrollar su resiliencia de cara al futuro" ha afirmado Michael Dunford, director del PMA.

Los precios se elevan y la pobreza crece

A esta sequía se suma la subida del precio de muchos productos básicos como los cereales, según la Agencia de la ONU para los Refugiados (Acnur) esto hace que más de 18 millones de personas sufran hambre severa en esta región. "Esta sequía, un recordatorio claro del impacto devastador de la crisis climática global, es la peor en la región de las últimas cuatro décadas, después de cuatro temporadas de lluvias fallidas consecutivas" afirmó Acnur en un comunicado.

Las familias abandonan su hogar

Los cultivos de los campesinos están destrozados, los animales domésticos están muriendo y esta situación obliga a las familias a abandonar sus hogares,  dando lugar a otro conflicto entre unas comunidades y otras. "Las cosechas se arruinan, el ganado muere y el hambre aumenta a medida que las sequías recurrentes afectan el Cuerno de África" explican ACNUR, la Agencia de la ONU para los Refugiados y el Programa Mundial de Alimentos.

Según la ONU las tasas de desnutrición seguirán subiendo si no se actúa con rapidez sobre todo en el sur y sureste de Etiopía, el sureste y el norte de Kenia, y en el centro y el sur de Somalia. Así mismo el PMA advierte del temor de que se produzca una segunda crisis humanitaria como la producida en 2011, cuando más de 250.000 personas murieron a causa del hambre en Somalia. 

Flujo de refugiados

Según los datos que ofrece la Oficina de Asistencia Humanitaria esta sequia también ha provocado un aumento del flujo de refugiados y desplazados internos.

Unos 15.000 somalís al mes cruzan Kenia o Etiopía y huyen de su país. El campamento de refugiados de Dadaab es el más grande del mundo y está lleno, lo que les impiden poder seguir ayudando a las victimas de este desastre natural.

Las consecuencias indirectas de esta sequía se están reflejando en un aumento de la deserción escolar, de las enfermedades en humanos y animales, así como una mayor tensión entre países vecinos que no tienen más remedio que competir por los escasos recursos alimenticios que quedan.

Escasos recursos alimenticios

El PMA declaró en febrero que hacían falta unos 286 millones de euros para responder a esta crisis humanitaria y lidiar con las necesidades inmediatas que la población requiere. El Gobierno de Kenia declaró el año pasado la sequía como una emergencia nacional mientras que Somalia declaró el estado de emergencia humanitaria. 

 

 

 

COMPARTIR: