23 de febrero de 2024
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El derribo en 1992 de este santuario, localizado en la región india de Ayodhya, provocó una ola de violencia en la que murieron más de 2.000 personas

La vida del ‘Vaticano Hindú’: Episodios religiosos sangrientos e inversiones millonarias

Fotografía de la inauguración de la primera planta del nuevo templo de Ayodhya
Fotografía de la inauguración de la primera planta del nuevo templo de Ayodhya
El pasado lunes fue inaugurado por el presidente de India Narendra Modi el considerado como ‘Vaticano Hindú’. Se trata del templo de Ayodhya, situado sobre la antigua mezquita Babri del siglo XVI, testigo de uno de los episodios más sangrientos de la historia reciente del país, y que ha requerido una inversión de 217 millones de dólares. El lunes quedó inaugurada la primera planta, aunque se espera que el complejo al completo acoja a 150.000 personas diariamente

El primer ministro de India Narendra Modi, inauguró este pasado lunes los primeros avances del famoso templo hindú de Ayodhya en medio de estrictas medidas de seguridad. Durante su discurso, Modi afirmó que el 22 de enero de 2024 marca el inicio de una nueva era. La construcción de este templo, que fue testigo de uno de los episodios más violentos de conflicto religioso en la historia reciente del país en los años 90, coincide con la cercanía de las elecciones generales, donde Modi busca renovar su tercer mandato.

El majestuoso templo, que ha costado aproximadamente 217 millones de dólares y ocupa una superficie de casi 3 hectáreas, se erige en el lugar donde se encontraba la antigua mezquita Babri del siglo XVI. Esta había sido destruida en 1992 por grupos hindúes que creían que estaba construida sobre las ruinas del templo que señalaba el lugar de nacimiento del Dios Ram, una de las deidades por excelencia del hinduismo.

123958

El primer ministro Narendra Modi durante la inauguración del templo de Ayodhya

La inauguración de esta semana solo ha permitido el acceso a la planta baja del lugar. Una vez que esté completamente abierto, se espera que reciba alrededor de 150,000 visitantes al día, entre devotos y turistas, según informes internacionales.

Conocido como el ‘Vaticano hindú’ por muchos líderes, la construcción de este templo comenzó en 2020 y ha sido una promesa nacionalista durante décadas. El templo se extiende por una hectárea y abarca un complejo de otras 28 hectáreas. El edificio de tres pisos está hecho de mármol blanco y tiene una superficie de 6.503 metros cuadrados, según informó el diario BBC. Además, se colocará una figura de 130 centímetros del dios Ram en un pedestal.

La historia del templo de Ayodhya 

La construcción de esta obra ha costado aproximadamente 15,000 millones de rupias, que equivalen a unos 181 millones de dólares, de acuerdo con Reuters, aunque se calcula que los costes totales de la construcción del templo ascienden a 217 millones según diversos medios de comunicación internacionales. 

La consagración del nuevo templo se ha llevado a cabo bajo estrictas medidas de seguridad, ya que su construcción ha estado rodeada de polémica. Ha sido construido en Ayodhya, el lugar donde los hindúes creen que nació el dios Ram, ubicado a unos 700 kilómetros al norte de Nueva Delhi, en el estado de Uttar Pradesh. El sitio exacto donde se encuentra el templo solía ser ocupado por una antigua mezquita del siglo XVI hasta 1992.

Babri_Masjid

Imagen de la antigua mezquita sobre la que se ha construido el nuevo templo

En 1949, después de cuatro siglos de su construcción, las autoridades tomaron posesión de la mezquita después de que activistas hindúes colocaran símbolos de Ram en su estructura, la cual fue construida tras la demolición de otro templo anterior. Después de que se prohibiera retirar los símbolos hindúes, el templo dejó de ser utilizado como mezquita. Este cambio fue seguido por una disputa sobre la propiedad del templo, la cual resultó en una manifestación en 1992 donde la mezquita fue destruida y más de 2.000 personas perdieron la vida, la mayoría de ellas musulmanes.

Doce años después, Modi llegó al cargo de Primer Ministro con la promesa de construir este templo. En 2019, el Tribunal Supremo dictaminó a favor de los hindúes en la disputa de propiedad, aunque consideró que la demolición de la mezquita fue una violación flagrante del Estado de derecho. Se asignó a los musulmanes otro terreno para construir una mezquita en Ayodhya.

La inauguración de este monumento, que aún no está completamente terminado, coincide con los preparativos de Modi y su partido, el Bharatiya Janata Party (BJP), para presentarse a un tercer mandato en las próximas elecciones, como ya se ha mencionado, esta antigua promesa electoral es uno de los ‘ases bajo la manga’ del primer ministro. El BJP ha defendido durante mucho tiempo la necesidad de erigir este complejo como una forma de celebrar la identidad hindú.

temple

Fotografía del actual estado del templo

Tal y como reseñan numerosos medios de comunicación, desde que Modi asumió el cargo en 2014, ha habido una disminución en la libertad de prensa en India y un aumento en la violencia contra musulmanes, cristianos y otras minorías religiosas. Además, en 2019 recibió críticas por revocar la autonomía limitada de Cachemira, la única región de mayoría musulmana en India.

Paralelamente, India ha aumentado en importancia a nivel mundial, consolidando sus lazos con Estados Unidos y sus aliados con el objetivo de contrarrestar a China, mientras también busca establecerse como líder en el Sur Global, al tiempo que se ha convertido en el país más poblado del mundo.

No obstante, la relación del país con Washington presenta ciertas tensiones. En noviembre, las autoridades estadounidenses acusaron a un funcionario indio no identificado de conspirar para asesinar a un líder separatista sij que reside en Nueva York, aunque las autoridades indias lo han negado firmemente.

La transformación de la ciudad de Ayodhya

Como parte de su plan por revalidar el cargo de primer ministro, el gobierno de Modi está llevando a cabo un ambicioso proyecto de transformación en Ayodhya, la ciudad donde se encuentra el polémico templo, ubicada junto al Saryu, un afluente del Ganges. El objetivo de los funcionarios es convertirla en una "ciudad de nivel internacional, que atraiga tanto a peregrinos como a turistas".

El plan de remodelación, que tiene un costo de 3.850 millones de dólares, incluye la construcción de nuevas carreteras, un aeropuerto, una estación de tren y un estacionamiento de varios niveles. Más de 3,000 casas, tiendas y estructuras religiosas han sido demolidas parcial o totalmente para permitir la ampliación de las cuatro carreteras principales, incluida la nueva "Ruta de Ram" de 13 kilómetros que conduce al templo.

d1cd6b50-b3bf-11ee-8f07-bbfdfa890097

Fotografía del nuevo aeropuerto de Ayodhya

La pintura de color amarillo claro se ha utilizado para unificar y suavizar la apariencia de los edificios. Importantes cadenas hoteleras como Radisson y Taj están construyendo nuevas propiedades, y se planea la construcción de hasta 50 hoteles y complejos residenciales adicionales. Además, las antiguas casas de huéspedes están siendo renovadas. Como resultado, los precios del terreno han aumentado considerablemente.

Además de los planes existentes, se espera la creación de más atracciones alrededor del nuevo templo, incluyendo una ruta con 162 murales que representan la vida de Rama, una instalación en una isla del río Saryu que ofrece información sobre la civilización védica, y el desarrollo de una ciudad nupcial y un centro de naturopatía.

COMPARTIR: