23 de octubre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Medusas, carabelas portuguesas, peces araña, erizos de mar pueden estropear un día de mar o todas las vacaciones

Estos son los peligros que acechan a los bañistas en nuestras playas: Cómo evitarlos y cómo reaccionar ante ellos

La carabela portuguesa es la más temida.
La carabela portuguesa es la más temida.
La playa es un lugar que asociamos al verano y las vacaciones, relajado, que nos aporta bienestar, tranquilidad casi siempre… pero medusas, carabelas portuguesas, peces araña, erizos de mar e hidrozoos suelen aparecer en los úlitmos años en nuestras costas impidiendo que nuestro baño sea relajado y provocando el miedo en los veraneantes.

Las cinco especies mencionadas venenosas son las principales que habitan en las playas españolas en verano y las pueden causar lesiones a los bañistas. Muchas personas han sufrido dolorosos encuentros con alguna de estas especies. Y no todos sabemos cómo actuar ante su “ataque”. En ese caso, seremos afortunados si tienemos cerca un puesto de emergencias o de socorristas.  Pero no siempre es así. Por ello, biólogos marinos como  Josep María Gil,  nos explican cada una de estas amenazas y  enseñan cómo tratar la dolencia que puedan causas medusas, carabelas portuguesas, peces araña, erizos de mar e hidrozoos. Gil participa en el Proyecto MEDUSA del Instituto de Ciencias del Mar del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), encargado de actualizar el protocolo de actuación para hacer frente a la presencia de medusas y a sus picaduras en el litoral español.

La invasión de medusas es  ya frecuente en nuestras playas. 

Las medusas viven en aguas abiertas, pero en verano son arrastradas hasta las cálidas aguas de las zonas costeras, donde causan el 50 por ciento de las lesiones que sufren los bañistas en las playas. De aspecto gelatinoso y transparente, las medusas son portadoras de una células urticantes que alcanzan su máxima concentración en los tentáculos. Las lesiones que pueden causar son tanto de carácter cutáneo como sistémico. Normalmente, estas lesiones se producen por contacto accidental en el mar.

Retirar los restos de medusa de la piel sin frotar, lavar con abundante agua salada y aplicar hielo seco a intervalos son las recomendaciones generales para tratar su veneno, segun Gil, quien rechaza el uso de vinagre. “Es un mito”, precisa. No secar la piel con toallas ni aplicar arena y no utilizar amoniaco ni alcohol. Recordemos no lavar con agua dulce, ya que el cambio osmótico activa los restos de células venenosas que pueden quedar en la piel, lo que aumenta la cantidad de veneno inoculado.

Carabelas portuguesas y peces araña

Sin embargo, el uso de vinagre si es un buen remedio frente a la picadura de la carabela portuguesa, de apariencia similar a la medusa, cuyo contacto produce escozor y dolor intenso, que se debe tratar con calor, aconseja el biólogo. De todos modos, esta es más peligrosa, por ello, si nos ha picado una carabela, hay que acudir a un centro médico.

Con vistas a reducir el roce de la piel con las carabelas portuguesas se recomienda la aplicación de abundante cantidad de crema solar en el cuerpo, una acción que sirve también para las picaduras de los peces araña, que originan una intensa irritación local y dolor al momento. Las picaduras  de los peces araña, que poseen dos pequeñas espinas encima de la zona dorsal, se producen al pisarlos inadvertidamente cuando están semienterrados en la arena de la playa.

El peligroso pez araña.

El mejor remedio contra su picadura es sumergir la zona afectada por el impacto en agua muy caliente, ya que sus toxinas se alteran por efecto del calor. Si sentimos mareo o desvanecimiento, acudir rápidamente a un centro médico donde valorarán la necesidad de administrar algún tipo de medicamento para contrarrestar el efecto de las toxinas.

Erizos de mar y los hidrozoos

Los erizos de mar, cubiertos de púas, son otra amenaza para los bañistas, en este caso si se camina por las rocas. Si pican, se deben retirar con cuidado las espinas y acudir al médico, con el objetivo de que recete cremas corticoides o analgésicos.

Hidrozoo.

Adheridos a las rocas, también están los hidrozoos, con aspecto de pequeñas plumas que causan un efecto similar al de las medusas. El dolor que causan se asemeja a una quemadura y su alivio en primera instancia, consiste en limpiar la herida con agua de mar, evitando el agua dulce, y aplicar frío  y, en este caso sí, vinagre en la zona afectada.

Si el dolor persiste,  el biólogo aonseja acudir al médico y aplicar antiséptico para evitar infecciones además de usar pomada con corticoides.

COMPARTIR: