23 de junio de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Según el informe previo a la autopsia, la mujer se desangró por la vena cava, un vaso sanguíneo que no tenía que tocarse durante el procedimiento

La familia de una joven fallecida en el quirófano denuncia al Hospital de Henares por negligencia médica

Mensaje difundido por la familia de Nuria
Mensaje difundido por la familia de Nuria
La familia de Nuria, de 35 años, ha denunciado al Hospital de Henares por la presunta negligencia durante una operación "sencilla" que acabó con la vida de la joven. Debido a esta situación y a la falta de explicaciones por parte de los responsables, su abogado ha solicitado ante la justicia la autorización de una segunda autopsia que permita esclarecer lo sucedido y poner fin a esta dura historia.

El pasado mes de mayo, Elcierredigital.com se hacía eco de la triste historia de Leire, una niña que falleció debido a una presunta negligencia médica en el diagnóstico de una meningitis. Tan solo unos días después, un nuevo caso relacionado con presuntos errores ha tenido lugar en un hospital de nuestro país.

La familia de Nuria, una joven de 35 años, ha denunciado al Hospital de Henares por una presunta negligencia médica después de que la autopsia clínica determinara que la mujer se desangró al sufrir una rotura de la vena cava durante una operación en la que, según la familia, esa vena no tenía que tocarse

Los hechos tuvieron lugar el pasado 28 de mayo, cuando Nuria estaba siendo sometida a una operación menor en la que se le iba a implantar un catéter uretral para facilitar el flujo de la orina. La causa de la muerte oficial es un paro cardiaco por shock hipoglucémico pero, según el informe previo a la autopsia, Nuria se desangró por la vena cava, que había sido cortada por un problema en la operación.

Hospital de Henares, en Coslada.

Tal y como afirmó en Telemadrid su hermana, Susana López, “Nuria no quería operarse” pero “el médico se lo puso tan fácil que ella decidió ir”. De hecho, sus padres se encuentran muy afectados ya que no entienden cómo una persona que “entra andando al hospital y que está bien, que solo buscaba una mejora de vida, haya fallecido en un quirófano en el siglo XXI”.  

Pero la presunta negligencia en la operación no es la única causa del enfado y la impotencia de esta familia ya que, si una persona fallece en un quirófano, lo normal es que se realice una autopsia judicial en la que un médico forense, que no pertenece al hospital en cuestión, realiza este procedimiento para averiguar qué ha sucedido. Tal y como afirma Susana, el hospital decidió realizar una autopsia clínica y no solicitar una judicial, “a nosotros nos dijeron que era una autopsia y pensamos que era judicial”. Tras firmar los documentos, la familia de Nuria se enteró de que era una autopsia clínica que, de hecho, no se realizó hasta tres días después del fallecimiento de la joven.

Debido a esta inexplicable situación, la familia de Nuria ha decidido volver a denunciar para que una jueza autorice una segunda autopsia, una autopsia judicial externa al Hospital de Henares que es lo que tendría que haberse realizado desde un primer momento.

Por otra parte, Susana explica que el hospital no le da una explicación de lo que ha ocurrido ni les proporciona información acerca de quién ha operado a su hermana. De hecho, la mujer afirma que el director del hospital le explicó que no podían hablar con los médicos responsables de la operación porque “se encontraban de baja psicológica tras lo ocurrido”.

Más de una semana y media después de que se produjeran los hechos, el cuerpo de Nuria continua en el hospital, su familia no puede velarla ni enterrarla hasta que no sepan qué ha sucedido realmente y se realice la segunda autopsia, por lo que piden desesperadamente que la jueza autorice el procedimiento y así poder poner fin a una terrible situación que, tristemente, nunca podrán olvidar.

COMPARTIR: