24 de febrero de 2024
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Un nuevo tratamiento prometedor para la silicosis en fase de ensayos clínicos

La silicosis es una enfermedad tan antigua como misteriosa. Sigue sin tener cura y todavía no es reversible. Los únicos tratamientos en activo se centran en aliviar los síntomas y frenar todo lo posible su progresión.

Pero esto no desmoraliza a la comunidad científica ni mucho menos, es prácticamente al contrario. Los esfuerzos por encontrar un tratamiento efectivo para la silicosis se multiplican, conforme los nuevos avances en el sector lo permiten.

Ya hay algunas teorías e incluso ensayos clínicos realmente prometedores, que podrían ser el principio del desarrollo de una cura contra una enfermedad que lleva acompañándonos demasiado tiempo.

¿Qué es la silicosis?

Es importante tener claro en qué consiste la silicosis y cómo se puede desarrollar. Se trata de una enfermedad pulmonar, pero específicamente causada por la inhalación de polvo de sílice cristalina respirable (SCR).

Con el paso del tiempo la SCR provoca que los pulmones se inflamen y que se genere conjuntamente una fibrosis que puede llegar a ser mortal.

Encontramos 3 niveles de silicosis:

  • Silicosis crónica al cabo de 10 años o más en exposiciones de baja concentración.
  • Silicosis acelerada al cabo de 5 a 10 años en exposiciones con alta concentración.
  • Silicosis aguda al cabo de 4 o 5 años en exposiciones con muy alta concentración.

La cura de la silicosis podría derivar de una fibrosis pulmonar idiopática

No es nada nuevo que la investigación de una enfermedad ayude a encontrar una cura para otra distinta, aunque relacionada. Es lo que podría pasar con la investigación de mecanismos moleculares, blancos terapéuticos y el desarrollo de fármacos para fibrosis pulmonar idiopática.

Precisamente esta fibrosis pulmonar idiopática puede ser otra consecuencia de la exposición prolongada al polvo de sílice cristalina respirable, como también lo son otras enfermedades idiopáticas como la tuberculosis, la proteinosis alveolar pulmonar, la sarcoidosis, padecimientos autoinmunes o el cáncer de pulmón.

Pues recientemente se ha avanzado en la patogenia de la fibrosis pulmonar idiopática, concretamente en la comprensión sobre su patogénesis y en posibles nuevos tratamientos efectivos.

Obviamente queda mucha investigación por delante antes de comenzar con las primeras pruebas, pero es evidente que poco a poco se va adquiriendo más conocimiento de estas enfermedades y se identifica más cercano un tratamiento efectivo.

Posible tratamiento de silicosis con células madre

De todos los avances que se han desarrollado, el más prometedor es un tratamiento con células madre magnetizadas, que se ha probado con éxito en ratones.

Concretamente se ha trabajado con células madre mesenquimales (CMM) reprogramadas para reducir la inflamación pulmonar consecuente de las partículas de sílice en el organismo.

Los ensayos clínicos con ratones han mostrado reducciones importantes en la elastancia pulmonar estática y en la presión resistiva y el área de granuloma. En conclusión, su capacidad pulmonar mejoró gracias al tratamiento.

El siguiente objetivo es el de prolongar sus efectos, dado que actualmente este tratamiento no ofrece una mejoría perdurable, ya que las CMM se quedan en los capilares pulmonares al principio, pero luego son eliminados a las 24 horas.

Tratamientos actuales para la silicosis

En la actualidad hay tratamientos que pueden ayudar a atenuar los efectos de la silicosis, aunque ninguno de ellos representa una cura definitiva:

  • La pirfenidona y el nintedanib son efectivos para la fibrosis pulmonar idiopática y, en algunos modelos silicóticos, están bien documentados.
  • La tetrandrina ayuda a reducir la inflamación y la fibrosis en las vías respiratorias, por lo que se ha aprobado su uso en China.
  • Hay documentación sobre algunos compuestos herbales que suprimen la activación de los inflamasomas y ofrecen efectos antiinflamatorios y antifibróticos.
  • También hay ensayos clínicos que han identificado una mejora significativa de los pacientes con el uso de medicamentos chinos tradicionales.
  • En los casos más graves, el trasplante de pulmón representa una solución temporal, aunque requiere de medicación oral contra el rechazo a largo plazo, además de todas las dificultades asociadas a esta delicada intervención.

La prevención es el mejor tratamiento para la silicosis hoy en día

Sin una cura definitiva y con tratamientos que ofrecen efectos dispares entre los pacientes, la prevención se presenta como la mejor estrategia para evitar la silicosis y/o su agravamiento.

Para ayudar en este objetivo, existe legalmente la Orden TED/723/2021, de 1 de julio, que sirvió para aprobar la Instrucción Técnica Complementaria 02.0.02, sobre la "Protección de los trabajadores contra el riesgo por inhalación de polvo y sílice cristalina respirables", del Reglamento General de Normas Básicas de Seguridad Minera.

Posteriormente, el Instituto Nacional de Silicosis (INS), publicó su Guía Técnica para la prevención del riesgo por exposición a la sílice cristalina respirable en el ámbito laboral. Lo hizo el pasado 13 de diciembre de 2022.

Con esta guía los empresarios pueden tener mejores directrices con las que aplicar la normativa actual y proteger todo lo posible la salud de sus trabajadores respecto al riesgo de silicosis.

COMPARTIR: