29 de mayo de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La colaboración con el laboratorio permitirá el desarrollo, fabricación y distribución del fármaco que ya está en su fase primera de investigación

AstraZeneca y la Universidad de Oxford anuncian el desarrollo de la vacuna contra el Covid-19

AstraZeneca y la Universidad de Oxford han anunciado un acuerdo para el desarrollo y distribución global de la posible vacuna contra el coronavirus, dirigida a prevenir la infección por Covid-19 y por Sars-CoV-2.

La colaboración entre ambas instituciones tiene como objetivo llevar a los pacientes la vacuna potencial conocida como ChAdOx1 nCoV-19, desarrollada por el Instituto Jenner y el Grupo de Vacunas de Oxford, en la universidad de esta ciudad británica. Según el acuerdo, los laboratorios AstraZeneca serían responsables del desarrollo y la fabricación y distribución mundial de la vacuna.

Pascal Soriot, director ejecutivo de AstraZeneca, aseguró que: “Mientras el Covid-19 continúa impactando a el mundo, la necesidad de una vacuna para vencer al virus es muy urgente” por lo que “esta colaboración reúne la experiencia de primera clase de la Universidad de Oxford en vacunología y las capacidades globales de desarrollo, fabricación y distribución de AstraZeneca y nuestra esperanza es que, al unir fuerzas, podamos acelerar la globalización de una vacuna para combatir el virus y proteger a las personas de la pandemia más mortal en una generación”.

Mene Pangalos, Vicepresidenta Ejecutiva de Investigación y Desarrollo de Productos Biofarmacéuticos, AstraZeneca, por su parte, aseguró que: “La Universidad de Oxford y AstraZeneca tienen una relación de muchos años para avanzar en la investigación básica y estamos muy entusiasmados de trabajar con ellos para avanzar una vacuna para prevenir Covid-19 alrededor del mundo. Esperamos trabajar con la Universidad de Oxford y empresas innovadoras como Vaccitech, como parte de nuestra nueva asociación”.

Laboratorios Astrazeneca.

Alok Sharma, Secretario de Negocios del Reino Unido, dijo que “esta colaboración entre la Universidad de Oxford y AstraZeneca es un paso vital que podría ayudar a avanzar rápidamente en la fabricación de una vacuna contra el coronavirus. También garantizará que, en caso de que la vacuna desarrollada por el Instituto Jenner de la Universidad de Oxford funcione, esté disponible lo antes posible, lo que ayudará a proteger miles de vidas de esta enfermedad”.

John Bell, Profesor Regius de Medicina en la Universidad de Oxford, aseveró que su asociación con AstraZeneca “será una fuerza importante en la lucha contra las pandemias durante muchos años por venir. Creemos que juntos estaremos en una posición sólida para comenzar a inmunizar contra el coronavirus una vez que tengamos una vacuna efectiva aprobada. Lamentablemente, el riesgo de nuevas pandemias siempre estará con nosotros y el nuevo centro de investigación mejorará la preparación del mundo y nuestra velocidad de reacción la próxima vez que enfrentemos tal desafío”.

La profesora Louise Richardson, vicerrectora de la Universidad de Oxford, destacó que está “profundamente orgullosa del trabajo de nuestro equipo académico extraordinariamente talentoso en el Instituto Jenner y el Grupo de Vacunas de Oxford. Representan la mejor tradición de investigación, enseñanza y contribución al mundo que nos rodea, que ha sido la misión principal de la Universidad de Oxford durante siglos. Al igual que las personas en todo el país, les deseamos éxito en el desarrollo de una vacuna efectiva. Si tienen éxito, nuestra asociación con AstraZeneca garantizará que los británicos y las personas de todo el mundo, especialmente en los países de bajos y medianos ingresos, estén protegidos de este terrible virus lo antes posible”.

La vacuna potencial inició los ensayos clínicos de Fase 1 la semana pasada para estudiar la seguridad y la eficacia en voluntarios sanos de entre 18 y 55 años, en cinco centros de ensayos en el sur de Inglaterra. Los datos de la fase I de prueba podrían estar disponibles el próximo mes. El avance a los ensayos en etapa tardía debe realizarse a mediados de este año.

Universidad de Oxford.

Desarrollado en el Instituto Jenner de la Universidad de Oxford, y trabajando con el Grupo de Vacunas de Oxford, ChAdOx1 nCoV-19 utiliza un vector viral basado en una versión debilitada del resfriado común (adenovirus) que contiene el material genético de la proteína de la punta del SARS-CoV-2. Después de la vacunación, se produce la proteína de pico de superficie, que prepara al sistema inmunitario para atacar COVID-19 si luego infecta el cuerpo.

El vector de adenovirus recombinante (ChAdOx1) se eligió para generar una respuesta inmune fuerte a partir de una dosis única y no se replica, por lo que no puede causar una infección continua en el individuo vacunado. Hasta la fecha, se han administrado vacunas hechas con el virus ChAdOx1 a más de 320 personas y se ha demostrado que son seguras y se toleran bien, aunque pueden causar efectos secundarios temporales como temperatura, síntomas similares a la gripe, dolor de cabeza o dolor en el brazo.

AstraZeneca es una compañía biofarmacéutica global liderada por la ciencia que se enfoca en el descubrimiento, desarrollo y comercialización de medicamentos recetados, principalmente para el tratamiento de enfermedades en tres áreas de terapia: oncología, cardiovascular y renal. Con sede en Cambridge (Reino Unido), AstraZeneca opera en más de 100 países y millones de pacientes utilizan sus medicamentos innovadores en todo el mundo.

COMPARTIR: