20 de septiembre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Reclaman justicia para ser inmunizados como otros trabajadores que están en primera línea de la pandemia

Los vigilantes de seguridad indignados: Excluidos y ninguneados por Sanidad de los grupos prioritarios de vacunación

Vigilante de seguridad
Vigilante de seguridad
Representantes de este sector, que integra a unos 85.000 trabajadores, se han dirigido por carta a la ministra de Sanidad, Carolina Darias, reclamando que se les tenga en cuenta como personal de primera línea en la pandemia. Consideran un agravio comparativo que no se les haya incluido en la lista de grupos prioritarios para recibir la vacuna del coronavirus y echan la culpa al Ministerio del Interior de no haber resuelto la situación.

El colectivo de los vigilantes de seguridad se siente ninguneado por la Administración al comprobar que tras la reciente actualización del Plan de Vacunación contra el coronavirus del Ministerio de Sanidad no han sido incluidos entre los grupos prioritarios como sí ha sucedido con los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado, militares, personal de emergencias y de protección civil, bomberos y forestales además de docentes de infantil, primaria y secundaria.

Representantes de este sector, que integra a unos 85.000 trabajadores, argumentan que el personal de seguridad privada está en primera línea de la pandemia pues prestan servicios en infraestructuras críticas, tales como redes de metro, hospitales, centros de salud, centros comerciales, establecimientos penitenciarios, supermercados, banca, recintos deportivos, administraciones públicas, dependencias militares y así hasta un sinfín de clientes donde la presencia de la seguridad privada, y por ende, de los vigilantes de seguridad es imprescindible. Es por ello, que reclaman justicia para recibir la vacuna lo antes posible.

En una carta a la ministra de Sanidad, Carolina Darias, remitida por la agrupación "Alternativa Sindical de trabajadores de Seguridad Privada", argumentan la petición, fundamentándola en la importancia del ejercicio de sus funciones, en muchos casos, trabajando codo con codo junto a los funcionarios policiales por ser la seguridad privada un complemento de la seguridad pública".

Culpan al Ministerio del Interior

El colectivo entiende que es el propio Ministerio del Interior "quién tenía que haber resuelto esta cuestión", según reza su escrito, en el que insisten que afecta a un gran número de profesionales al tiempo que sienten un agravio comparativo con respecto a otros cuerpos como los agentes de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad y Fuerzas Armadas.

Vigilantes de seguridad

Todo ello, pese a entender, como exponen, los problemas que están surgiendo con el abastecimiento en la Unión Europea y en España de las dosis vacunales. No obstante, como así concluyen, instan a que se entiendan sus razonamientos y se les reconozca  también como grupo prioritario de vacunación.

Apoyo sindical

El colectivo ha recibido el apoyo de sindicatos como la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) que ha lamentado lo sucedido que los vigilantes de seguridad hayan sido excluidos del grupo prioritario por parte de los Ministerios de Interior y de Sanidad, a pesar de su constante exposición y de la importancia de la labor que desarrollan, entre la que se encuentra el control de aforo de los locales.

La central sindical ha defendido a estos profesionales y ha instado a las Administraciones a que incluyan a este colectivo en el próximo grupo de vacunación, junto a policías locales y fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado.

 

 

 

COMPARTIR: