24 de septiembre de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Los casos detectados hasta el momento indican que las mascotas no son portadoras del COVID-19

Sigue sin haber pruebas positivas que demuestren que los animales sufren síntomas del coronavirus

El caso del perro en China no fue más que una falsa alarma
El caso del perro en China no fue más que una falsa alarma
El Hospital Clínico Veterinario de la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB) ha aclarado algunas dudas con respecto a si es posible el contagio de coronavirus de humanos a animales o viceversa. La conclusión a la que ha llegado este Hospital es que no hay peligro de contagio entre humanos y animales, ya que las pruebas presentadas no son concluyentes y han estado condicionadas por otros factores varios

A pesar de las informaciones que han aparecido en lo concerniente al positivo en Covid-19 de dos perros, un gato y una tigresa, el Hospital Clínico Veterinario de la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB) considera que a día de hoy no hay pruebas suficientes como para considerar que el coronavirus pueda afectar a animales de compañía o que estos puedan ser transmisores del mismo.

Es importante recalcar que el virus que pueden sufrir perros y gatos es el alfa-coronavirus, que es diferente del beta-coronavirus que afecta a los humanos. En el caso de perros se producen problemas relacionados a la función digestiva y en el caso de los gatos lo que se desarrolla es una peritonitis infecciosa.

A pesar de que existen vacunas contra este tipo de virus tanto para perros como gatos, son vacunas específicas y no tienen ningún efecto para prevenir el contagio del coronavirus que está provocando la pandemia, con lo cual no tiene ningún sentido vacunar a tu mascota si lo que buscas es que estén más seguros frente al SARS-CoV-2.

Muchas personas están protegiendo a sus animales con mascarillas y otros elementos

No obstante, falta mucho por saber de la enfermedad y aunque, según la información expuesta, puede parecer que no hay peligro de interactuar con las mascotas si se es positivo en SARS-CoV-2, es recomendable que se limite el contacto con estas de la misma manera que se limita con personas. Si es posible, se recomienda dejar el cuidado de las mascotas a personas libres del virus. En el caso de que esto no sea posible, es importante lavarse las manos antes y después de tener contacto con los animales, y llevar una mascarilla en todo momento.

En el caso de que la mascota haya tenido contacto con un positivo, no hay que precipitarse a llevarlo al veterinario, ya que con una simple llamada a la consulta puede recibir instrucciones que permitirán saber en qué condición se encuentra el animal y si la visita es necesaria.

Un perro infectado en China

Muchos estarán pensando ya en el perro infectado en China, pero la información proporcionada en los medios no es completamente exacta. Es cierto que el animal que convivía con un positivo por SARS-CoV-2 dio un positivo leve, pero no presenta ningún indicio o síntoma de la enfermedad, de la misma manera que tampoco se ha podido probar que sea portador de partículas víricas.

En un primer momento se analizaron muestras nasales, orales, fecales y rectales. En el primer análisis fueron las muestras nasales y orales las que dieron positivo, pero en el segundo análisis solo las muestras nasales fueron positivas. Para los dos últimos análisis todas las muestras dieron negativo.

Lo que parece avalar la teoría de que sencillamente el perro presentaba partículas víricas por haber estado en contacto con un positivo como podría haberlas presentado cualquier otro objeto o material con el que el contagiado pudiese haber tenido interacción. Una vez completada la cuarentena, el perro fue devuelto a su dueña sin haber presentado signos de la enfermedad y se puede seguir afirmando que no hay, a día de hoy, casos de animales realmente afectados por Covid-19 ni se ha sabido de ningún caso de contagio de mascotas a humanos.

COMPARTIR: