22 de abril de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Nació tal día como hoy en 1904 en Alès en el Gard, una localidad francesa situada en el departamento de Languedoc-Rosellón

El secreto de la francesa Lucile Randon, la europea más vieja que supera la COVID con 117 años

Lucile Randon
Lucile Randon
Lucile Randon sufrió, en su momento, la gripe española y ha sido testigo de dos guerras mundiales. Hoy, jueves, cumple 117 años, tras superar el coronavirus. Se trata de la también conocida como la hermana André, la persona más vieja de Europa y la segunda del mundo, después de la japonesa Tanaka un año más mayor.

Se trata de la persona más vieja de toda Europa y la segunda del mundo, detrás de la japonesa Kane Tanaka, de 118 años. Lucile Randon, también conocida como la hermana André, cumple este jueves 117 años y a su edad se ha convertido en una superviviente de la COVID-19. Ya lo fue antes de la Gripe Española y de las dos guerras mundiales.

El pasado mes de enero, el coronavirus afectó a 81 de los 88 ancianos de la residencia Sainte Catherine Laboure para dependientes donde vive Lucile desde 2009, en la ciudad francesa de Tolón. Ella misma acabó dando positivo el día 16 de dicho mes, aún sin notar síntomas, como reconoció, y lográndose salvar a diferencia de otros 10 afectados de la residencia que perdieron la vida en esos días a consecuencia del coronavirus, pese a su delicado estado de salud, ciega y en silla de ruedas.

Al igual que los demás residentes infectados, tuvo que estar aislada en su habitación de 12 m2 en el tercer piso, gran parte del mes de enero. “La soledad le pesaba mucho”, según los familiares de la hermana André, a quien ni siquiera se le permitió asistir a las misas dominicales.

Dice no temer a la muerte porque en tres ocasiones ha tenido que hacerle frente y ha conseguido librarse de ella en todas ellas.

Superviviente de tres guerras

Nacida el 11 de febrero de 1904  en Alès en el Gard, una localidad francesa situada en la región de Languedoc-Rosellón, en el seno de una familia protestante no practicante. Tuvo una hermana gemela que, accidentalmente, falleció a los 18 meses, y sus dos hermanos ya combatieron en la primera guerra mundial, donde uno de ellos resultó gravemente herido. Su regreso a casa es uno de los recuerdos preferidos de la hermana André.

Hermana André.

Lucile Randon ejerció muy de joven como institutriz en Marsella y tutora en casas adineradas en París, como la de Peugeot. Sufrió la gripe española y fue testigo de las dos guerras mundiales y de la de Argelia, ejerciendo, en esa ocasión, en el hospital de Vichy. "Tres guerras son mucho para toda la vida", recordaba no hace mucho Lucile.

Se convirtió al catolicismo, tomó órdenes con 40 años, convirtiéndose en la Hermana André, con la compañía de las Hijas de la Caridad, y se hizo cargo de huérfanos durante 28 años, en el hospital de Vichy, a partir de 1945.

Pasó otros 30 años en una residencia para ancianos en la ciudad de Marches, en Saboya, antes de trasladarse en 2009 a Tolón. Desconoce cuál es el secreto de su longeva vida, lo único que recuerda es que "he tenido muchas desgracias en la vida". Sin embargo, este jueves será distinto, lo va a celebrar con su familia, tiene muchos sobrinos-biznietos, y con su postre preferido, "tortilla noruega".

COMPARTIR: