29 de octubre de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El doctor Montel destaca la importancia del magnesio, zinc y vitamina C, a la que hay que acompañar con una cápsula de omega 3

Estos son los cinco suplementos alimenticios fundamentales en la prevención del Coronavirus

Los suplementos alimenticios pueden ayudar en la prevención del Coronavirus.
Los suplementos alimenticios pueden ayudar en la prevención del Coronavirus.
La suplementación alimenticia puede convertirse en un importante activo en la prevención de Coronavirus ahora que los rebrotes están generando una segunda ola de contagios. Hoy, el doctor Luis Montel, un reputado conocedor de la materia, nos informa de cuáles son los cinco suplementos más recomendables y nos da las claves de sus características y beneficios principales en la lucha contra la pandemia.

La pandemia de Covid-19 sigue presente en nuestras vidas. Los continuos rebrotes han sumido a España en una segunda ola que podría alargarse durante meses. Teniendo en cuenta esto, conviene prepararse lo mejor posible. En este sentido, la suplementación alimenticia constituye un factor importante como medio de prevención. Para informar sobre este tema, elcierredigital.com ha contactado con el doctor Luis Montel Ramírez, urgenciólogo, director médico de la clínica madrileña Future Health Plus y director médico de la Asociación Madrileña de Afectados por el Covid (AMACOVID), que ha atendido amablemente las preguntas de este medio.

Para comenzar, este experto subraya que el tema de la suplementación alimenticia ha de abordarse desde dos vertientes. La primera es la del equilibrio ácido básico del cuerpo, que incluye a su vez el equilibrio hídrico. En definitiva, según sus palabras “la hidratación del organismo”. El concepto de hidratación es, de acuerdo con Montel, de gran relevancia: “Cuando hablamos de hidratación, no nos referimos a que el organismo tenga mucha agua, sino a que tenga hidratado el sistema intracelular. El agua dentro de la célula es el medio donde se disuelven todos los componentes tóxicos que la célula libera, donde se neutralizan las impurezas y donde tienen lugar la mayoría de las reacciones orgánicas de las células”.

El doctor Luis Montel.

Tal como explica el doctor, para que una célula esté hidratada celularmente necesita, además del agua, lo que Montel define como “factor mineral”, la segunda de las vertientes desde las que hay que analizar la suplementación alimenticia. Dicho factor se refiere a las moléculas de sodio y potasio. Mientras que este último está dentro de la célula, el sodio se encuentra fuera para equilibrar sus membranas. Las dietas con exceso de cantidad de sodio desequilibran la estabilidad hídrica de las células, pues esta sustancia las deshidrata sacando el agua intracelular al exterior. Esto podría llegar a provocar problemas posteriores como la hipertensión o el síndrome de insuficiencia renal.

En este contexto, Montel recomienda el consumo de potasio, un alimento que aporta fundamentalmente el plátano. La ingesta de una pieza de esta fruta al día nos aportaría la ración diaria de potasio que el organismo requiere. Pero, a diferencia de nuestra costumbre habitual, este experto afirma que “no lo debemos comer en su etapa madura, porque ahí la sacarosa que lleva dentro se ha transformado en fructosa, lo debemos comer cuando está pasando de medio verde a medio maduro, cuando está en un punto intermedio”. El consumo de este alimento, que estabiliza los niveles de glucosa en sangre, además, es recomendable porque aporta vitamina A, magnesio y otras sustancias útiles al organismo como manganeso y pequeñas cantidades de zinc.

El plátano es un alimento rico en potasio.

Llegados a este punto, una vez hidratados y con un balance correcto del “factor mineral”, estamos en disposición de darle al organismo cinco elementos alimenticios fundamentales en la prevención del virus que está causando estragos en todo el planeta. Todos han de ingerirse, eso sí, de acuerdo con las cantidades y dosis recomendadas por expertos médicos, a quienes se debe consultar para que su entrada al organismo no sea aleatoria. A continuación, el doctor Montel nos cuenta sus principales beneficios.

Hierro

El doctor Montel defiende que tenemos que tomar un suplemento de hierro para garantizar las necesidades mínimas. El hierro es el responsable de la formación de glóbulos rojos, que realizan el intercambio gaseoso a nivel pulmonar: “Cuando el glóbulo rojo entra al alveolo pulmonar, libera el CO2 y atrapa el oxígeno, con lo cual una cantidad estable y fisiológicamente asumible de glóbulos rojos en sangre se puede traducir como una mayor capacidad de oxigenar la sangre y eliminar el CO2, de manera que será más fácil para el organismo alcalinizarse”, explica Montel.

El hierro ayuda a la formación de glóbulos rojos.

Las personas con un bajo nivel de glóbulos rojos padecen de cansancio, fatiga y debilidad muscular porque la capacidad de oxigenar al organismo se ve disminuida. Esto es fundamental, pues el oxígeno es el sustrato que utiliza el organismo para quemar la glucosa y obtener energía. Por ello, el consumo de hierro es vital. Además, el hierro se acumula en el hígado y forma parte de la médula de los huesos, donde se producen todos los factores sanguíneos. Si el organismo tiene bajo nivel de tasa de hierro, sería mucho más vulnerable ante el Coronavirus.

Vitamina C

Crucial en el desarrollo de la vida humana, puesto que no la producimos. Permite mantener un equilibrio antioxidante adecuado. Interviene en cientos de reacciones enzimáticas como sustrato. Además, permite la absorción del hierro por parte del organismo. Uno potencia al otro. Del mismo modo, la vitamina C impide la oxidación de la médula ósea, tiene una función bactericida en sangre y, sobre todo, alcaliniza nuestra sangre, algo fundamental en la lucha contra el Covid-19: “al virus no le gustan los ambientes alcalinos, prefiere los ácidos, propicios para que florezca”, sostiene Montel.

La vitamina C está presente en muchos alimentos. 

Todas estas cualidades convierten a la vitamina C en “un factor antienvejecimiento, porque protege el ADN y es fundamental para la formación de nuevas células y la reparación de tejidos dañados”, subraya el doctor. En general, las dosis altas de vitamina C no causan daño, pero, según este experto, hay que recordar que las dosis excesivas pueden causar síntomas como diarrea, náuseas o dolor de estómago. Los alimentos donde la vitamina C está más presente son las frutas. Montel recomienda tomar dos porciones, aunque el hecho de que la mayoría de las mismas sean de cultivo procesado provoca que no alcanzan los debidos niveles de esta vitamina. Por ende, “se impone la suplementación de la vitamina C como un gesto de la vida diaria”, señala el médico.

Vitamina D

Es un suplemento indispensable para la formación de leucocitos, linfocitos, para la estabilidad funcional de macrófagos y fagocitos y para el control de los procesos inflamatorios. En este sentido, Montel apunta: “es un factor tan importante que el menor índice de su déficit ya nos pone en riesgo de infectarnos del Covid y de cualquier otro microorganismo”. Además, participa en más de 300 reacciones enzimáticas, tiene un papel primordial en la absorción del calcio y la preservación del magnesio corporal.

La vitamina D se vincula a los niveles de estrés y ansiedad del organismo.

Por si fuera poco, le han encontrado relación con los estados de estrés y ansiedad. De hecho, en situaciones como un confinamiento excesivo o una reducción de la exposición a la radiación solar, este doctor indica que la vitamina D sufriría para poner en marcha su segundo ciclo de transformación, activarse y ser utilizada en nuestro cuerpo. Por último, hay que mencionar que esta vitamina también es un factor antienvejecimiento, pues interviene en la reparación celular. Montel aconseja salir al aire libre para que se active y, asimismo, hacer ejercicio físico que “predispone al organismo para la absorción y funcionamiento de esta vitamina”.

Zinc

Montel define el zinc como un elemento que contribuye a la potenciación del sistema inmunitario, la curación de heridas, la formación de nuevas células y la elevación de los niveles de testosterona. En cuanto a estos últimos, el doctor afirma que el zinc optimiza el balance testosterona-cortisol, ya que el cortisol es el mediador químico del estrés y la manera fisiológica de combatirlo es, o bien eliminar el cortisol por vía renal, o bien que el organismo fabrique más testosterona y hacer que esta siempre esté por encima de los niveles de cortisol en una proporción de 4 a 2.

Suplementos alimenticios de zinc.

Y es que el cortisol “es el mediador químico que se fabrica por los riñones en situaciones de estrés, desmineralizando nuestro organismo y haciéndonos más débiles al enfrentarnos a patógenos como el Covid-19, de ahí la importancia de la suplementación de Zinc”, explica el doctor. El Zinc, según su recomendación, debe tomarse por la noche, antes de dormir. Además, hay que tener mucho cuidado con él, porque si nos pasamos podemos caer en dosis tóxicas. En su consumo, no se deben superar los 25 miligramos diarios, pues se correría un riesgo de fomentar una potencial competitividad con el cobre.

Magnesio

De acuerdo con el doctor Montel, el magnesio es “el principal estabilizador y guardián de la entrada y salida de todos los elementos nutricionales en nuestro organismo”. Constituye el principal catión intracelular tras el potasio. Participa en la formación de hormonas tiroideas y por consiguiente de tiroxina. Este factor es vital para la funcionalidad normal de todos los tejidos y órganos de nuestro cuerpo. Asimismo, elimina contracciones, interviene en la protección y preservación de huesos, músculos y articulaciones, es desintoxicante por sí mismo y también alcalinizante, disminuyendo cansancio y fatiga.

Montel incide sobre su importancia: “Promueve la obtención de energía y el metabolismo energético normal, por eso cuando hay déficit de este mineral encontramos cansancio y fatiga asociados. También es un mineral antiestrés que promueve el sueño y el descanso efectivo, así como la salud de nuestros dientes y mucosas. Su necesidad es imperiosa”.

El cuarteto definitivo para prevenir el Coronavirus

Para concluir, este reputado experto defiende la existencia de una tríada que, sumada a otro componente, eleva el sistema el sistema inmunológico y las defensas orgánicas contra el Covid-19: “300 miligramos de magnesio, 30 miligramos de zinc y 500 miligramos de vitamina C, acompañados de una cápsula de omega 3 de 500 miligramos. Ahí está la magia y la solución de la suplementación fundamental anti Covid”, sentencia Montel.

Luis Montel junto a otros dos doctores en un día de trabajo.

Esta es, según Montel, la clave maestra que los suplementos alimenticios pueden aportar al organismo para prevenir la pandemia.  Por tanto,  se recomienda su consumo en las dosis mencionadas para tratar.  De esta manera, armaremos al cuerpo ante el asedio al que el Coronavirus lo está sometiendo mientras llega la anhelada vacuna que someta al virus de forma efectiva. 

COMPARTIR: