05 de diciembre de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

En los casos más molestos, los acúfenos pueden alterar el sueño y llegar a interferir con la concentración y realización de actividades cotidianas.

¿Pitidos en los oídos? Los acúfenos ahora pueden curarse

Revisión de oídos
Revisión de oídos
Los acúfenos o zumbidos en los oídos son un síntoma frecuente en la población que se presenta entre un 10 y un 17% , pero en algunos de los casos, puede llegar a ser verdaderamente molesto y en algunas ocasiones es necesario realizar algún tratamiento específico. Suele ser un sonido como un pitido, zumbido, ruido de red eléctrica, etc. Los más frecuentes suelen ser los de tono agudo. En los casos en los que molestan, pueden alterar el sueño y llegar a interferir con la concentración.

Los acúfenos o zumbidos en los oídos son un síntoma frecuente en la población que se presenta entre un 10 y un 17% , pero en algunos de los casos, puede llegar a ser verdaderamente molesto y en algunas ocasiones es necesario realizar algún tratamiento específico con el contar con el apoyo de centros auditivos en Barcelona.

Suele ser un sonido como un pitido, zumbido, ruido de red eléctrica, etc. Los más frecuentes suelen ser los de tono agudo. En los casos en los que molestan, pueden alterar el sueño y llegar a interferir con la concentración y realización de actividades cotidianas. En la medida en que los acúfenos afectan a la vida cotidiana y no se consigue un descanso adecuado, el paciente se encuentra más irritable y cada vez se afecta en mayor medida su calidad de vida.

Los acúfenos o tinnitus son una percepción de ruido en los oídos o en la cabeza sin que exista una fuente exterior de sonido y sin que se registre una actividad vibratoria coclear, fenómeno que se produce ante un ruido exterior. Con frecuencia los pacientes con acúfenos refieren hiperacusia, un aumento de sensibilidad hacia los ruidos externos que hace que se toleren peor.

Ante la presencia de este síntoma, es necesario explorar el oído y la vía auditiva para descartar que no exista un problema a nivel central. Si no existe ninguna causa que lo justifique y el paciente está muy molesto, se pueden realizar distintos tratamientos para mejorar estos ruidos.

En la actualidad se desconocen las causas, pero se sabe que lo que provoca la molestia es una disfunción de la vía auditiva que es reversible y puede tratarse con la terapia de reentrenamiento o habituación (TRT).

Los factores que pueden facilitar su aparición son: la hipoacusia o pérdida de audición, las infecciones de oído, la exposición a ruidos fuertes, los fármacos ototóxicos, como el ácido acetilsalicílico, la quinina y algunos antibióticos. También puede provocarlo los tapones de cerumen y los tumores del nervio acústico.

Otras causas como problemas en la columna vertebral, disfunción temporomandibular, hipertensión arterial, etc. Algunas circunstancias pueden hacer notar un aumento de los acúfenos en el oído como son los ruidos fuertes y situaciones de estrés.


Síndrome de Meniere

El síndrome de Méniere, también enfermedad de Méniere, es un padecimiento que afecta al oído interno, causada por el aumento de endolinfa en el laberinto o por una inflamación del mismo, caracterizada principalmente por episodios de vértigo, que suele manifestarse acompañada de acúfenos o tinnitus (mencionado antes) e hipoacusia, los cuales son previos al vértigo. 

Las crisis vertiginosas aparecen casi siempre en episodios repentinos que pueden durar horas o días y se repiten periódicamente. La pérdida de audición es fluctuante y evoluciona con el paso de los años a una hipoacusia o sordera irreversible. La enfermedad de Méniere afecta cerca de 190 de cada 100 000 personas. En lo que se refiere a su prevalencia en relación con el sexo, estudios recientes muestran que la enfermedad de Méniere afecta más a hombres que a mujeres. Su prevalencia aumenta con la edad, manifestándose generalmente en la edad adulta.

COMPARTIR: