03 de marzo de 2024
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La Fundación Madrina alerta de esta problemática, que cuesta más de 63.000 millones de euros al año al país, y propone medidas para afrontarla

Alarma por el aumento de pobreza infantil en España: El encarecimiento de alimentos, una de sus causas

/ Familias esperando para recoger alimentos en España.
Por primera vez en España un estudio coordinado por el Alto Comisionado contra la Pobreza Infantil mide el impacto económico generado por la vulnerabilidad de algunas familias en España. Según el estudio, un niño en situación de pobreza ganará de media 5.000 euros menos al año y es posible que en un futuro sufra depresión. Así lo constata la Fundación Madrina.

Cada año se producen 63.079 millones de euros en costes para paliar la pobreza infantil en España, lo que equivale a un 5.1 por ciento del PIB español de 2019. Así lo concluido el estudio realizado por primera vez por el Alto Comisionado contra la Pobreza Infantil.

El informe, impulsado por la Fundación “la Caixa” y elaborado por Olga Cantó, catedrática de Fundamentos del Análisis Económico en la Universidad de Alcalá  (Madrid), y  Libertad González, profesora de la Universidad de Pompeu Fabra Barcelona, ha señalado que calculando el coste de pobreza infantil se ha podido “dimensionar mejor la inversión y las medidas necesarias para combatirla”. Además, consideran que la estimación “elevada” recogida en el estudio indica que los recursos destinados, “si se hace de forma eficiente y desde edades tempranas, tiene un alto retorno económico y social”.

Según han expuesto las autoras, los resultados del estudio indican que para poder frenar la pobreza infantil, “además de ser una cuestión jurídica social, también lo es de inteligencia colectiva”, puesto que “crecer en pobreza tiene costes a largo plazo, no solo a nivel individual, sino también para el conjunto de la sociedad”. 

imagencolasdelhambre10feb2023

Familias haciendo cola para recibir alimentos.

Durante la presentación del informe en el auditorio de Caixa Fórum en Madrid, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha considerado los datos como una “conclusión demoledora” y ha resaltado que es una “terrible injusticia que el destino de un ser humano esté marcado de antemano por el lugar en el que viene al mundo. Al evento también han acudido la vicepresidenta Nadia Calviño y el alto comisario Ernesto Gasco.

Antes de que comenzara la pandemia, en España, más de dos millones de niños vivían bajo el umbral de la pobreza, lo que proporcionalmente son el 27.3% de todos los menores en España. Por debajo del ranking europeo se encuentra Rumania y Bulgaria. Entre 2006 y 2016, el problema se agravó más de un 70%, cuando uno de cada cuatro niños se encontraba en situación de pobreza crónica. Según las autoras del informe, “la pobreza infantil en España se ha vuelto, por lo tanto, mucho más crónica de lo que era a principios de este siglo”.

Fundación Madrina

La Fundación  Madrina ha presenciado en el último año un considerable incremento de vulnerabilidad dentro de familias con menores a cargo, señalando que “se dobla el número de personas que acaban en las colas del hambre”.

fundacion-madrina-2022

Fundación Madrina.

 

Desde el encarecimiento de los alimentos infantiles, el aumento del family homeless por la escasez de alquiler, hasta la ausencia de atención sanitaria, son algunos de los factores que provocan, cada vez más, pobreza en el ámbito materno en España.

La creciente subida de precios de alimentos y alojamientos agrava, más y más, la pobreza “materno infantil”. Un hecho que ha derivado en la desaparición de la Sanidad Universal. Como consecuencia, Fundación Madrina ha tenido que realizar más de 2000 intervenciones pediátricas y ginecológicas en un año.

Según ha expresado la fundación “Nos preocupa especialmente la cantidad de menores y gestantes que no son atendidos en los centros públicos e incluso reciben facturas por los servicios sanitarios”. Y es que desde que se produjera la subida del coste de vida, los salarios y las ayudas cubren apenas el 100% de los costes.

empadronamiento-1

Papeles de empadronamiento.

En las family homeless no dejan de acoger a familias necesitadas, particularmente con menores a cargo. Como consecuencia, en los últimos años  ha aumentado el mercado negro de “okupaciones” y “empadronamientos” en España. Para poner fin a este grave problema, Madrina ha presentado 20 medidas para presentar “batalla a la pobreza materno infantil”.

Problemas más demandados en el 'call center' de la Fundación Madrina

En un año, el centro de recepción de llamadas de la fundación ha recibido más de 37.000 llamadas de emergencia de familias vulnerables y, entre ellas, 400 derivaciones mensuales de casos desde Servicios Sociales.

Según indica la fundación, “en un 60 por ciento de las llamadas las familias demandan alimentos, especialmente alimentación e higiene infantil”. Un caso alarmante que vuelve a preocupar a la fundación es la solicitud de alimentos por parte de familias alojadas en los “Pueblos Madrina”, quienes ya habían conseguido independencia económica al conseguir alquileres más baratos y un trabajo con el que poder cubrir sus gastos. Todo esto indica que  “la escalada de precios de los alimentos está aumentando la pobreza materno infantil de manera alarmante y acelerada en este año”.

Otra de las demandas más solicitadas es la asistencia sanitaria, donde se han llegado a cubrir más de 2000 intervenciones pediátricas y ginecológicas en tan solo un  año. El motivo que impide la atención sanitaria de niños y madres en los centros de salud y hospitales es la falta de documentos y empadronamiento, un hecho que preocupa en alto grado, debido a la gran cantidad de menores y gestantes que no pueden ser atendidos en los centros públicos, donde incluso “reciben facturas por los servicios sanitarios recibidos en centros de salud y hospitales”.

En tercer lugar, las demandas de alojamiento también son muy usuales. En España los alquileres de habitaciones han aumentado un 300% en los últimos años, lo que ha provocado el “aumentando drástico de las familias en situación de calle o a punto de perder su hogar”, especialmente con menores a cargo.

Desde los 300 euros que se pagaban hace años por el alquiler de un piso, hasta los 800 euros que cuesta hoy en día. A lo que se añade la exigencia de presentar como mínimo “avales, 3 nómicas y dos meses por anticipado”, que hace que familias vulnerables no puedan acceder a una vivienda digna.

Y es que, sin ir más lejos, algunos precontratos indican que “no aceptan niños, mascotas, ni embarazadas”. “Si te quedas embarazada te echan”. Hechos que están provocando que muchas de las ciudades más grandes del país se estén convirtiendo en lo que han denominado como “trampa mortal” para las familias que se encuentran en esta situación. 

COMPARTIR: