11 de agosto de 2020
|
Buscar
EDICIÓN VERANO

Shincheonji llegó a ser el principal foco de propagación de la pandemia en el país asiático y ahora su sangre sirve para curar a otros

Utilizan el plasma de fieles de una iglesia en Corea del Sur para fabricar vacunas contra el coronavirus

El tratamiento con plasma ha sido positivo para los infectados.
El tratamiento con plasma ha sido positivo para los infectados.
Medio millar de fieles de la iglesia Shincheonji han donado su plasma sanguíneo en Daegu para la investigación de tratamientos contra el Covid-19. Todos los fieles habían dado positivo por coronavirus previamente y lo habían superado. Los primeros estudios han revelado una tasa de mejora de muy alta para aquellos pacientes tratados con plasma sanguíneo de antiguos infectados.

Las autoridades sanitarias de Corea del Sur, en concreto el Centro para el Control y Prevención de Enfermedades de Corea (KCDC), en cooperación con la Cruz Roja Internacional, están tratando de desarrollar mecanismos para luchar contra el Covid-19. La última iniciativa tiene el objetivo de crear un tratamiento eficaz utilizando como punto de partida el plasma sanguíneo de pacientes que se han recuperado de esta infección. Los primeros donantes han sido 500 miembros de la iglesia Shincheonji, ubicada en la ciudad de Daegu.

El KCDC habilitó a partir del 13 de julio tres centros de donación móviles en la zona del hospital de la universidad nacional Kyungpook. Una vez conocida la medida (un mes antes de que los dispositivos móviles fueran desplegados), hasta 4.000 fieles de la iglesia Shincheonji mostraron su intención de donar su plasma sanguíneo. No obstante, hasta el 10 de julio únicamente 50 miembros de la organización habían podido donar, puesto que la ciudad de Daegu solo contaba con tres hospitales con medios para recibir y gestionar el plasma. En las siguientes semanas el número de donaciones de integrantes de la Iglesia recuperados del coronavirus ascendió hasta las 500. Esta cifra representa, según los datos ofrecidos por el país asiático, un aumento del 200% en las donaciones de plasma de Corea del Sur.

Las donaciones de plasma de infectados son claves en la lucha contra la pandemia.

La seguridad de la terapia de plasma ya había sido comprobada en una investigación de la clínica americana May, en la que se analizó sus efectos sobre 20.000 personas. El plasma sanguíneo recaudado en Corea, una vez se completaron las pruebas clínicas pertinentes, fue analizado y, posteriormente, destinado a la investigación y desarrollo de nueva inmunoterapia, algo que se espera que pueda derivar en la elaboración de medicinas y tratamientos eficientes frente al Covid-19. Los primeros resultados fueron alentadores. De acuerdo con las concusiones de un ensayo citado por UpToDate, los pacientes tratados con plasma donado mostraron una tasa de mejoría muy superior a la del resto enfermos. Los afectados que fueron sometidos a terapias estándar mostraron una mejoría en el 68% de los casos. En cuanto a los tratados con plasma, la tasa de mejoría aumentó sensiblemente hasta el 91%.

A pesar de las generosas donaciones de los fieles, hay que recordar que la iglesia de Shincheonji se convirtió hace unos meses en el principal foco de propagación de la pandemia en Asia fuera de China, algo que no solo es responsabilidad de esta iglesia, sino también de un gobierno que, pese a la insistencia de la población civil,  tardó un tiempo precioso en cerrar las fronteras de esta nación asiática.  En cualquier caso, hasta 9.300 miembros de esta entidad fueron aislados en marzo, aunque para entonces se había propagado el virus por el resto del país. Los funcionarios sanitarios incluso barajaron la posibilidad de que el paciente cero de Corea del Sur fuera miembro de esta institución, algo que luego resultó no ser cierto, puesto que , antes de que se infectara la primera paciente de esta organización, se constató la existencia otros 30 positivos por Covid-19 en el país surcoreano.

Lee-Man-hee lidera esta iglesia en Corea del Sur. 

“Esta donación es lo que queremos aportar como un sincero agradecimiento al sistema médico y al personal del gobierno de Corea del Sur que trabajaron arduamente para ayudar a los miembros de nuestra iglesia a recuperarse”, afirmaba a principios de julio Kim Young-eun, coordinadora de medios de Shincheonji. El precio del mililitro de plasma fluctúa entre los 350 y los 40.000 dólares. Por tanto, la donación aliviará las arcas de las compañías de biotecnología de todo el mundo, pues el valor del cargamento de Shincheonji sería de unos 83.000 millones de dólares.

COMPARTIR: