01 de junio de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Hay fundaciones que, pese a quedar primeros con sus proyectos, no han recibido el dinero porque sus gestoras están intervenidas por Hacienda

Los investigadores biosanitarios denuncian que la Administración les “tira” los proyectos sin motivo alguno

Los investigadores biosanitarios piden explicaciones a la Junta de Andalucía sobre por qué desechan sus proyectos
Los investigadores biosanitarios piden explicaciones a la Junta de Andalucía sobre por qué desechan sus proyectos
Hay proyectos que pueden durar hasta tres años entre investigaciones, búsqueda de presupuestos e incluso redacción de artículos para revistas científicas, por lo que, no conseguir el dinero para llevarlo a cabo puede suponer un agravio para los investigadores. El proyecto puede llegar a ocuparles el 75 por ciento de sus quehaceres diarios. Algunos investigadores biosanitarios denuncian a elcirredigital.com que la Administración les “tira” los proyectos sin motivo alguno.

Ahora que la pandemia del Covid-19 abruma a la población, hay un sector fundamental que lucha contra ella: los investigadores. Ellos son los encargados de sacar proyectos adelante que luego tengan una utilidad médica. Sin embargo, hay algunos investigadores que han visto como muchos de sus proyectos han sido desechados sin saber por qué, incluso consiguiendo puntuaciones muy altas el día de la evaluación final.

Los investigadores biosanitarios denuncian a elcirredigital.com que la Administración les “tira” los proyectos sin motivo alguno. Algunos de los casos han ocurrido, presuntamente tras veredicto de la Junta de Andalucía. En el sector de la investigación biosanitaria en la Comunidad de Andalucía hay fundaciones que dependen de una entidad gestora. “Tu presentas proyectos para conseguir una financiación en una convocatoria pública con una serie de condiciones”, explican desde el sector de investigación biosanitaria a elcierredigital.com.

Durante el proyecto hay un tiempo de evaluación para la puntuación con quince días de alegaciones y, posteriormente, sale la lista donde queda reflejado que proyectos son aceptados y cuales reciben el dinero. En una convocatoria, “quedamos entre los primeros”, señalan dentro de este sector que indica que “llaman a nuestra jefa y le dicen que la Fundación no recibe el dinero porque la entidad gestora, encargada de gestionar el dinero, no puede recibirlo porque está intervenida por Hacienda. Todos los proyectos se quedaron sin financiación”.

Convocatoria_Andalucia_1

Convocatoria de los proyectos por la Junta de Andalucía

Por eso, desde este sector hay investigadores que “no entendemos cómo es que esta entidad participara sin haberlo consultado antes”. Ese es el problema que ha evitado que varios grupos de investigación en Andalucía llevaran a cabo sus proyectos, los cuales pueden llevar entre uno y tres años.

Tres años o más de trabajo perdidos

El tiempo que conlleva la preparación de un proyecto desde su inicio hasta su presentación puede ser de hasta tres años. “Entre búsqueda, presupuesto, presentarse a convocatorias, etc”, explican desde dentro de los grupos de investigación, que indican que “hay que hacer redacción de artículos y enviárselos a revistas científicas. Solo en los artículos puede llevar tres o cuatro meses”.

Investigacion_biosanitaria

Investigadores biosanitarios muestran su descontento porque desechan sus proyectos sin apenas motivos

Algunos proyectos duran más tiempo ya que han sido realizados en el pasado, pero se les da continuidad debido a que, anteriormente, han tenido una utilidad médica. Por lo tanto, los investigadores deciden llevarlo de nuevo adelante en un siguiente proyecto. Por ello, el trabajo puede incluso durar el doble del tiempo estimado.

“Nuestro proyecto llegó a dar una utilidad médica, por lo que sería interesante seguir. Es (el proyecto) la continuación de tres años anteriores. En total puede ocuparte un 75 por ciento de tu tiempo”, señalan desde el sector de investigación biosanitaria.

Dudas sobre la elección de proyectos

Una vez descartados los proyectos presentados en Andalucía en el año 2018, como explican desde este sector, “se ofrece a los investigadores afectados recibir la financiación con fondos privados. Algunos aceptan, otros se niegan”.  Pasa el tiempo, y los grupos se presentan al año siguiente. “Volvimos a presentar el proyecto en la misma convocatoria. Lo increíble fue como nuestro proyecto pasó de tener 90 y pico puntos el año anterior a 70 y pocos en el siguiente.

Para algunos equipos de investigación biosanitario, lo “sangrante” es como se llevó a cabo todo aquello. “En la misma convocatoria del año siguiente, en 2019, los investigadores que se negaron a recibir esos fondos vuelven a presentar el proyecto. Por poner un ejemplo, el proyecto que te indicaba antes, verás que baja significativamente su puntuación, desde el primer lugar hasta muy abajo en la lista de ‘suplentes’. Ocurre lo mismo en otros”, explican desde este sector.

Convocatoria_Andalucia_2

Sistema de puntuación

Por eso, surgen dudas en los equipos de investigación de Andalucía sobre desde donde llega el dinero para los proyectos que quedaron por detrás de los primeros y que fueron  descartados inicialmente. "Si eran proyectos que se habían quedado fuera, y la entidades no tienen fondos, cómo hicieron llegara ese dinero a estos grupos”, señlan a elcierredigital.com. 

COMPARTIR: