05 de diciembre de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

SUECIA HA SIDO EL PRIMER PAÍS EUROPEO EN EMITIR BILLETES DE PAGO Y AHORA ESTÁ EN EL CAMINO DE RETIRARLOS, UN CAMBIO QUE ALERTA A LOS ECONOMISTAS

El ocaso del dinero en efectivo en Europa: "El pago digital va a dañar a muchos trabajadores"

El Cierre Digital en
/ Dinero en efectivo.
El uso de billetes y monedas como medio pago va cayendo poco a poco. Ya llevamos años experimentando nuevos métodos de pago pero con la pandemia, el uso digital o de la tarjeta se ha incrementado de forma considerable. El dinero en efectivo está cayendo en el olvido aunque sigue siendo popular a la hora de ahorrar. Esto sucede en la mayoría de las economías desarrolladas del mundo y ahora ha sorprendido la decisión de la sociedad sueca, que podría poner fin al uso de efectivo en 2023.

Suecia es un país que siempre ha ido a la vanguardia en cuanto a la economía se refiere, además de ser el responsable de la emisión del primer billete del mundo, en el Banco de Estocolmo, como una alternativa al uso de monedas en 1661. Ahora también será el primer país en poner fin a su uso. Sin embargo, la fecha no se conoce. Expertos en economía apuntan a elcierredigital.com que “a lo largo de la historia, los futurólogos que han intentado escribir una fecha en su epitafio siempre han fallado en sus predicciones”, en referencia a cuándo podría ocurrir este hecho.

Estos expertos explican que “una sociedad sin dinero en efectivo será una verdadera distopía para los colectivos más vulnerables y el paradigma de la desigualdad”, según las conclusiones a las que se llegó en la jornada debate “El dinero en efectivo, una cuestión de derechos”.

Riksbank, el principal banco del país sueco, explica a través de su web que en el año 2010 el 39% de las personas hacían uso del efectivo de manera habitual para sus pagos y que, diez años después, en 2020, ese porcentaje cayó hasta el nueve por ciento. Incluso algunos datos de 2021 rebajan la cifra al siete por ciento. Por estos motivos, el país baraja terminar con el uso de efectivo como medio de pago de cara al próximo año.

El primer billete de Europa

Joahn Palmstruch fue el fundador del Banco de Estocolmo, el primer banco de Suecia y el que emitió los primeros billetes. Todo comenzó en 1660, cuando el gobierno central había comenzado a acuñar nuevas monedas de un peso inferior a las anteriores y este hecho provocó que muchos depositantes quisieran recuperar sus antiguas y más pesadas monedas porque tenían un valor en metal más alto. Esto generó un pánico bancario porque fue mucha gente la que retiró sus monedas de los depósitos a la vez sin dejar nada en los bancos.

Para contrarrestar este movimiento, Palmstruch decidió empezar a emitir certificados de depósito, que era un “papel” con valor elevado, ya que le daba al dueño el derecho a retirar su cantidad de monedas depositada. Lo moderno que tenían estos certificados o notas de crédito era que el banco ya no dependía de tener que tener dinero depositado para poder dejarlo. Con los nuevos certificados, se empezaron a entregar como un tipo de préstamos del banco. Su utilización valía para comprar cualquier cosa y fue de esta manera, como se consideraron los primeros billetes en Europa.

certificado-billete-suecia

El primer certificado de depósito

Lo más novedoso de estos nuevos billetes fue que no estaban vinculados a ningún depósito, sino que se confiaba en que el banco pagaría el valor del billete en monedas al pedirlo: pero no fue así. Los billetes de banco se hicieron muy populares porque además eran menos pesados que las monedas de cobre. Durante los siguientes años, el banco imprimió cada vez más billetes.

Tal fue la impresión de billetes, que ésta provocó una caída del valor de los mismos, lo conocido ahora como inflación. Los ciudadanos exigieron entonces la devolución de sus monedas, pero el Banco de Estocolmo no contaba con suficientes y exigió la devolución de los préstamos que había otorgado a través de los nuevos billetes. Se llegó a la quiebra bancaria y muchas personas sufrieron problemas financieros.

Suecia, a la cabeza de Europa

Suecia, además de los billetes, siempre ha sido un país con mucha iniciativa en cuanto a las finanzas y la regulación se refiere. Tanto es así, que entre los años 1661 y 1668, el Riksbank se convirtió en el primer banco central del mundo. A finales de la década de 1980 y principios de los 90, los bancos suecos fueron los primeros en introducir pagos con tarjeta.

Ahora el país también se enfrentará en ser el primero en el que los pagos en efectivo dejarán de existir. Expertos en economía explican a elcierredigital.com, que esperan que esto “no sea así. Perjudicaría a muchos trabajadores. A los ricos les da igual, ponen su dinero o el oro en cualquier país del mundo, en estos momentos en paraísos fiscales". 

No se producirá un cambio global

A pesar de que los pagos son cada vez más digitales, en muchas sociedades se ha incrementado la emisión de dinero en efectivo como medida al ahorro, aunque hay que recalcar que en un entorno donde los tipos de interés están al alza, mantener el dinero en efectivo puede suponer una mala decisión financiera.

Con la nueva era de la inflación y los altos tipos de interés sí que se producirá una mayor transición hacia los pagos digitales, pero el efectivo seguirá siendo esencial. Más de una de cada cinco personas siguen sin poseer nada en los bancos y sólo dependen del dinero en efectivo. Las personas más mayores de la sociedad y los que hacen pagos de pequeñas cantidades, dependen de las monedas y los billetes. El uso del dinero de manera tradicional sería necesario si se produce un desastre natural, cuando el acceso a pagos digitales pudiera quedar interrumpido. Otra ventaja, es que no es vulnerable ante piratas informáticos o ataques cibernéticos.

COMPARTIR: