25 de mayo de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Esta enfermedad es una de las principales causas de muerte en el mundo y España, donde se estima que en 2022 se alcancen 280.100 nuevos diagnósticos

Un científico catalán descubre un anticuerpo que podría frenar el avance del cáncer y la metástasis

Ensayo clínico.
Ensayo clínico. / La investigación ha descubierto un anticuerpo que bloquea las vías de crecimiento de las células cancerígenas.
El cáncer es una de las principales causas de muerte alrededor del mundo y también en España. El científico catalán Eduard Batlle, director del laboratorio de cáncer de colon del IRB, junto a su equipo y la empresa holandesa Merus N. V., ha descubierto un anticuerpo que podría ser efectivo para crear fármacos destinados a frenar el avance del cáncer y la metástasis. La investigación se encuentra en la fase de ensayo clínico y se espera tener noticias positivas en los próximos meses.

El cáncer es una de las enfermedades más habituales en la sociedad, además de una de las principales causas de muerte a nivel mundial. Por ejemplo, en el año 2020 se estima que unos 10 millones de personas murieron a causa del cáncer y más de 18 millones de personas fueron diagnosticadas de cáncer en todo el mundo. Es por ello que la ciencia se encuentra siempre en movimiento y realizando investigaciones dirigidas a acabar con la enfermedad o, al menos, reducir su mortalidad.

El científico catalán Eduard Batlle, director del laboratorio de cáncer de colon del Instituto de Investigación Biomédica –IRB por sus siglas en inglés– de Barcelona, está al frente de una investigación que ha descubierto un anticuerpo (MCLA-158, llamado Petosemtamab) que se ha convertido en el primer aspirante a ser un fármaco dirigido a las células madre del tejido canceroso de tumores sólidos que podría prevenir la propagación del cáncer y la metástasis.

La investigación de Batlle

Eduard Batlle, líder de la investigación, publicaba en la revista especializada Nature Cancer los datos preclínicos que han llevado, tanto a él como a su equipo, al descubrimiento del anticuerpo MCLA-158. En la publicación se explicaba el mecanismo de acción de este anticuerpo sobre las células madre del cáncer, que son las encargadas de organizar el sistema celular que permite replicar las células cancerígenas y que el tumor siga creciendo.

Después de testar más de 500 anticuerpos diferentes dieron con el mencionado, que es candidato a convertirse en un fármaco destinado a frenar el cáncer. Este se ha utilizado en siete pacientes para probar su funcionamiento fuera del laboratorio, y los resultados han sido más que satisfactorios: en todos ellos el tumor redujo su tamaño y en uno de los pacientes incluso llegó a desaparecer completamente.

Eduard Batlle, líder de la investigación.

El anticuerpo que ha descubierto el equipo del investigador catalán actúa de tal manera que ayuda a controlar el crecimiento de los tumores y no permite la aparición de metástasis. Uno de sus grandes beneficios, además, es que las células sanas no sufren ningún daño, al contrario de lo que sucede en otros tratamientos como la radioterapia, puesto que las células madre sanas son vitales para el correcto funcionamiento de los tejidos. Según Eduard Batlle, funciona en cánceres de colon, de estómago y de esófago, así como en tumores en la cabeza y el cuello.

Según los investigadores, el Petosemtamab es un anticuerpo que reconoce y actúa sobre dos proteínas distintas de las células madre cancerosas: la LGR5 y la EGFR. La primera determina la superficie de las células madre del cáncer y la EGFR es la responsable de favorecer que las células se repliquen con facilidad y el crecimiento del tumor sea rápido y descontrolado. Por su parte, el anticuerpo descubierto por el equipo de Batlle hace que las proteínas mencionadas se degraden y, así, producir un bloqueo en las vías de crecimiento, expansión y supervivencia de las células cancerígenas.

Actualmente, la investigación del IRB en conjunto con la empresa biotecnológica holandesa Merus N. V. se encuentra en la fase de ensayo clínico. El objetivo no es otro que seguir probando el anticuerpo en pacientes para poder comprobar su eficacia, además de su seguridad y toxicidad, para asegurarse de que no provoque daños en los afectados por el cáncer. Se espera que, en los próximos meses, se publiquen nuevos datos sobre los ensayos clínicos que ya se encuentran en curso. Los investigadores esperan, con ilusión, que se confirme la efectividad del anticuerpo Petosemtamab para la lucha contra el cáncer.

El cáncer en España

Haciendo revisión del año anterior, se observan cifras alarmantes: en 2021 fueron 276.239 las personas diagnosticadas de cáncer en España. Según la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM), en 2022 se alcanzarán los 280.100 nuevos diagnósticos de casos de cáncer incrementando los datos anteriores. Algo que no es particular de este lugar sino que se trata de una tendencia mundial. Además, se estima que en el año 2040 la incidencia de esta enfermedad siga aumentando hasta llegar a los 341.000 casos entre los españoles.

Mortalidad estimada por cáncer en la población mundial y en España.

En 2021 el tipo de cáncer más diagnosticado fue el colorrectal, seguido de cerca por el de próstata y el de mama. Las estimaciones de la SEOM indican que se prevé que estos sigan siendo los tumores predominantes en el 2022, aunque se añade el cáncer de pulmón. La mortalidad estimada por cáncer en España en 2020 fue de más de 113.000 personas fallecidas, aunque en el estudio no se tuvo en cuenta la situación vivida durante los inicios de la pandemia de covid-19. Aun así, las estimaciones indican que en 2040 podrían aumentar hasta las 160.271 muertes.

Sin embargo, es necesario destacar que, tanto en España como en los países de su entorno, la supervivencia de los pacientes con cáncer va en alza y se ha duplicado en los últimos 40 años. Lo más probable es que, aunque sea una tendencia lenta, vaya aumentando en los años siguientes gracias al aporte de investigaciones como la del científico Eduard Batlle.

COMPARTIR: