07 de octubre de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

En los últimos meses ha aumentado el número de muertes a causa de esta lacra social, pero también lo han hecho las peticiones de ayuda

Día Mundial para la Prevención del Suicidio: Se empieza a romper el tabú de un problema que crece cada año

Cartel del Día Mundial de Prevención del Suicidio.
Cartel del Día Mundial de Prevención del Suicidio.
Este 10 de septiembre es el día Mundial para la Prevención del Suicidio, un problema del que la sociedad está cada vez más concienciada. Aunque hay más casos de suicidio cada año, desde la Asociación Internacional Teléfono de la Esperanza (ASITES) afirman que también hay más llamadas de auxilio. ASITES hará eventos culturales para darle visibilidad al tema mientras que se cumple un año desde que se implantó un plan de prevención en la Policía.

Este 10 de septiembre se celebra el día Mundial para la Prevención del Suicidio. Un problema de la sociedad al que cada vez se le da más importancia y visibilidad. El suicidio, poco a poco, va dejando de ser un tabú. Se empieza a hablar de ello en la televisión, en los centros educativos, en la calle, en las casas y en las instituciones públicas.

Las cifras son alarmantes. Los últimos datos aportados por el INE suman 3.941 muertes por suicidio en España en 2020, lo que supone un 7,4% más que en 2019 y el segundo año consecutivo de subida. Mueren por suicidio once personas al día. Once vidas truncadas por un sufrimiento extremo, insoportable de vivir, y ante el que no son capaces de encontrar alternativas. Once familias rotas por la pérdida y la impotencia de no haber podido ayudar a quien querían.

Alarmante es también la incidencia en la población joven en la que el suicidio en 2020 pasó a ser la primera causa de muerte por causas externas. Solo en ese año se contabilizaron oficialmente 300 muertes por esta causa en jóvenes de entre 15 y 29 años.

Suicidio.

Aumentan las llamadas al Teléfono de la Esperanza

En el Teléfono de la Esperanza se recibieron en 2021 un total de 7.793 peticiones de ayuda relacionadas con temática suicida (6.266 casos con ideación suicida, 1.251 casos de crisis suicidas y 276 suicidios en curso). Y los datos de 2022 ya apuntan a un incremento, habiendo recibido durante el primer semestre un total de 4.553 peticiones de ayuda por temática suicida, frente a las 3.412 peticiones recibidas en el mismo periodo de 2021.

En paralelo al incremento de la conducta suicida en población joven que se viene observando en los últimos años en España, también en el Teléfono de la Esperanza han aumentado las peticiones de ayuda de menores de 25 años, con 727 peticiones en el primer semestre de 2022 frente a las 565 del mismo periodo el año anterior.

Además de la atención telefónica, se ofrece orientación a los más jóvenes a través de un chat. Desde su puesta en marcha en febrero de 2022 hasta finales de junio se atendieron en el chat a 519 personas, de las cuales 225 eran menores de 25 años.

El suicidio se puede prevenir 

Desde la Asociación Internacional Teléfono de la Esperanza (ASITES) afirman que el suicidio, en muchas ocasiones, se puede prevenir. "Esta prevención pasa por la información y la sensibilización de la población, la formación de grupos claves para la detección e intervención, la atención inmediata de las personas con conducta suicida, la atención a familiares y personas allegadas y la coordinación de todos los dispositivos de ayuda", afirman.

Prevención del suicidio.

Añaden, también, que es necesario un Plan Nacional de Prevención de Suicidio para poder combatir este problema, ya que actualmente solo hay algunos planes autonómicos.

Esta necesidad la avalan los datos. El 10 de mayo de este año el Ministerio de Sanidad puso en marcha el teléfono 024, una línea de atención telefónica para la conducta suicida, en cuyo balance de actividad se informó de que en sus cuatro primeros meses de funcionamiento recibió más de 34.000 llamadas.

Por ello, este año la ASITES centra su campaña de sensibilización en torno al 10 de septiembre, Día Mundial de Prevención de Suicidio, en la necesidad de construir un Plan Nacional de Prevención del Suicidio, uniéndose bajo el lema Hagamos un Plan. Además, el Teléfono de la Esperanza realizará actividades artísticas y deportivas para sensibilizar.

Un año de la implantación del plan contra el suicidio en la policía

Elcierredigital.com informaba recientemente de la iniciativa de Hugo López Cuetos, un Guardia Civil que comenzó un reto en bici para concienciar sobre el suicidio. Una iniciativa que surgía de un servicio psicológico escaso por parte de la Guardia Civil.

Hugo López Cuetos en el inicio del reto.

Por su parte, la Policía Nacional implantó hace un año el Plan de Promoción de la Salud Mental y Prevención de la Conducta Suicida en la Policía, impulsado por el Sindicato Unificado de Policía (SUP). Aunque, según afirman, "queda mucho camino por recorrer, la Dirección General de la Policía debe cumplir con la totalidad del plan".

La conducta suicida en la Policía es un grave problema que afecta a toda la sociedad y también a los policías como parte de todo el colectivo y por sus especiales condiciones de trabajo. Basta consultar las estadísticas del INE para certificar que el suicidio ha crecido más de un 50% entre las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado (FCSE) durante los últimos años.

Entre las iniciativas de este plan destaca la puesta en marcha del teléfono de atención 915821043, donde un equipo de intervención psicosocial está disponible para los policías las 24 horas del día.

Sin embargo, desde el SUP reclaman que se deben potenciar "las Unidades Básicas Sanitarias que deberían atender la salud física y psíquica de los policías. La normativa obliga desde hace años a que se implanten 42 unidades sanitarias en toda España y, a día de hoy, nos encontramos con que sólo hay cinco en funcionamiento".

A pesar de esto, parece el el problema del suicidio va ganando visibilidad y dejando de ser, día a día, un tabú.

COMPARTIR: