16 de agosto de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Según la Universidad de Bath 'Nessi' fue m que vivió hasta el final del Cretácico

Científicos británicos definen al mítico monstruo del Lago Ness como 'pequeño plesiosaurio'

/ Famosa imagen del monstruo del lago Ness y un plesiosaurio.
/ Famosa imagen del monstruo del lago Ness y un plesiosaurio.
El monstruo del lago Ness, apodado como “Nessie”, fue fotografiado el 2 de mayo de 1933 por K. Macdonald. Nunca se ha sabido a ciencia cierta lo que realmente es esa especie, pero los científicos no han parado de trabajar para sacar adelante más resultados. La última novedad se remite a que un estudio científico ha aprobado que aquel ser vivo pudo ser un “pequeño plesiosaurio”.

Una investigación que ha realizado la Universidad de Bath (Reino Unido) confirma que los fósiles de pequeños plesiosaurios encontrados en un sistema fluvial de 100 millones de años que ahora es el desierto del Sáhara sugieren que “Nessie”, el monstruo del lago Ness, podría no ser un mito y sí una realidad "plausible".

Las características de este reptil marino son idénticas a las que se pueden observar en la famosa imagen de “Nessie”.  Los expertos tienen claro que se parece a un plesiosaurio prehistórico que tenía cuatro aletas gigantes, un cuello largo y una cabeza pequeña en proporción a su cuerpo.

Imagen artística de un plesiosaurio. 

No obstante, esta afirmación se hace extraña, pues ya se había dado por hecho que los plesiosaurios no sobrevivieron hasta la Edad Moderna. Con este nuevo estudio se puede empezar a pensar que duraron más de lo que se creía, y que además también pudieron habitar en aguas dulces, como el lago Ness en Escocia.

Un doble descubrimiento

Ya no solo se ha contrastado que la bestia del lago Ness pudo ser un plesiosaurio, sino que también pudieron vivir en aguas dulces. Además, un descubrimiento de los fósiles en un sistema fluvial de 100 millones de años que ahora se encuentra en el desierto del Sáhara de Marruecos sugiere que vivían en agua dulce, al igual que el lago Ness.

Sin embargo, durante la excavación se sacaron huesos y dientes de un plesiosaurio adulto de 9,8 pies de largo y un hueso del brazo de un bebé de 4,9 pies. Algunos de los seres que convivían con esta especie fueron las tortugas, peces, ranas, cocodrilos y el dinosaurio acuático Spinosaurus, uno de los más depredadores de la historia.

El punto de vista de los expertos

Los plesiosaurios fueron encontrados por primera vez en 1823 por la cazadora de fósiles Mary Anning. Desde un inicio se supo entre los científicos que esta especie prehistórica había sobrevivido hasta el final del Cretácico, pero con la última novedad, relacionada con el lago Ness, podría entenderse que alcanzaron la Edad Moderna.

Fósil de un plesiosaurio gigante en un museo. 

El Dr. Nick Longrich declaró: "Son cosas rudimentarias, pero los huesos aislados en realidad nos dicen mucho sobre los antiguos ecosistemas y los animales que habitaban en ellos. Son mucho más comunes que los esqueletos, te dan más información con la que trabajar. Los huesos y dientes se encontraron dispersos y en diferentes localidades, no como un esqueleto. Así que cada hueso y cada diente es un animal diferente. Tenemos más de una docena de animales en esta colección".

Sobre el descubrimiento de los plesiosaurios en aguas dulces dijo: "Realmente no lo sabemos, honestamente. Así es como funciona la paleontología. La gente pregunta, ¿Cómo pueden los paleontólogos saber algo con certeza sobre la vida de los animales que se extinguieron hace millones de años? La realidad es que no siempre podemos. Todo lo que podemos hacer es hacer conjeturas basadas en la información que tenemos. Encontraremos más fósiles. Quizás confirmen esas conjeturas. Tal vez no".

A modo de conclusión final, ¿Qué significa todo esto para el Monstruo del Lago Ness? Es un estudio “plausible”, es decir, todo parece indicar que la bestia comparte las características de los plesiosaurios, que no estaban confinados a los mares, habitaban en agua dulce. Pero se debe tener en cuenta que el registro fósil dice que los últimos plesiosaurios se extinguieron al mismo tiempo que los dinosaurios, hace 66 millones de años.

COMPARTIR: