14 de abril de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La labor humanitaria de la Fundación Madrina durante estos días de la borrasca Filomena ha contribuido a su supervivencia

Los niños de la Cañada Real en Madrid, auxiliados con mantas y bombonas de gas para combatir la hipotermia

Familias reciben ayuda. Foto Fundación Madrina
Familias reciben ayuda. Foto Fundación Madrina
Decenas de bebés recién nacidos y niños pequeños que habitan en la deprimida zona de la Cañada Real, en Madrid, están sufriendo como nadie los estragos del temporal de frío que azota estos días al país. Sin luz, ni calefacción, ni ropa de abrigo adecuada, son numerosos los casos de hipotermia registrados en este poblado y que están recibiendo el auxilio de ONG como Fundación Madrina.

Muchas familias españolas no pueden pagar la calefacción como consecuencia de la “crisis económica” de la pandemia, a la que se suma esta “segunda sacudida” grave del temporal de frío gélido. Las principales víctimas son los niños que están sufriendo las consecuencias de la “crisis económica” provocada por la COVID-19 y, ahora, con la “tormenta de nieve y frío gélido” que se cierne sobre Madrid, la situación se agrava aún más. Es el caso de lo que sucede en la Cañada Real, una zona deprimida de chabolas que se extiende desde Coslada hasta el límite municipal de Madrid y Getafe.

El pasado martes, la Cañada Real amanecía con decenas de bebés recién nacidos y niños pequeños con signos de hipotermia, en el hasta ahora día más frío del año. Sin luz, ni calefacción, ni ropa de abrigo adecuada, ni ropa seca que ponerse, estos niños han enfermado al igual que otros muchos de otras familias del país, generando una “crisis humanitaria” sin precedentes en España, y que coloca a estas familias en niveles de máxima “pobreza materno infantil” y en “nueva pobreza”.

Ayuda humanitaria

Ante esta situación, Fundación Madrina repartió este martes en la Cañada Real más de 2.000 menús de comida preparada, mantas, pañales y centenares de bombonas de gas para familias con niños y bebés recién nacidos con síntomas de hipotermia por el frío más gélido  de estos días.

Desde el pasado domingo, la Fundación, según informa, ha acudido diariamente a la zona con voluntarios para repartir comida, más de 2.000 mantas y despejar la nieve de las casas donde estaban las familias con menores atrapadas.

Así, estas familias de la Cañada Real, al igual que otras que atiende la Fundación Madrina, pudieron sobrevivir a este fin de semana gracias a las tres entregas de comida, mantas y sacos de dormir entregados los pasados martes, jueves y viernes. Asimismo, desde el pasado domingo se han realizado entregas diarias de comida, higiene infantil, ropa de abrigo, mantas y sacos de dormir.

Petición de auxilio en Cañada Real

Fundación Madrina decidió, al inicio de la pandemia, intervenir en la Cañada Real ante una petición de auxilio de sus habitantes. Desde entonces, las ayudas de la Fundación han sido semanales y van a cubrir el riesgo alimentario infantil y su seguimiento médico, hasta la total normalización de las familias afectadas, la mayoría sin lo básico para sobrevivir.

La labor humanitaria de la Fundación Madrina, que cada día abarca un mayor número de población “materno infantil”, a la que se suma “la nueva pobreza”, pone al límite los depósitos del bebe, de alimentos y ropas de adultos.

Debido a lo anterior, continúa la 'Campaña de Frío' para familias con bebés recién nacidos y embarazadas, y que no pueden pagar la calefacción, con el objetivo de proveerles de alimentos e higiene de bebe, mantas, bombonas de gas, estufas, ropa de abrigo, guantes y calcetines.

La labor de esta Fundación, https://madrina.org/donacion-puntual/  es posible  gracias, además, a la colaboración de empresas de restauración que donaron menús procedentes de colegios que no han abierto esta semana, las mantas y pañales fueron donados por particulares. Las bombonas de gas entregadas, que fueron compradas en diferentes establecimientos y distribuidores de gas de la Comunidad de Madrid por la propia Fundación Madrina, ya que las empresas productoras y distribuidoras ponían pegas para su donación o bien entrega a la Cañada Real, asimismo han estado desabastecidas las distribuidoras de gas hasta ayer martes. Asimismo la Fundación desea agradecer a voluntarios con todoterrenos 4x4 que han estado prestando su colaboración día y noche para llegar a las familias más necesitadas.

 

 

 

COMPARTIR: