26 de septiembre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Cómo evitar la violencia de género desde la niñez

La violencia de género sigue siendo una de las principales lacras de la sociedad actual. Pero, el esfuerzo de instituciones y especialmente de los ciudadanos se ha conseguido ya un avance importante, aunque puede no parecerlo, reconocer que la violencia de género es un problema muy grave problema que hay que erradicar.

Este reconocimiento es la base en la búsqueda de soluciones, que se circunscriben dentro del ámbito de la prevención y en la que destaca la educación como la principal herramienta para lograrlo.

Educando para erradicar la violencia de género

Las tareas de prevención contra la violencia de género en el ámbito educativo buscan disminuir el riesgo de ser maltratador, en el caso de los chicos, pero también el de ser víctima, en el caso de las chicas. En los primeros se busca que se rechace la mentalidad machista, que aún persiste en actitudes y costumbres, incluso percibiéndose de forma natural, de forma normal.

En las chicas, que puedan conocer y identificar el maltrato y así reconocer si han sufrido violencia de género, previniendo también así episodios más graves de violencia de género.

Para conseguirlo es importante que la prevención de la violencia de género en el ámbito educativo debe desarrollarse en todas las etapas, eso sí, adaptando el tratamiento a cada edad.

Así, en su etapa inicial, en la educación infantil, ya se debe fomentar el trabajo sobre el valor de la igualdad, como hay que resolver conflictos siempre por vías pacíficas y rechazar toda forma de violencia.

Ya en edades más avanzadas, especialmente desde la etapa media de la ESO (12 o 13 años), es muy importante centrarse en las relaciones personales, recalcando la completa incompatibilidad del amor con la violencia y así acabar con muchos tópicos como como los que relacionan el amor con el sufrimiento (“el amor más querido es el más reñido” o “quien bien te quiere te hará llorar”, aprendiendo a poner límites.

Cuando se acaba la ESO, a partir de los 14 a los 16 años, cuando las relaciones afectivas son mucho más comunes es importante, para ambos sexos, que se aprenda a detectar todo tipo de manifestaciones de abusos, que muchas veces no se tienen en cuenta o se minimizan como son los verbales, y que tienen una enorme gravedad. Y es que, en muchas ocasiones, es precisamente a partir de estas manifestaciones de abuso en la pareja se evoluciona hacia actitudes mucho más graves. Además es importante este conocimiento de forma global, ya que en muchas ocasiones son las personas del entorno en el que se está ejerciendo la violencia de género quienes la detectan, informan y ayudan denunciándolas y prestando su apoyo.

Cómo implementar la prevención en el ámbito educativo

Para conseguir estos objetivos tan ambiciosos como necesario es importante hacerlo de diferentes formas.

Por un lado, a través de planes globales en los centros escolares, como los planes de convivencia. Pero también, por supuesto, en las actividades que los profesores desarrollan desde las aulas.

Así, por ejemplo, en educación infantil en los propios materiales se recalcan aspectos tan importantes para crear una base sólida en valores tan importantes como es igualdad.

Lo que queda claro es que la educación es no solo fundamental sino que también eficaz y que el esfuerzo en estas etapas da como resultado disminuir una lacra tan importante como es la violencia de género.

 

COMPARTIR: