19 de octubre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La firma ha puesto en marcha recientemente una nueva nave de más de 5.000 metros cuadrados con la que sigue apostando la España vaciada

Mascarillas Béjar, el verdadero referente del textil sanitario de calidad de España, apuesta de nuevo por el futuro

Mascarillas Béjar.
Mascarillas Béjar.
Cuando el debate se dirime entre los cierres y la reestructuración de las fábricas que, fruto de la pandemia, rehicieron sus plantas de producción para adaptarse a las nuevas necesidades de material sanitario del mercado pandémico, Mascarillas Béjar, la empresa que surgió en la España Vaciada, ha vuelto a demostrar porque lograron ser un referente en toda España y ya piensa en OLIV y la agenda 2030 apostando con firmeza por su fabricación en Castilla y León.

La vida de Béjar ha sido famosa en todos los periódicos, televisiones y redes sociales por ser la sede de una empresa modelo de triunfo y superación, y hoy, en pleno debate de lo que se hará o no con las fábricas de mascarillas en España con el levantamiento de la obligatoriedad de llevarlas en exteriores el próximo 26 de junio,  la empresa más revolucionaria del textil sanitario español ha vuelto a demostrar porque son un referente único e internacional.

Desde Mascarillas Béjar, fuentes de la compañía nos aseguran que no solo no están pensando en bajar su nivel de producción o cambiar sus estructuras de fabricación actuales, sino que apuestan por seguir más que nunca trabajando desde Castilla y León, en Béjar, por asegurar y reforzar las fabricas de textil sanitario que España, afirman, no debe perder nunca más si quiere aprender de su historia reciente gracias a la pandemia.

Mascarillas Béjar. 

La realidad es que Europa y España sufrieron las consecuencias de no tener una infraestructura de fabricación propia en mascarillas, guantes y todo tipo de EPI sanitario y personal para cualquier emergencia sanitaria, puesto que se había deslocalizado totalmente su fabricación trasladándose a Asia, preferentemente a China, durante el dumping que devino tras el 2005 y que se acrecentó totalmente a finales del 2009. Europa y España se quedaron sin fabricaciones de estos elementos imprescindibles en la sanidad de sus países, y dependientes de la fabricación global, en especial china.

Hoy Mascarillas Béjar y Textil Béjar son, sin embargo, la respuesta y el máximo exponente de seguridad y protección internacional desde España con un 'made in Europe' seguro y necesario desde Castilla y León y con toda la fuerza de la innovación.

Fábrica de Mascarillas Béjar. 

La historia de esta empresa española, nacida en Béjar (Salamanca), es una historia de superación, constancia y tenacidad, de saber ver la urgencia que tenía todo un país a causa de la pandemia que hoy ya vemos como “del día a día” y con la visión empresarial de continuidad como pocos han manifestado a lo largo de este año y medio pandémico que se ha hecho denso y duro para todos.

Actualmente, Mascarillas Béjar junto a su matriz Textil Béjar, y con el apoyo del fondo ICW HOLDING, y tras mucho esfuerzo y constancia de todo el equipo, se ha convertido en una empresa y marca sólida, referente internacional de la fabricación de textil sanitario de calidad. Fabricando sus productos en España y vendiéndolos a nivel internacional.

Pero a veces, y más ahora que el debate sobre la mascarilla está en auge, cabe plantearse que ha sido y que es lo que ha llevado a la compañía hasta el éxito actual. Desde las Mascarillas Quirúrgicas IIR, su primera apuesta,  hasta la OLIV ecológica, transparente y ergonómica de hoy, han pasado meses en los que se creó la primera colaboración con diseñadores españoles de prestigio, la línea NAN30 (unas mascarillas de textil sanitario y con diseño quirúrgico, en las que apostaron por un filtro nanotecnológico que filtraba cerca del 100% del virus, y que además eran personalizables) fue una verdadera revolución y prueba de ello fueron los nombres excepcionales de los diseñadores que la firmaron; Devota&Lomba, Roberto Torretta, Ana Locking e Ion Fiz, fueron los elegidos para abanderar la apuesta de Mascarillas Bejar por la industria textil española. 

Las NAN300 fueron, además, las encargadas de cuidar la seguridad de las primeras ferias internacionales celebradas en IFEMA, como Mercedes Benz Fashion Week Madrid, la primera feria internacional que se realizaba en nuestro país, con un innovador formato híbrido y con un aforo reducido. Tras ello vino la siguiente edición de MBFWM, ESTAMPA y FITUR ya con las demandadas y nuevas en fabricación en Béjar, las necesarias FFP2 que además se presentaban en diferentes colores. Toda una apuesta de Mascarillas Béjar por la seguridad de todos y una muestra de su apoyo a la industria y diferentes empresas españolas.

Ahora, presentan sus revolucionarias OLIV, una mascarilla única, transparente, ecológica, ergonómica y diseñada en colaboración con MSM TECH que también ha decidido realizar desde Béjar, para así seguir apostando por la ciudad textil y por su capacidad productiva, creando empleo de calidad y expandir sus líneas de investigación y desarrollo.

Fábrica Mascarillas Béjar. 

Con todo ello, ha puesto en marcha recientemente una nueva nave de más de 5.000 metros cuadrados en dicha localidad, y con ello, seguir apostando la España vaciada. Como muestra de esta constante innovación e inversión, la firma ha adquirido en Lisboa la única fábrica de guantes de nitrilo que se encuentra en Europa, consiguiendo posicionar a la firma como un claro referente internacional en la producción de textil sanitario, ya que a ello hay que sumar la fabricación de batas, patucos, y demás productos de protección sanitaria.

Por eso hoy, Mascarillas Béjar sigue siendo un referente sorpresivo, de empresa sólida y con futuro, capaz de seguir apostando por no disminuir su producción de estos productos y continúa su apuesta por la producción española. Todo ello gracias al apoyo y la creciente demanda de Instituciones, Centros Clínicos y Hospitalarios, grandes empresas, etc. que están realizando sus pedidos para proveer a sus trabajadores de estos elementos de protección.

COMPARTIR: