23 de abril de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El médico mallorquín ha impulsado "Vacunas, salud y economía.com" con el fin de reivindicar que toda la población sea inmunizada y salvar la economía

Doctor Miquel Munar: "Ahora que tenemos vacunas, los políticos son incapaces de gestionarlas"

El doctor Miquel Munar.
El doctor Miquel Munar.
Ante el panorama desolador que la pandemia ha provocado, un sector de la sociedad civil comienza a reaccionar. Es el caso del Dr. Miquel Munar, médico balear e impulsor de la plataforma "Vacunas, salud y economía.com" con el fin de reivindicar que toda la población sea vacunada, salvar la maltrecha economía y reclamar a las Administraciones que se centren en los problemas reales de los ciudadanos.

Desde que se diera a conocer a finales del pasado mes de enero, la plataforma “Vacunas, Salud y Economía”, impulsada por el médico balear Miquel Munar, no cesa de recibir adhesiones y apoyos por parte de sectores económicos, productivos, sectoriales y civiles de Baleares. Aún así, los mensajes que difunden traspasan las fronteras autonómicas y aspiran a que calen hasta en Europa. Y es que lo que reclaman desde esta agrupación es, fundamentalmente, "una  garantía por parte de la UE y del Gobierno de tener las dosis de vacunas necesarias, para que lleguen, al menos, al 70% de la población, poder conseguir la inmunidad de rebaño y, de esta forma, salvar la economía", según ha explicado su promotor a El cierredigital.com

Sin embargo, la realidad que percibe el Dr. Munar, que se autodefine como "librepensador", es preocupante, según sus palabras, ya que, como remarca, "por parte de las Administraciones todo se reduce a propaganda". "Los hechos demuestran -añade- que vamos en la cola, y estamos asistiendo al espantoso ridículo que está haciendo la Unión Europea. Si desde allí no son capaces de solventar este problema, que dejen que lo resolvamos nosotros", aunque, como advierte, la pretensión de su plataforma "no es la de atacar, sino concienciar a la sociedad de la situación real porque al ritmo que vamos con la vacunación es imposible que en el verano esté vacunada el 70% de la población".

Desde su punto de vista, hay cuestiones que no admiten ideología, sino transversalidad y voluntad e interés por resolver la situación. En su opinión, "hemos dejado inconscientemente en manos de los políticos actividades sobre las que la sociedad tiene que organizarse y vertebrarse, ya que ya hemos podido comprobar hasta dónde llega la política".

"Las vacunas, el mejor método preventivo"

El Dr. Munar valora las vacunas como el mejor método preventivo y que han demostrado su eficiencia en países como Israel o Reino Unido que, a su juicio "han hecho los deberes y se encuentran en una situación que se empieza a normalizar y se retoma el pulso de la economía. Incluso aquí tenemos la evidencia de que con la vacuna en las residencias de mayores ahora  la curva es prácticamente plana". 

"La comunidad científica -añade- también ha hecho los deberes al conseguir en un tiempo estratosférico dar con la solución". Sin embargo, como lamenta, "ahora que tenemos las vacunas, los políticos son incapaces de gestionar su administración. Esto es tan duro que tiene casi tintes de actividad criminal. Estamos castigando a la sociedad, culpabilizando a sus sectores cuando realmente la culpa es de ellos", advierte.

"La UE, simple entelequia política"

Por tanto, desde su punto de vista, "lo que tendría que hacer la UE es permitir a los Estados que se resuelvan el problema, puesto que ha demostrado que no es más que una simple entelequia política y que no funciona para nada, sigue siendo el Mercado Común de hace décadas, y en los mercados los que mandan no son los políticos sino los lobbies. Así se dan las paradojas a las que asistimos. Se entrega por adelantado  el dinero a los laboratorios para que haya vacunas. Se pagan a equis euros y se venden por las farmacéuticas con el precio cuadruplicado. Ellos ganan y nosotros no disponemos de las vacunas que nos habían prometido. Y ante eso no somos capaces de tomar decisiones". Es por ello que se pregunta cómo  la sociedad no se levanta en masa para reclamar las vacunas. "Hemos interiorizado como patrones de normalidad cosas que no lo son", concluye este doctor.

COMPARTIR: