07 de octubre de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La importancia del cuidado de la salud en el embarazo

Realizar toda una serie de cuidados y unos hábitos saludables es vital durante todo el embarazo, desde el principio hasta el momento del parto. Unos cuidados en los que hay que tener en cuenta desde las pruebas médicas necesarias, alimentación, complementos a la ropa premamá adecuada.

Empezando por los cuidados médicos, a lo largo del embarazo hay que visitar regularmente al médico que le irá haciendo seguimiento a la vez que le prescribirá todo tipo de pruebas médicas y asesorará durante todo el embarazo.

ALIMENTACIÓN

Uno de los tópicos más usados en el embarazo es que hay que comer por dos. Es cierto que es importante aumentar la ingesta de alimentos pero no hasta ese punto, pero no se trata solo de aumentar calorías sino de tener una alimentación en el embarazo adecuada que en algunos casos debe complementarse.

Por tanto la comida debe ser del todo saludable, procedente de alimentos nutritivos que ayuden al desarrollo del bebé. En este sentido es importante incluir alimentos como carnes poco grasas (como las de las aves o el conejo), frutas, verduras, pan integral y productos lácteos.

Todos estos productos a veces se complementan con vitaminas, calcio o ácido fólico que ofrecen al bebé aportes muy importantes para su desarrollo.

Por supuesto, es fundamental abandonar malos hábitos perjudiciales para el bebé como es el alcohol o el tabaquismo.

EJERCICIO Y DESCANSO 

Entre los cuidados que hay que tener durante el embarazo está por supuesto el ejercicio. Es recomendable hacer ejercicio moderado pero prolongado en el tiempo, especialmente en las primeras semanas. Realizar por ejemplo un paseo de un par de horas al día es muy conveniente.

Con ello se consiguen beneficios como impedir una ganancia de peso excesiva, aumentar la energía, mejorar el estado del ánimo y el descanso e ir mejor preparado para el parto.

El sueño es también uno de los elementos fundamentales tanto en cantidad como en calidad, más teniendo en cuenta que cuando crezca el bebé mayor dificultad tendrá. Busque una postura de descanso cómoda y si es necesario consulte a su médico para que le ayude a conseguir el descanso necesario.

HIGIENE, VESTIDO Y CALZADO

También es importante extremar la higiene y, por supuesto, el uso de vestido y calzado cómodo en un momento en el que de forma natural se está cada vez más incómodo.

En la higiene es fundamental la ducha diaria para evitar los efectos negativos de la sudoración y el flujo que aumenta en estos días. Para evitar reacciones cutáneas es fundamental el uso de jabones neutros y crema hidratante. Es recomendable visitar al odontólogo y cuidar en extremo la salud dental.

Con respecto a la ropa debe ser cómoda y holgada, de la mejor calidad y con tejidos que no generen reacciones como el algodón. En las mejores tiendas ya puedes encontrar todo tipo de ropa cómoda y con estilo para estos meses.

Esto se traslada también al calzado que debe ser cómoda evitando los dos extremos tanto los de tacón alto como los que son muy planos. Si usas medias o calcetines es importante evitar todos los que compriman.


COMPARTIR: