01 de junio de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Un estudio realizado por Episteme, dirigido por David Pere Martínez Oró concluye que no hay un repunte de esta droga como sí ocurre en Estados Unidos

Los expertos desmienten en una investigación que haya aumentado el consumo de heroína en España

David Pere Martínez Oró de frente en la presentación de su informe.
David Pere Martínez Oró de frente en la presentación de su informe.
El pasado 11 de diciembre fue presentado el informe “Opioides en España. Ni repunte de heroína ni crisis de opioides a la americana” escrito por David Pere Martínez Oró, psicólogo social e investigador, que estudia el consumo de drogas en España y el supuesto repunte del consumo de heroína y otros opioides. En Estados Unidos murieron 50.000 personas el pasado año, pero en España no ocurrirá lo mismo.

El estudio realizado por el equipo de Episteme consiste en una novedosa investigación sobre el consumo de drogas, en concreto la heroína y otros derivados del opio en España, realizado con la intención de desmentir todo aquello que se especula acerca del posible repunte de estas que tanto como profesionales como la propia sociedad sostiene.

Después de dos largos años de estudios, David Pere, director de este informe, analiza todos estos factores y concluye con que nuestro país no vivirá una nueva epidemia de heroína como la de los ochenta, ni una crisis sociosanitaria por consumo de fármacos opioides como la que azota Estados Unidos. 

 

El trabajo, (al que se puede acceder a través de la página web www.epistemesocial.org) se aleja del tremendismo y analiza la realidad de los derivados del opio en nuestro país a partir de una metodología rigurosa. Su objetivo es analizar el porqué en los últimos años los medios de comunicación han publicado noticias que, según el autor, "generan inquietud y malestar, porque nadie quiere volver a experimentar los trastornos de la heroína ni padecer un escenario como el americano".

David Pere Martínez Oró durante la presentación del Informe.

Para poder llegar a una conclusón, David Pere realizó setenta entrevistas a profesionales, consumidores y exconsumidores de opioides. Destaca que los motivos que llevan a hacernos pensar esto son varios, en primer lugar, la mayor visibilidad de consumidores dado que hoy día se percibe más socialmente, añadiéndose en estos últimos años dos nuevos colectivos, los excarcelarios y personas que han recaído, por otro lado, muchos se apoyan en el aumento de los “narcopisos”, David Pere sostiene que se trata de un “trampantojo sociocultural” dado que la ocupación de estos pisos es producto derivado de los procesos de exclusión.

 

Bien es cierto, que actualmente a la heroína se le da una función recreativa, usando la heroína incluso para mitigar los efectos estimulantes de la cocaína o las anfetaminas y que en 2017 aumentó la prescripción médica de fármacos opioides.

 

Durante la presentación del estudio trató de resumir las conclusiones más destacables del mismo. Así Pere sostiene que la mayoría de la gente cree que este repunte podría darse por varios elementos de fondo, como que hay más consumidores, aumentando la oferta y la demanda, hay más decomisos, se ha producido además un cambio de vía, ahora la heroína se fuma y no se inyecta lo que podría haber provocado que mucha gente haya perdido miedo. Otro de los fenómenos influyente sería la crisis económica, la necesidad de mitigar dolencias y el aumento de prescripciones de opioides. 

 

 Portada del informe realizado por Episteme.

Lo que destaca es que no se puede comparar en ningún momento con Norteamérica donde solo el año pasado murieron más de 50.000 personas a causa de la heroína.

El diario El País publicó una noticia donde sostenía que "la heroína estaba volviendo", pero lo cierto y citando textualmente  a David "no puede volver porque nunca se fue. Permanecía invisible a los ojos de la opinión pública, pero presente en contextos marginales."

Equipo encargado de la realización del informe

 Para llevar a cabo este informe se han necesitado dos años de trabajo por parte del equipo Episteme, se trata de una Asociación del ámbito estatal creada en 2015 que se encarga de estudiar, evaluar e intervenir en la realidad social que busca mejorar la calidad de vida de las personas, velando por los derechos humanos e individuales especialmente aquellos de los colectivos vulnerables, esto lo realiza, investigando, evaluando e interviniendo socialmente.

David Pere Martínez Oró es el director técnico de esta asociación de ámbito nacional que agrupa a investigadores e investigadoras especialistas en consumos de drogas y otros fenómenos sociales complejos. El psicólogo social lleva quince años investigando la dimensión sociocultural de los opioides, el cannabis y la cocaína, el papel de las familias en la prevención de las prácticas de riesgo o las apuestas deportivas.

Con 38 años, es Doctor en Piscología social, en la actualidad es coordinador de la Unidad de Políticas de Drogas en la UAB (Universidad Autónoma de Barcelona) y es el responsable de investigación en Episteme. Investigación e intervención Social, a cargo de más de veinte investigadores sobre los consumos de drogas, la sociedad de consumo, las cultura juveniles entre otras.

David Pere Martínez Oró ayer en la presentación del Informe.

Autor de diferentes libros y artículos científicos. A destacar «De Riesgos y placeres. Manual para entender las drogas» (2013) editado junto con Joan Pallarés. «Sin pasarse de la raya. La normalización del consumo de drogas» (2015). «Clubes sociales de cannabis. Normalización, neoliberalismo, oportunidades políticas y prohibicionismo» (2015). y «Del tabú la normalización. Familia, comunicación y Prevención» (2016) «Entre rayas. La mirada adolescente hacia la cocaína» (2009). Editor académico de «Las sendas de la regulación del cannabis en España».

COMPARTIR: