10 de agosto de 2020
|
Buscar
EDICIÓN VERANO

El cultivo en casa enseña a tener paciencia y permite abastecerse de una manera sostenible sin tener que acudir a los grandes almacenes a comprar

Ventajas de tener un huerto propio: Evitar la saturación de supermercados y favorecer la aparición de zonas verdes

Los cultivos propios son una mejor alternativa a acudir al supermercado
Los cultivos propios son una mejor alternativa a acudir al supermercado
Atender tus cultivos no está permitido debido a la situación de confinamiento que aún se impone en España. Lo cierto es que atender los cultivos propios debería estar permitido ya que es una buena medida contra el coronavirus puesto que supone una gran cantidad de beneficios para las familias que no tienen que movilizarse hasta un supermercado y arriesgarse a un contagio por manipular objetos de las estanterías, además de que se reducirían los desplazamientos de muchas familias a por verduras.

Los cultivos para consumo propio suponen una ventaja respecto a las compras en el supermercado y reconocer el derecho de las personas a acudir a sus cultivos para autoabastecerse resulta una opción muy ventajosa respecto a la crisis del coronavirus y el encierro.

Debido a la situación de confinamiento y las medidas restrictivas para circular las personas están llevando a cabo viajes periódicos a los supermercados para abastecer sus hogares con lo necesario para subsistir durante la pandemia. Sin embargo, hay algunas personas que han encontrado una opción mejor ya que permiten, entre otras ventajas, evitar la saturación de los supermercados.

No obstante, las ventajas no solo se limitan evitar las aglomeraciones innecesarias. Mantener un cultivo propio asegura una actividad al aire libre que mantiene activas a las personas y les provee de alimentos frescos, saludables y, por supuesto, de procedencia conocida.

Estos cultivos ahorran muchos gastos a los consumidores particulares quienes quizá no podrían permitirse estos productos debido al elevado gasto en el mercado. La población española actualmente no entiende la prohibición de salir incluso para atender estos cultivos puesto que muchos alegan que hay mayor riesgo de contagio en una fila en la entrada de un supermercado que yendo solo a recoger los productos que se han cultivado en un pequeño huerto privado.

El cultivo del tomate es ideal ya que es una planta muy versátil con la cual hacer gran variedad de platos

Además de las ventajas ya explicadas, un cultivo propio no es algo que esté al alcance de todos. Los desplazamientos de las personas no se verían afectados excesivamente y las zonas rurales donde se tienen estos cultivos se encuentran en zonas periféricas donde la aglomeración de personas es nula.

Algunas de las ventajas se posicionan sobre el terreno de las consciencias. Muchos de los cultivos solo cuentan con unas dimensiones de 50 o 75 metros cuadrados. Estas dimensiones reducidas otorgan a las familias una percepción nueva de la importancia del sector primario y les permite apreciar el valor de los cultivos ecológicos y sostenibles al experimentar de primera mano la calidad que ofrecen los cultivos libres de químicos como los pesticidas.

Conciencia de reciclaje

La Sociedad Española de Agricultura y Ecología (SEAE) explicó a La Vanguardia en 2018 que otro de los efectos que puede suponer tener un huerto propio es el fomento del compromiso ya que poner en marcha un cultivo requiere dedicación y paciencia. En el caso de una simple planta tomatera lleva tres meses desde que se planta hasta que se puedan cosechar los frutos.

En la misma línea la SEAE explica que un cultivo propio puede ayudar a crear conciencia sobre la importancia del reciclaje. La técnica del compostaje consiste en utilizar los residuos orgánicos del hogar como cáscaras de huevo o el café para abonar ciertos tipos de plantas. Desde la Comisión General de Medio Ambiente de la Comisión Europea explican: “Esta alternativa de gestión de los residuos biodegradables tiene dos ventajas: reduce el impacto ambiental causado por el transporte y permite que sea el propio productor del compost quien pueda utilizarlo, evitando la fabricación y utilización de otros productos”.

 

Según el Journal of Culture and Agriculture los cultivos propios en entornos urbanos pueden mejorarlos ya que el aumento de las zonas verdes frena el deterioro urbano y revitaliza los barrios de las ciudades.

Cómo hacer un huerto urbano en casa

Además, el aumento y cuidado de los cultivos favorece la disminución de las emisiones netas de CO2 gracias al proceso de captura que estas realizan durante el proceso de la fotosíntesis.

COMPARTIR: