25 de noviembre de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El coronel Jose Antonio C. da la orden de que los datos no se graben porque no puede saber si los guardas contrajeron el virus trabajando o no

Indignación entre los guardias civiles: La Comandancia de Málaga ordena que no se registren los casos de coronavirus

Exclusiva Guardia Civil de Málaga.
Guardia Civil de Málaga.
La Guardia Civil ya cuenta con las primeras bajas por la enfermedad el coronavirus, pero llama la atención que tres agentes que lo padecían viviesen en el acuartelamiento de Valdemoro, una localidad madrileña que además alberga la academia de la Guardia Civil. Mientras, en la Comandancia de Málaga dejarán de contar estadísticamente los afectados por la pandemia por no poder determinar si han sido infectados en acto de servicio o no.

Dentro de poco será difícil adivinar cuantos miembros de la Benemérita si cunde el ejemplo de Málaga, ya que según un correo enviado por el coronel Jefe del Servicio de Prevención de este Cuerpo en esta ciudad andaluza a partir de ahora. Según ha podido saber elcierredigital.com, el pasado 23 de marzo un mail mandado por el coronel jefe del Servicio de Prevención de Málaga insta a no recoger documentalmente en la estadística los casos de coronavirus entre los guardias que prestan servicio en esa comandancia.

El mail comienza: "Con motivo del gran  número de personal del Cuerpo afectado directa o indirectamente por el COVID-19 se están  recibiendo en este SPRL consultas (...)", para finalmente explicar que "las especiales características del virus y su forma de propagación y contagio hacen muy difíciles determinar cuándo y cómo se ha producido el contagio en aquellas personas  a las que se ha diagnosticado un positivo confirmado, no pudiéndose determinar si el mismo ha sido relacionado con la prestación del servicio". Es decir, que el coronel del Servicio de Prevención de Málaga explica que no puede determinarse si el virus se ha contraido durante el servicio o en los momentos de descanso, que para un agente estos días es algo casi inexistente por exigencias del servicio.

El mail de la Comandancia de Málaga.

La comunicación remata con: "Por todo lo anterior, se considera que NO SE DEBERÁ GRABAR un "hecho relativo a la siniestralidad Guardia Civil (HO99033)" en aquellos supuestos de personal del Cuerpo afectado por el COVID-19 (positivo confirmado, cuarentenas. etc...) debiéndose eliminar todos aquellos que se hayan podido grabar hasta la fecha".

El mail está firmado por el coronel jefe, por orden del teniente coronel de la Comandancia y pide que se remita a "Toda Málaga, con jefes".

Valdemoro: tres bajas

La Guardia Civil comunicó este martes que un agente de 47,  José Antonio, destinado en la localidad madrileña de Aranjuez había fallecido a consecuencia del coronavirus. Lo que no se ha contado es que es el tercer miembro de la Benemérita residente en la casa cuartel de Valdemoro que fallece a consecuencia de la pandemia, junto a Pedro Alameda y José Lopezosa, de 57 años y agente en la reserva que estaba destinado en Valdemoro. En este último caso la muerte llegó por un infarto, pero Lopezosa padecía además coronavirus, como explicó en su cuenta de Twitter el subinspector de la Policía Nacional Alfredo Perdiguero. 

El Gobierno insiste en que los agentes de la Policía y Guardia Civil cuentan con la mascarillas y guantes necesarios para realizar las operaciones de control del confinamiento ciudadano sin riesgo de contagiarse por el coronavirus. Pero la Asociación Española de la Guardia Civil ha remitido una carta a la directora del Cuerpo, María Gámez -a quien no se ha visto en público desde el inicio de la crisis ni reunida con sus generales- denunciando la falta de material básico de protección frente al virus y señalando el riesgo de contagio que implica. La carta viene firmada por el vicepresidente de la Asociación Española de Guardias Civiles (AEGC), Francisco Fernández Larios.

La localidad madrileña de Valdemoro es un de los principales focos de la pandemia en Madrid. De hecho, el Hospital Infanta Elena que da servicio a esta localidad traslada a sus pacientes a otros centros, al no contar con capacidad suficiente para atenderlos.

El jefe del GAR en estado grave

También el jefe del Grupo de Acción Rápida (GAR) de la Guardia Civil se encuentra en una cama de la UCI en estado grave, contagiado por coronavirus. Se trata del teniente coronel Jesús Gayoso Rey, que lucha por su vida en un hospital riojano desde hace cinco días, situación por la que los integrantes de esa unidad de élite del cuerpo han querido enviarle un mensaje de ánimo, ya que no pueden visitarle a causa del aislamiento.

"En esta batalla nadie se queda atrás. Coja nuestra mano e incorpórese, que queda mucho por hacer", le dice un agente en representación de sus compañeros. Lo han grabado en un teléfono y lo han enviado por WhatsApp, rogándole al personal sanitario de la UCI que se lo pongan para que lo oiga.

 

COMPARTIR: