16 de agosto de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Ni Raúl ni su abogado han acudido a la citación judicial para declarar por tercera vez, y la denunciante teme la venta de su vivienda este viernes

Alicia, enfrentada a su hijo por okupar su casa: "Me ha robado, me ha estafado y la Justicia le ampara, no lo entiendo"

El Cierre Digital en Alicia Campos
Alicia Campos
Alicia, una empresaria madrileña de 56 años, decidió poner su casa a nombre de su hijo y compartirla con él. Su propio hijo le quiere echar de la vivienda, haciéndole la vida imposible, vendiendo todo lo que puede y contratando los servicios de empresas de desokupas para que echen a su propia madre. El juicio se celebró el pasado 26 de julio, por tercera vez y tras tres prorrogas, el hijo de Alicia y su abogado no se han presentado para declarar, según ha indicado a la justicia tenia covid.

Elcierredigital.com se ha puesto en contacto con Alicia Campo tras la celebración del juicio contra su hijo por la okupación de su propia casa, explica que "se trataba de una vista judicial, mi hijo no se presentó, pero tampoco se presentó su abogado. Estuvimos una hora esperando y no cogía el teléfono. Esto seguirá adelante ya que no hemos logrado que vayan a declarar ninguna de las tres veces que se ha citado. Las dos primeras pidieron una prórroga y la tercera que vez estaban citados él ha dicho que tenia Covid y no presentó ningún papel justificándolo". Alicia, junto a su otro hijo mayor, presente de todo lo vivido en la casa, sí declararon. 

La propietaria, extraoficialmente, sabe que la casa se va a vender el viernes, "me tendré que ir cuando reciba una orden judicial. La Justicia es una mierda."

Tras lo ocurrido el martes, el sábado Alicia decidió ir al juez de guardia "le dije que por favor hiciera una anotación en el registro para que no se pueda vender la casa y me dijo que él no tenia potestad para hacerlo. No me han dado ninguna solución, yo lloré, supliqué y rogué y me dijeron que él se encargaría de los delitos que ha cometido mi hijo, pero de la casa no". 

Alicia afirma a elcierredigital.com que la casa en estos momentos se encuentra completamente vacía. "No se oían ruidos, ya no estaban. El viernes por la tarde la desalojaron del todo. Está todo vacío."

La víctima recuerda que llevan así siete meses: "Las dos primeras veces dijo que no podía ir al juicio tres días antes de que se celebrase y pidió una prórroga sin ningún tipo de justificación, cuando el juicio se avisa con un mes de antelación". Además añade que esta tercera vez "ha dicho que tiene covid, y que yo sepa se ha presentado sin documento alguno que lo acredite". 

En cuanto a la casa, Alicia tiene dos reconocimientos, uno vitalicio y otro de deuda, y explica que "para las arras ya tenía que haber firmado y haber consentido, pero como mi hijo se ha saltado estos dos acuerdos va a ir a por todas, todo le quedará para él."

Agrega que también pidió una orden de alejamiento que nunca llegó, una orden que le permitiría a Alicia quedarse en su domicilio, pues ella está empadronada en esta dirección y su hijo no. "Pedí una orden de alejamiento y a fecha del viernes pasado no estaba, la fiscal estaba de acuerdo, pero por parte del juez no hemos recibido ninguna respuesta. Me van a dejar sin hogar y sin ahorros y a él le está saliendo todo redondo". 

"Me ha robado, me ha estafado en la empresa, me ha hecho de todo y la justicia le ha amparado, no lo entiendo. Tengo pruebas y ya está bien de arruinar a madres honradas y trabajadoras. Esto no se va a quedar así", concluye Alicia Campos al cierredigital.com ante la situación extrema que está viviendo en su propia vivienda por causa de su hijo. 

El caso de Alicia Campo

El infierno de Alicia comenzó cuando puso a su hijo Raúl como titular de la vivienda. Alicia compró una casa en 2017, a la que se mudó su primogénito un tiempo después. Al cabo de unos meses, Alicia decidió poner la casa a nombre de Raúl, tras llegar ambos a un acuerdo: ella hacia uso de la planta principal y el segundo piso y su hijo vivía en el bajo.

Sin embargo, todo cambió cuando hace siete meses su hijo decidió poner la casa a la venta y amenazó con echarla. El testimonio de Alicia es el de una madre desesperada que ha tenido que ver cómo su hijo contrataba a una empresa de desokupas para sacarla de su domicilio. Esta empresa ya se ha presentado en su vivienda en dos ocasiones y Alicia espera una tercera.

El programa Viva la Vida se desplazó hasta la vivienda, en la localidad de Meco y mantuvo con Alicia una conversación y en la que se pudo verificar que el hijo ha vendido parte de los muebles de la casa. Alicia siente estar pasando por "una situación muy injusta y desagradable y que, aunque ya está en manos de la justicia, genera impotencia". Insiste en que su hijo es capaz de vender la casa con ella dentro y afirma que tiene “una sentencia de muerte asegurada” desde que lo denunció.

Por su parte, la justicia ha estado dos meses tratando de notificar a su hijo la denuncia, pero él se negaba a recoger la citación. Alicia cuenta que hasta ahora siempre había mantenido una buena relación con su hijo pese a que ha sido un chico “con problemas”

El hijo de Alicia quiere vivir sin trabajar, esa es su especialidad, explica: “Vivía de mi empresa y cobraba un sueldo altísimo sin hacer nada, siempre se quedaba con dinero de la empresa familiar mientras yo lo pagaba todo". "Llevo pagando recibos desde 2017" reitera, y añade que “no voy a recuperar la relación con mi hijo, me ha demostrado que no tiene cariño ninguno”. Alicia se siente “muy preocupada por llegar un día y no poder acceder a ella”.

Sobre su hijo, confiesa: “todos estos comportamientos han comenzado después de poner la casa a su nombre, él era ejemplar y educado”. Y nos aclara cuándo empezó todo: “Fue a partir de poner la casa a su nombre. Tras esto, me hace chantajes con la casa, sabe que están todos mis ahorros ahí. No tengo ningún problema en notificar nada, tengo un dosier con un montón de pruebas

COMPARTIR: