23 de mayo de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

"Los productos fantasma" forman parte de una tendencia extendida en la red, la mayoría prometen una pérdida de peso rápida que nunca llega

Cuidado en internet con los productos adelgazantes: La OCU alerta que la mayoría son ilegales

Adelgazar con suplementos alimentarios
Adelgazar con suplementos alimentarios / Adelgazar con suplementos alimentarios
Muchas personas son engañadas con productos que supuestamente les ayudan a bajar de peso, sin embargo la realidad no es así. Los clientes acaban perdiendo su tiempo y dinero al comprar este tipo de productos “naturales”. La OCU recomienda no arriesgar la salud consumiendo este tipo de adelgazantes o que, al menos, se adquieran en “canales de confianza”.

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha anunciado este lunes que más de la mitad de los productos que se venden para adelgazar son un fraude. La mayoría provienen de páginas de internet como Amazon, Promofarma, Alibaba...etc, o sus páginas oficiales. La organización española ha analizado 20 productos de suplementos adelgazantes y 78 comprados en las plataformas. La conclusión que han sacado de este análisis es que “lo que seguro que aligeran es su bolsillo”. 

Estos productos prometen una pérdida de peso rápida ya que te ayudan a quemar grasa y a reducir el apetito. Sin embargo, nada de esto les ocurre a los clientes. La OCU alerta de que las personas “no deben malgastar su tiempo y dinero al comprar estos productos, además de lo peligroso que puede llegar a ser para la salud”.

Según los datos analizados en la investigación, 12 de 20 productos adelgazantes resultaron no estar autorizados para ser vendidos en España como suplementos alimentarios. La entidad asegura que “su venta es ilegal en nuestro país”.

Al parecer muchos de ellos eran “productos fantasma” y era difícil comprobar si realmente era el mismo producto que mostraba la web. Tres complementos alimenticios no llegaron y uno de ellos fue retenido en aduanas. 

El precio de estos productos rondaba los 100 euros. Por lo que ese dinero se podría emplear en algo eficaz y eficiente como puede ser una buena dieta de comida de calidad como frutas, verduras o legumbres. 

¿De qué sustancias están compuestos los productos adelgazantes?

 

Según la OCU, gran parte de los complementos adelgazantes que se analizaron no contenían la concentración adecuada para que surtieran efecto en la persona o simplemente no cumplían con la literatura científica. Algunas sustancias que componían estos adelgazantes analizados eran:

Cafeína: Esta sustancia es un activador del el sistema nervioso simpático y puede hacer que mejore nuestro rendimiento gracias a la energía aportada. Sin embargo, no cumple la condición de ser un quemagrasa. Puede ayudar a eliminar líquidos pero no quema la grasa corporal. Además, la cafeína puede provocar efectos secundarios como ansiedad, nerviosismo, angustia, trastornos gastrointestinales, insomnio, temblores y taquicardia. 

Garcinia: Es un fruto compuesto por elementos con propiedades adelgazantes porque modula el metabolismo y reduce el apetito. Sin embargo, ninguno de estos efectos se han producido en las personas que la consumían. Por otra parte, se ha demostrado que tiene propiedades tóxicas a nivel hepático y cardiovascular.

Pérdida de peso.

Glucomanano: Este tipo de sustancia es una fibra soluble que puede reducir el apetito si se consume al menos tres veces al día. Sin embargo, un consumo continuado puede ser perjudicial. El glucomanano es una sustancia autorizada en España para “ayudar a adelgazar”, aunque no se tengan en cuenta los efectos secundarios. 

Anfetamínico: En Italia se han encontrado productos compuestos por esta sustancia que genera un gran poder estimulante.  

Té verde y alcachofa

Muchos quemagrasas incluyen “adelgazantes naturales” como es el té verde y la alcachofa, que son los productos más demandados. A pesar de ser naturales, la OCU recuerda que “las propiedades de plantas están a la espera de ser aprobadas a nivel científico”, por lo que no tiene un respaldo de expertos ni legal.

Otra de las deficiencias de muchos productos son las etiquetas o la escasa información. Por ejemplo, a veces la descripción de la etiqueta no aparece en español. 

De acuerdo con la investigación, otras veces los suplementos desaparecen de las plataformas en poco tiempo y el producto no llega al comprador, por lo que es muy difícil reclamar. Por otra parte, la publicidad del envasado de estos productos es siempre engañosa. La Ley prohíbe que se induzca a las personas a pensar que estos productos les ayudará a perder peso de forma “milagrosa”. 

COMPARTIR: