30 de noviembre de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El SES contesta a una residencia de mayores que no se realizarán más pruebas del Covid-19 por "saturación de los laboratorios"

Sanidad de Extremadura dice que sus laboratorios no pueden hacer más tests de coronavirus

La residencia de mayores Femar.
La residencia de mayores Femar.
El Servicio Extremeño de Salud (SES) ha pedido en una nota interna a una residencia de mayores que no le envíe más muestras de fluidos para hacer tests de coronavirus porque los laboratorios que los realizan están colapsados y las muestras se estropean antes de ser analizadas. El Consejero de Sanidad de la Junta de Extremadura, José María Vergeles, ha dicho que esa nota se refiere a una cuestión de "priorización" y no de saturación del servicio.

Una nota interna enviada por la Gerencia del Área de Salud de Cáceres, a través del Centro de Salud de Logrosán, advierte de "la saturación de los laboratorios" donde se realizan los tests de posibles pacientes contagiados con coronavirus en Extremadura. En ella se responde a una petición enviada por la Residencia de Mayores FEMAR, situada en esta localidad cacereña para realizar unas pruebas.

El documento fue firmado este pasado lunes 30 de marzo, y está firmado por la coordinadora del Equipo de Atención Primaria (EAP) del Centro de Salud Logrosán, Consuelo Tena. Tal y como recoge la comunicación, por directrices de la dirección del Serivicio Extremeño de Salud (SES), "llega la instrucción de no realizar toma de muestras del COVID-19 hasta nueva orden". El motivo, que se alega es "que muchas de esas muestras se estropean debido a la saturación de los laboratorios" en los que se analizan las muestras tomadas a los pacientes para verificar si están contagiados con coronavirus, es decir, que las muestras caducarían mientras esperan.

La carta de la polémica.

La residencia de Mayores FEMAR, situada en la localidad cacereña de Logrosán está sufriendo esta crisis sanitaria y por eso pedían test. Según la información publicada este fin de semana dos personas han fallecido, una dando positivo en Covid-19 y la otra con claros síntomas, aunque sin haberle realizado los análisis. Además, otros tres residentes presentaron fiebre y algún otro síntoma relacionado con esta enfermedad, "pero de momento sólo se ha realizado la prueba a uno de ellos", explicaron.

Por este motivo, y desde que el pasado martes apareciera el primer afectado, gran parte de los trabajadores de la residencia han decidido no ir a sus domicilios y quedarse en el albergue municipal a dormir, para proteger tanto a la familia como a los residentes.

La Junta desmiente la saturación

Sin embargo, el consejero de Sanidad y Políticas Sociales de la Junta de Extremadura, José María Vergeles, desmintió este mismo  martes que los laboratorios estén saturados porque "los dos que hay disponibles tienen la capacidad para hacer 500 pruebas diarias, que son suficientes para hacer las pruebas pendientes que estamos realizando". 

José María Vergeles, consejero de Sanidad de Extremadura.

Sobre la notificación interna del SES, Vergeles ha asegurado que "si se ha pedido, se hace para atender a la definición de caso del Sistema Nacional de Salud en la que se priorizan los pacientes con sintomatología grave, profesionales sanitarios y sociosanitarios y Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado". "Una cosa es la priorización y otra cosa es que se le haya prohibido realizar pruebas", ha concluido en declaraciones recogidas por la cadena Cope. 

 

COMPARTIR: