23 de febrero de 2024
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La distribuidora francesa abarata 500 productos para ganar el 10% de cuota de mercado en España tras hacerse con más de 50 tiendas de El Corte Inglés

Carrefour lanza una agresiva guerra comercial de rebajas para superar a Mercadona

El Cierre Digital en
/ Carrefour
La distribuidora francesa Carrefour ha lanzado una agresiva campaña promocional, rebajando 500 productos, Con ella pretende recortar distancia en su cuota de mercado en España frente a Mercadona. La distribuidora de alimentación se ha hecho ya con casi medio centenar de tiendas Supercor de El Corte Inglés y ha apostado por rebajar precios em estos inicios de 2024, tal y como han hecho otros competidores como Ahorramás, Alcampo o DIA. Y no lo ha hecho Mercadona, la empresa que lidera Juan Roig.

La distribuidora española Mercadona, de Juan Roig, sigue reinando en el campo de la distribución alimentaria en nuestro país con un sostenido crecimiento de cuota de mercado que, sin embargo, quieren frenar sus rivales, Carrefour, DIA o Alcampo, que han iniciado este año 2024 con campañas de descuentos en numerosos productos. 

La campaña más agresiva la ha lanzado la distribuidora francesa Carrefour, que ha rebajado 500 referencias. Mercadona, por su parte, se niega a entrar en el juego de los descuentos. Esta compañía, fundada en 1977 por la familia Roig en la Comunidad Valenciana, cuenta con 1.633 tiendas en España, da trabajo en torno a 100.000 personas y el pasado año facturó alrededor de 30.000 millones de euros, arrojando unos beneficios de 718 millones. 

Carrefour quiere superar el 10% cuota

Carrefour se ha propuesto rebasar el 10% del negocio de la distribución alimentaria y consolidar su segundo puesto en España, solo por detrás de Mercadona, tras firmar su tercera gran operación de adquisición de supermercados en España. 

Asi, la compañía francesa compró 36 establecimientos de Eroski en 2016, en 2020 digirió la cadena Supersol con 172 tiendas y ahora se ha hecho con cerca de medio centenar de locales de Supercor, propiedad de El Corte Inglés de Marta Álvarez, quién se los ha vendido.

Carrefour Market, Carrefour Express y Supeco serán las marcas utilizadas por Carrefour para gestionar estas 47 tiendas sitas en la Comunidad de Madrid, Cataluña, Andalucía y Comunidad Valenciana que implicará que Carrefour opere con más de 1.500 locales comerciales en España. 

En Elcierredigital.com analizamos los otros movimientos de las distribuidoras de alimentación en España. 

DIA

La tercera red de supermercados de España es la Distribuidora Internacional de Alimentación (DIA), que sigue asfixiada por una deuda superior a 800 millones de euros y que le está empujando a tomar drásticas decisiones, como vender su negocio en Portugal a la compañía francesa Auchan, así como desprenderse de 233 tiendas en España que han ido a parar a Alcampo. Como también hacer caja con la venta de Clarel. 

Un supermercado de la cadena DIA. 

La cadena DIA ya intentó el pasado año vender su filial de cosmética y perfumería, Clarel, que cuenta con 3.300 trabajadoras en alrededor mil establecimientos. Lo hizo a través de un acuerdo con el fondo de capital riesgo español C2 Private Capital, que prometió abonar 60 millones de euros. 

Pero DIA aseguró este verano que el grupo comprador había incumplido algunas promesas y que, por eso, podía romper el acuerdo (lo cual podría acabar en los tribunales) y poner en venta Clarel, que finalmente ha ido a parar al grupo colombiano Trinity.  

Esta empresa, presidida por el inversor Omar González, abonará una cantidad máxima de 42,2 millones de euros entre 2024 y 2029. Es cierto que, si no se dan determinadas condiciones, DIA podría recibir menos de 40 millones. Lo que sí es seguro es que en 2024 recibirá más de 15 millones por ello.

Con esta operación DIA pretende hace caja, pero poca en comparación con los 60 millones en los que valoró en 2022 a Clarel. No obstante, se desprende de una filial que le estaba granjeando problemas, ya que el pasado año perdió 19,5 millones de euros, lo que suponía el doble que en el ejercicio anterior. 

Eroski

Eroski está intentando levantar el vuelo. La cooperativa vasca con más de cincuenta años de historia todavía sufre una deuda de 870 millones de euros, lo cual le ha empujado a refinanciarse con bonos en un momento en el que los tipos de interés están disparados. La compañía se ha comprometido a pagar más del 10% en los 500 millones que ha colocado, lo cual ha disparado algunas rumorologías sobre su verdadero estado de salud económica. 

El tensionado mercado de la distribución, que funciona con cada vez más actores y márgenes muy estrechos, complica la vida de la empresa vasca presidida por Antón Arriola y dirigida por Rosa Carabel

Y es por ello que se ha firmado créditos por valor de 112 millones de euros que principalmente ha recabado de entidades vascas de crédito o de su cooperativa matriz (Laboral Kutxa, Kutxabank y Mondragón). 

Fuentes de Eroski aseguran que con estos bonos y créditos doman su situación, ya que cuentan con una deuda de 858 millones de euros que se queda a años luz de los 2.500 millones de euros de números rojos que acumuló en 2009. 

Pese a la rebaja, Eroski baraja desprenderse de la mayoría de su cartera inmobiliaria (lo cual le obligaría a pagar por los alquileres) y con esta macroventa (muy superior en volumen a la de Viajes Eroski, con la cual recaudó menos de 10 millones) podría obtener 260 millones de euros con los que rematarían la viabilidad de la distribuidora de alimentación. 

COMPARTIR: