02 de marzo de 2024
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El abogado Jorge Méndez, uno de los afectados coruñeses, lamenta que "el dinero que tenía que pagar la constructora salga de las arcas públicas"

Vecinos de Oleiros recuperan sus contribuciones municipales: "Nos cobraron una tasa por obras fallidas"

El Cierre Digital en Ayuntamiento de Oleiros
Ayuntamiento de Oleiros
La pasada semana el Juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 1 de A Coruña le dio la razón a Jorge Pérez Méndez y a dos empresas, anulando las contribuciones especiales impuestas por el Ayuntamiento de Oleiros en el año 2019 en la calle Tema de Mera, destinadas a pagar la urbanización de la vía, cuya obra quedó paralizada hace más de una década y cuya responsabilidad correspondía a una constructora. Este medio ha charlado con Jorge Pérez para conocer más detalles sobre el caso.

La pasada semana el Juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 1 de A Coruña dictó sentencia anulando las contribuciones especiales impuestas por el Ayuntamiento de Oleiros en 2019 en la calle Tema de Mera. Estas contribuciones se aplicaron con el objetivo de que los propietarios de los terrenos colindantes pagaran los gastos de urbanización de la vía, entre los que figuran el saneamiento y la instalación del servicio eléctrico.

El que fuera portavoz y candidato del PSOE, Jorge Pérez Méndez, junto con dos empresas propietarias de fincas en la zona, recurrieron esta contribución y ahora la Justicia les ha dado la razón, por lo que los vecinos que pagaron en su momento ahora recibirán con intereses su dinero. Elcierredigital.com ha charlado con Jorge Pérez para conocer más detalles sobre este proceso.

Pérez, que en la actualidad se encuentra alejado de la política y que recurrió como ciudadano las contribuciones especiales, explica para este medio que estas contribuciones se consideran “una medida supramunicipal, que a veces aplican las diputaciones, y que muchas veces aplica la Administración General del Estado, y consisten en la contribución de los ciudadanos que salgan beneficiados por la realización de una obra en la que convive un beneficio general, es decir, para la comunidad, y al mismo tiempo hay un beneficio especial para determinados vecinos, por ejemplo por la instalación de una acera, lo que aumenta el valor de la propiedad. En determinadas circunstancias la ley permite, en este caso a los ayuntamientos, poner esta serie de contribuciones especiales, que son potestativas siempre, las puede aplicar o no, depende de si hay vecinos que salgan especialmente beneficiados”.

Tal y como explica Pérez, esta historia viene de lejos, en concreto del auge de la crisis del ladrillo —sobre el año 2009—. Fue en aquellos años cuando la empresa Galibrokers construyó varios chalets en la calle Tema de Mera, pero no completó las obras. Es importante mencionar que Galibrokers obtuvo licencia para construir en una localización que aún no contaba con vía pública de acceso, es decir, aceras, asfaltado, saneamiento, etc., por lo que la empresa estaba obligada a edificar estos elementos, además de sus chalets.

H_20231212_143039004

La vía colindante a los terrenos que no fueron edificados en Oleiros

En 2016, el Ayuntamiento declaró la caducidad de las licencias y la empresa recurrió esta decisión ante los tribunales, perdiendo el caso. Tal y como expone Pérez Méndez: “Los jueces respaldaron al Ayuntamiento porque la empresa había dejado pasar más de seis años sin comenzar las obras, y eso supuso también que el Ayuntamiento se quedara con el aval que había dejado la empresa”. En concreto, el aval depositado por Galibrokers ascendía a 64.720 euros. 

El problema vino cuando en 2019, una década después del inicio de las fallidas obras, el Ayuntamiento de Oleiros acordó la ejecución subsidiaria de las obras de la vía ejecutando el aval, es decir, usando el dinero que había dejado la empresa, pero este dinero no cubría los 173.434 euros que costaría la edificación de la calle según los cálculos del consistorio, costos que se habían multiplicado con el paso de los años. 

ede34b43-b8e7-42f4-b7f6-4850fd7b38e1_16-9-aspect-ratio_default_0

Estado actual de los terrenos

Por este motivo, el Ayuntamiento decidió imponer contribuciones  descontando el importe del aval para realizar las obras, es decir, repercutiendo sobre los particulares de la calle un total de 108.713 euros, en lugar de imponer multas sobre la empresa Galibrokers, que era la que tenía obligación de acometer las obras de la vía.

Tal y como sostiene Pérez Méndez, “la promotora estaba obligada a realizar las obras de urbanización de la calle, pero no lo hizo”. Después de declararse en concurso, los terrenos pasaron a Proyecon y Rosacla. Estas empresas recurrieron también las reclamaciones del Ayuntamiento por las contribuciones especiales, pero por motivos distintos al de Pérez, pues únicamente pedían una reducción de las contribuciones mientras que el vecino expolítico reclamaba la nulidad completa de estas.

Cuestionan la actuación del Ayuntamiento de Oleiros

Jorge Pérez, exportavoz del partido socialista, en su momento presentó varias reclamaciones y apelaciones en contra de las contribuciones especiales, pero todas fueron rechazadas por el gobierno local. Ante esta situación, decidió finalmente llevar su caso a los tribunales. Durante su charla con elcierredigital.com, Pérez ha señalado que en este caso “existen muchas irregularidades y obligaciones que no se cumplieron que, gracias a la inacción e inoperancia del Ayuntamiento, se fueron acumulando y acabaron repercutiendo en los vecinos”.

“Para empezar, existe una sentencia que obligaba al Ayuntamiento a acometer las obras de la vía utilizando el aval de la empresa y, en caso de que no alcanzara, iniciar un procedimiento de apremio contra la constructora para poder subsanar la situación”, señala Pérez, al tiempo que apunta: “el Ayuntamiento impuso contribuciones especiales en lugar de ejecutar la sentencia y, además, aplicó la base máxima que permite la ley, es decir, del 90 por ciento, lo que quiere decir que el Ayuntamiento se hace cargo del 10 por ciento y el resto cae sobre los contribuyentes”.

Ahora, tras conseguir que la Justicia le dé la razón, Pérez y los vecinos afectados por este caso esperan que el Ayuntamiento devuelva el dinero a aquellos que pagaron en su momento, que además recibirían unos intereses cercanos al 4 por ciento. Sin embargo, Pérez ha lamentado durante su charla con este medio que “el dinero que tenía que pagar la empresa al final acabe saliendo de las arcas públicas, porque la obra la acometerá el Ayuntamiento sin cobrar las contribuciones, pero usará dinero público, por lo que al final pagamos todos los ciudadanos cuando era obligación de la constructora”.

COMPARTIR: