06 de diciembre de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Beneficios que tiene para la salud disponer de un purificador de aire

Si has escuchado hablar de los purificadores de aire pero no sabes bien qué beneficios reales puede reportar a la salud tener un aparato de estas características en casa y/o en la oficina, te acercamos algunas claves para encontrar los mejores purificadores de aire. Desde para qué sirven a los tipos que puedes encontrar.

Limpian el aire

 

Especialmente tras estar inmersos en una pandemia en la que mantener el aire renovado y limpio es fundamental para estar sanos, cada vez somos más conscientes de la importancia que tiene para nuestra salud cuidar la higiene en los espacios cerrados. De ahí que aparatos como los purificadores de aire sean ya dispositivos esenciales en viviendas y lugares de trabajo en los que la ventilación natural no siempre es posible. Bacterias, virus, emisiones tóxicas, hongos y demás son un problema para personas con problemas de asma y que acaban potenciando problemas como migrañas, infecciones e incluso provocándolas.

Con este contexto no es de extrañar que los purificadores de aire para el hogar y la oficina sean fundamentales para garantizar la salubridad del aire y poder acabar así con los elementos que acaban contaminando los espacios cerrados.

El funcionamiento del purificador es sencillo. Se encarga de absorber el aire, filtrándolo, desodorizándolo y desinfectándolo para volver a expulsarlo al habitáculo ya completamente limpio y esterilizado. Como consecuencia se purifica de manera total la atmósfera y el aire que respiramos. Por tanto, el aire queda está libre de posibles malos olores e impurezas. Dicha limpieza del aire es posible mediante sistemas de filtros que lo que hacen es retener las partículas que hay en suspensión. 

Previenen las enfermedades respiratorias

Al limpiar el aire de polvo, parásitos, etc ayudan a prevenir las enfermedades respiratorias. Algo que cobra especial importancia tras la aparición del covid 19 que justamente es una enfermedad que ataca al sistema respiratorio y se transmite mediante aerosoles que quedan suspendidos en el aire. En espacios cerrados para evitar que la transmisión sea más rápida hacen falta purificadores de aire que limpien precisamente la atmósfera.

Cuanto más limpio está el aire que respiras mejor será también tu respiración, pudiendo evitar problemas respiratorios propios de los ambientes cerrados que cuentan con un aire de pésima calidad.

Facilitan la limpieza 

Los purificadores de aire son útiles también para facilitar la limpieza de ciertos espacios, sobre todo si se tienen mascotas. Estos aparatos son útiles para acabar con el polvo y los pelos de animales, evitando también así agravar cuadros de alergias, asma, etc. Además al limpiar el aire también ayudan a acabar con los posibles malos olores como pueden ser los derivados del humo del tabaco, de las propias mascotas, tuberías, entre otros.

Ayudan a contrarrestar los efectos nocivos de los equipos de climatización

Los equipos de climatización que se mantienen entre los 19 y los 23 grados acaban generando condiciones para que aparezcan diversos parásitos, virus, hongos y bacterias y precisamente el purificador de aire lo que hace es limpiarlo de todo eso y lo vuelve a colocar en la atmósfera limpio para que al respirarlo sea algo completamente seguro y está ya renovado.

Con ello lo que se consigue además es tener un aire de más alta calidad en casa o en la oficina para respirar. Aunque no lo parezca hay espacios que no cuentan con un aire de verdadera calidad y esto es lo que evita que ocurra un purificador de aire que sobre todo en estos tiempos se convierte en un aparato clave para mantener tu salud de todos los miembros de la familia.

Diferentes tipos de purificadores de aire

Los purificadores de aire que se pueden encontrar en el mercado suelen limpiar la atmósfera mediante un sistema de filtros. Su mecanismo es sencillo: las impurezas quedan en el filtro que suele estar hecho a base de espuma o algodón y las absorben. En algunos casos estos filtros son lavables.

Aunque la gran mayoría de purificadores de aire limpian la atmósfera mediante un sistema de filtros, como decimos, lo cierto es que también hay opciones que hacen lo propio con la radiación ultravioleta. Se ha demostrado que los rayos UV pueden acabar con las bacterias, gérmenes y virus que hay en el aire pero este tipo de purificadores tiene ciertas limitaciones a la hora de erradicar la totalidad de las impurezas presentes.

Otro tipo de purificadores emplea absorbentes como pueden ser el carbón activado a modo de filtro. La purificación del aire en estos casos es posible gracias a la porosidad que presentan estos materiales, así como las partículas relativamente grandes que acaban quedando atrapadas y ello hace que el aire se purifique finalmente.

COMPARTIR: