25 de septiembre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Con esta rebaja el Gobierno tratará de evitar el aumento continuado que está experimentando el precio de este producto en los últimos meses

Baja el IVA en el recibo de la luz: Descubre quién puede beneficiarse de esta medida

Factura de la luz
Factura de la luz
El Consejo de Ministros se reunirá esta semana para aprobar la bajada del IVA de la luz del 21% al 10%. Esta medida estará vigente hasta finales de este año y tratará de frenar el ascenso del precio de este bien en los últimos meses, pero no afectará a todo el mundo, ya que el Gobierno ha puesto ciertas condiciones que se deben cumplir para poder optar a este descuento.

A principios del mes de junio, entró en vigor en nuestro país la nueva tarifa de la luz basada en la discriminación horaria. Este cambio dividió las horas del día en tres periodos de energía en los que el precio de la luz es diferente por lo que, actualmente, el consumidor tiene un papel muy importante de cara a lograr que su factura dependa más de cuándo se consume que de cuánto consume.

Gracias a la medida, el Gobierno de Pedro Sánchez esperaba una bajada en el precio de la luz, pero lo cierto es que, en las últimas semanas, su coste ha se ha mantenido al alza de manera continuada. Debido a que la subida afecta a prácticamente todos los ciudadanos de nuestro país, como respuesta a este problema, el Consejo de Ministros ha decidido reunirse este jueves para aprobar la bajada del IVA del recibo de la luz del 21% al 10%.

Pese a que, en un primer momento, la reducción del IVA parece una gran noticia para los consumidores, lo cierto es que tendrá una serie de peculiaridades. En primer lugar, destaca que será una rebaja temporal, ya que solo estará vigente hasta finales de este año pese a la solicitud de Podemos de que sea permanente. En este sentido, el Gobierno de Sánchez considera cerrada esta negociación, aunque el partido morado asegura que todavía siguen trabajando en ello.

Representación de la factura de la luz.

La segunda restricción de esta nueva medida será el límite de potencia, ya que la bajada se aplicará solo a los consumidores que tengan contratada una potencia de hasta 10kW, quedando fuera aquellos clientes que tengan contratada más potencia. La contratación de más de 10kW se suele producir a partir de pequeñas empresas y autónomos con necesidad de alto consumo eléctrico, por lo que, en la mayoría de los hogares, esta bajada sí que estará vigente.  

En tercer lugar, se encuentra el precio mensual del mercado ya que, según el Gobierno, para que se aplique esta bajada de IVA, “el precio mensual del mercado mayorista de la electricidad debe estar por encima de los 45 euros por MWh”. En los últimos dos meses, este precio ha alcanzado los 65 y los 67 euros respectivamente, por lo que, todo parece indicar que hasta finales de año no se producirá una bajada hasta el límite marcado para que esta rebaja no se aplique.

Para los consumidores vulnerables severos tendrá un papel muy importante esta nueva medida ya que este colectivo podrá disfrutar de la bajada del IVA en el precio de la luz sin la necesidad de cumplir los requisitos mencionados, por lo que el precio del mercado y la potencia contratada no tendrá relevancia en estos casos. En nuestro país, se considera consumidor vulnerable severo a las personas físicas que cumplan alguna de las siguientes condiciones: Que el nivel de renta sea igual o inferior al 50% de lo requerido para el consumidor vulnerable que, estando en posesión del título de familia numerosa su renta sea igual o inferior a 15.817 euros al año o que, pese a recibir una pensión por jubilación o incapacidad permanente, su renta sea igual o menor de 7.908 euros al año.

Imagen de posibles consumidores vulnerables.

Por último, la Moncloa ha anunciado la suspensión del 7% del Impuesto sobre el Valor de la Producción de Energía Eléctrica durante el tercer trimestre del año. En un principio, este impuesto solo afecta a los productores de electricidad y no a los consumidores pero, al considerarlo como un coste de producción, las empresas lo repercuten en el precio de venta, por lo que el impuesto termina llegando al consumidor.

Estos seis meses en los que estará vigente esta bajada de IVA servirán para comprobar si el descuento ha resultado una medida acertada o si, por el contrario, el Gobierno deberá realizar un cambio más enérgico para velar por los intereses de los consumidores en los años tan duros que se vivirán en nuestro país como consecuencia de la crisis producida por la pandemia.

COMPARTIR: