26 de septiembre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Las ventajas de las máquinas de ozono para desinfectar

Como pasa casi siempre, incluso de las cosas malas se sacan lecciones positivas. Así está ocurriendo con la pandemia de COVID-19, en la que para minimizar posibles contagios somos cada vez más conscientes de la eficacia de muchas medidas de protección, entre la que está la limpieza y la desinfección, en la que juegan un papel fundamental las maquinas de ozono para desinfectar con sus aplicaciones especialmente para empresas y negocios que buscan ofrecer el máximo nivel de desinfección para sus clientes.

Qué es el ozono y sus propiedades desinfectantes

El ozono es una sustancia constituida por tres moléculas de oxígeno (O3). Si el oxígeno es conocido por sus propiedades oxidantes, estas propiedades se multiplican en el ozono y se trasladan al ozono convirtiéndolo en un oxidante extremadamente potente, utilizándose tradicionalmente en el tratamiento de aguas residuales y en el sector agrícola, como desinfectante para la eliminación de microorganismos.

Estas propiedades no solo desinfectantes, también desodorizantes se ha trasladado a combatir todo tipo de elementos patógenos desde virus a bacterias u hongos, no solo a la depuración de aguas también a la desinfección de espacios cerrados, ya sean en empresas e incluso en nuestros hogares.

No solo eso, el ozono también se utiliza ya como agente terapéutico. Aunque en la ozonoterapia las concentraciones y modo de aplicación varían enormemente en función del problema a tratar, ya se utilizan para todo tipo de dolencias que van desde problemas de cicatrización, arterioesclerosis, fibromialgia, hernias discales o patologías osteoraticular entre otras.

Uso y utilidad de las máquinas de ozono

Uno de los hándicaps que tiene el ozono es su gran reactividad, por lo que, generalmente, no se almacena ni transporta bien. La solución está en generar el ozono que necesites in situ, gracias a las máquinas o generadores de ozono.

El mecanismo para realizarlo es muy sencillo, transforma el oxígeno que encontramos en el aire (O2) a través de descargas eléctricas que aumentan la energía de los átomos de oxígeno lo que conlleva que se unan en grupos de tres formando el ozono (O3).

Para ello, las máquinas utilizan un transformador de alta tensión y unas lámparas o válvulas donde se produce esta unión de átomos creando el ozono que elimina todo tipo de patógenos, que preparado en una concentración adecuada consigue la desinfección segura de todo tipo de espacios, incluidos el hogar.

El uso en espacio domésticos es uno de los ejemplos más claros de sus ventajas y su seguridad. Por un lado, olvídate de residuos químicos, que incluso pueden generar problemas de reacciones o alergias a miembros de la familia, pero siempre aplicado a la dosis adecuada y teniendo en cuenta aspectos tan importantes como la dimensión del espacio que se va a desinfectar.

Con ello, mejoran la calidad del aire con ventajas como facilitar la desinfección de espacios complicados y susceptibles de acaparar microorganismos como son cortinas o tapizados. Esta misma aplicación es fundamental a espacios como tiendas en los que el flujo de personas es mucho más importante. Higiene, limpieza y seguridad gracias a las máquinas de ozono.

COMPARTIR: