04 de junio de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Carmen de Compostela, Josefina de Zaragoza, Máxima de Albacete y “Míster P” de Italia son algunos de los ejemplos más conocidos

‘Superhéroes’: Ancianos con más de 100 años consiguen ganar la batalla al coronavirus

Las personas de la tercera edad tienen más posibilidades de que fallezcan a causa del coronavirus
Las personas de la tercera edad tienen más posibilidades de que fallezcan a causa del coronavirus
La población que supera los 65 años es la más débil ante el coronavirus, por lo que, en ocasiones, se antoja una tarea ardua conservarlos con vida debido a su gran pérdida de defensas. Sin embargo, hay otros que incluso teniendo una edad muy avanzada pueden con él e incluso son trasladados a sus respectivas viviendas o residencias, donde cuentan su experiencia en su batalla contra el COVID-19.

España se sitúa cerca de los 200.000 contagiados por coronavirus COVID-19, además de superar las 21.000 muertes por este patógeno. Entre la población fallecida y contagiada, gran parte la ocupan los ancianos, aquellos con defensas más bajas y, en teoría, más débiles ante el virus.

Este sector de la población debe de extremar las precauciones y prestar especial atención ante cualquier síntoma que pueda ser sospechoso del COVID-19, tal y como explicó José Augusto García Navarro, presidente de la Sociedad Española de Geriatría y Gerontología (SEGG) en una entrevista para Redacción Médica.

"Las personas mayores son las que presentan un mayor número de enfermedades y patologías crónicas, por lo tanto, tienen una tasa más elevada de mortalidad", explicó García antes de remarcar la importancia de extremar las precauciones ante este grupo poblacional.

Sin embargo, hay ancianos con edad muy avanzada que han ganado su batalla ante el coronavirus y actualmente viven para contarlo, entre ellos los llamados centenarios, calificados como “superhéroes” con más de 100 años. Entre las decenas de casos que han salido en los medios en las últimas semanas, elcierredigital.com cuenta la historia de cuatro centenarios que han conseguido derrotar al coronavirus.

La victoria de la compostelana Carmen

Carmen tiene 100 años y desde hace cinco vive en la residencia DomusVi de Compostela, en el barrio de San Lázaro. Tiene pluripatología, es dependiente grado 3 (lo que supone una pérdida total de autonomía) y presenta deterioro cognitivo. Pese a tener toda esa carga ha conseguido vencer al coronavirus. Carmen no tiene familia, por lo que la Fundación Galega para a Tutela de Afultos (Funga) está a su cargo.

El 23 de marzo, Carmen fue diagnosticada de COVID-19 en el centro donde ella resida y fue trasladada al Hosptal HM La Rosaleda. Después de veinte días, el miércoles fue dada de alta. A su llegada a la que ahora es su casa, empleados de la residencia, agentes de la Policía Local, Policía Nacional y Protección Civil le dieron la bienvenida entre aplausos y gritos de ánimo.

Carmen_Compostela

Carmen es recibida entre aplausos a su llegada a la residencia

Gloria García Barreiro, directora del centro donde cuidan de Carmen, apenas podía contener su emoción, a la llegada de la centenaria: "Es un día de alegría. Estamos todo el personal pletórico, un poquito eufóricos", contaba a la prensa. "Es una señora gran dependiente, de las primeras que hemos derivado" y que, sana y salva, ha regresado a donde vive.

De momento, se encuentra en una zona aislada para mantener su seguridad. Si por norma general una persona curada tiene que guardar una cuarentena de 14 días, en su caso será un mes hasta volver a la misma planta que el resto de sus compañeros sanos.

La maña Josefina vence al coronavirus

Otro caso que ha saltado en los medios, sobre todo en los de Aragón, es el de Josefina Ainsa. Con 100 años a sus espaldas, fue contagiada por el coronavirus y, tras varios días en un centro hospitalario el 10 de abril fue dada de alta. Josefina nació en 1919 y desde finales de marzo tenía fiebre y un cuadro de afección respiratoria leve. Por ello, fue trasladada de la Residencia Augusta de Zaragoza, donde residía, al Hospital militar de Zaragoza, donde los sanitarios la atendieron durante su estancia.

Su familia estaba muy preocupada por lo que le pudiera pasar. “Al principio lo dábamos todo por perdido. Entró muy mal al hospital y es tan mayor… lo peor era sentir que estaba sola y alejada de su familia”, aseguraba una de sus nietas, Ana Iglesias, al diario aragonés Heraldo.

Josefina_Aragon

Josefina de Zaragoza ha vencido al coronavirus

No obstante, poco a poco iban sabiendo de su mejoría. Además, sabían de la fortaleza de la abuela, por lo que guardaron la esperanza hasta que llegó la buena noticia. “Estamos todos muy emocionados”, reconocía su nieta, que ha afirmaba sentir un gran alivio y que estaba “muy agradecida” con el personal sanitario.

Tras ser dada de alta, Josefina fue trasladada a la residencia Nuestra Señora de los Dolores de Gea de Albarracín (Teruel), uno de los centros de mayores habilitados por el Gobierno de Aragón para los ancianos que se recuperan de coronavirus.

El Covid-19 no puede con Máxima de Albacete

Máxima es otra superviviente centenaria del coronavirus. Esta albaceteña, a sus 100 años y después de dos semanas ingresada en el Hospital Perpetuo Socorro de Albacete recibió el alta a finales de marzo y lleva ya varios días de descanso. La vida le ha dado otra oportunidad y, a través de sus hijos, ha podido contar su historia.

En una entrevista para El Digital de Albacete, su hijo Juan Antonio, contaba como su madre superó la enfermedad. “Se puso mala el 15 de marzo, la llevaron al Hospital General de Albacete y le detectaron COVID-19”, señala el hijo de Máxima. A raíz de dar fue positivo fue trasladad al centro hospitalario donde permaneció hasta que salió.

Maxima_Albacete

La centenaria Máxima venció en su batalla contra el Covid-19

Respecto al personal sanitario, Juan Antonio comentaba en aquel entonces que “se ha desvivido, no paran. A mi madre le han hecho un montón de pruebas, le han dado medicación y así poco a poco ha ido mejorando… la gente de aquí es maravillosa, se desviven por los enfermos”, e incluso añade que su madre se recuperó señalando que, “yo creo que ha podido con la corona por el genio que tiene”.

Juan Antonio también lanzó un mensaje a la sociedad diciendo “que está asustada por el virus”, reconociendo “que hay gente que lo pasa muy mal”, pero que “parece que todos los mayores de 60 años estamos predestinados para ir con los pies por delante, y no, eso no es así”.

“Míster P”, superviviente del holocausto nazi y del coronavirus

El nombre de este vecino de la localidad italiana de Rimini sigue siendo un misterio, por lo que todos lo conocen con el apodo de “Míster P”. Este hombre de 101 años sobrevivió a la II Guerra Mundial y, tras una historia de superación y esperanza, pudo vencer al COVID-19.

“Todos los días vemos las tristes historias que cuentan sobre un virus que se desata y es especialmente agresivo en los ancianos. Pero él sobrevivió. El señor P. sobrevivió", contaba emocionada Gloria Lisi, vicealcaldesa de Rimini.

El anciano, identificado como "Mister P", fue dado de alta del hospital a finales del mes de marzo, después de estar en la Unidad de Cuidados Intensivos por el virus. A día de hoy, este italiano de origen judío se encuentra entre las personas de mayor edad registradas como supervivientes del coronavirus.

Sin embargo, la batalla contra este patógeno no ha sido la única con la que ha tenido que lidiar en su vida. Este vecino de Rimini, además lograr salir con vida del holocausto nazi, que acabó con la vida de seis millones de judíos, y de la Gripe Española de 1918, que ocasionó la muerte a más de 50 millones de personas.

Mister_P_coronavirus

"Míster P" ha sobrevivido a la Gripe Española, a la II Guerra Mundial y ahora al Coronavirus

La historia de “Míster P” ha dado la vuelta al mundo como una señal de esperanza ante la actual pandemia, ya que cuando ingresó al hospital, el personal médico no tenía fe y pensaba que el anciano moriría, pero la fortaleza del italiano desafió todos los pronósticos. "Todos vemos esperanza para nuestro futuro en la recuperación de una persona de más de 100 años", agregó la vicealcaldesa Gloria Lisi.

Estas personas se han convertido en el símbolo de esperanza para todos aquellos que piensan que, por ser viejos, van a morir por el coronavirus. Todavía sigue habiendo superhumanos como los anteriores que han sobrevivido a guerras y ahora al coronavirus.

COMPARTIR: