21 de septiembre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El estudio realizado por científicos de Estados Unidos y Hong Kong demuestra que el fármaco reduce la cantidad de virus en los pulmones

Descubrimiento: La clofazimina, una droga contra la lepra podría evitar los casos de coronavirus

Una platina de pastillas.
Una platina de pastillas.
Científicos de Estados Unidos y de la Universidad de Hong Kong han realizado un estudio que demuestra la eficacia de la clofazimina contra la infección provocada por el Covid-19. Los resultados de esta droga reducen la cantidad de virus en los pulmones de los animales infectados con los que se ha realizado el experimento. La dosis diaria del fármaco tiene un precio de un euro y medio y hoy en día, el medicamento es utilizado para los enfermos de lepra.

La clofazimina fue descrita en 1954 por el equipo microbiólogo irlandés Vicent Barry para curar la tuberculosis, pero nunca obtuvo resultado, sin embargo, en los años 60 se comprobó su efectividad contra la lepra. En esta enfermedad, además de la propia infección por la bacteria se produce un componente inflamatorio que ocasiona deformaciones en la cara. Esta propiedad puede estar relacionada con los animales infectados por coronavirus que han tomado el fármaco y no desarrollan una enfermedad grave. 

La organización Mundial de la Salud (OMS) controla casi el 100% de la distribución de este fármaco, cedido por la farmacéutica Novartis y que se utiliza junto a otros medicamentos para los enfermos de lepra. Cada año se registran unos 600.000 casos, la mayoría concentrados en Brasil, Madagascar, India, Mozambique y Nepal. Desde el organismo sanitario de Naciones Unidas apuestan a que esta combinación podrá erradicar la lepra en el mundo, sin embargo, la distribución de la clofazimina para otros usos puede poner en riesgo el objetivo de acabar con la lepra.  

Con la pandemia, hace unos meses médicos y virólogos de EEUU y Hong Kong se lanzaron a una búsqueda de más de 12.000 fármacos ya aprobados para otras enfermedades para hallar alguno que pudiera luchar contra el coronavirus. La clofazimina se incluyó dentro de un grupo con posibilidades de bloquear la replicación del coronavirus.  

Científicos del Sanford Burnham Prebys Medical Discovery Institute (Estados Unidos) y de la Universidad de Hong Kong han realizado un estudio que demuestra la eficacia de la clofazimina contra la infección provocada por el Covid-19.  

El estudio ha sido publicado en la revista Nature donde se ha analizado el poder que tiene el fármaco para prevenir la respuesta inflamatoria exagerada provocada por la reacción del organismo ante el SARS-CoV-2. Según uno de los inmunólogos del Instituto de Investigación Médica Sanford Burnham Prebys (EEUU), “la clofazimina es un fármaco seguro, asequible, fácil de fabricar, se puede tomar por vía oral y se podría distribuir de forma global”.  

Fórmula química de la Clofazimina. 

Según los resultados del trabajo, esta droga reduce la cantidad de virus en los pulmones de los animales infectados con los que se ha experimentado, concretamente hámsters. Además, protege la infección y evita las lesiones pulmonares similares a las que sufren las personas con Covid grave, provocadas por una respuesta inflamatoria desaforada del sistema inmune. La dosis diaria del fármaco tiene un precio de un euro y medio aproximadamente.  

El fármaco combate al virus de dos formas diferentes, primero bloquea su entrada en las células y cuando el virus ha entrado, el medicamento bloquea el proceso de reproducción del virus e impide que haga copias del mismo.  

El ensayo también muestra que esta droga bloquea con efectividad al MERS, otro coronavirus surgido en 2012 que se ha detectado en 21 países y ha matado a unas 1.000 personas, según al Centro Europeo de Control de Enfermedades. Además, el fármaco también detiene a otros tres coronavirus que producen catarro. Al ser tan efectiva para muchas variantes de coronavirus, podría ser útil para pandemias futuras o cepas de coronavirus más graves.  

 

Su relación con el Remdesivir 

Este fármaco es un medicamento antiviral, usado por primera vez en 2009, cuando era utilizado de forma experimental para curar el ébola. El precio es de 340 y 410 euros la dosis y entre 2.000 y 5.000 euros por persona dependiendo del país donde se encuentre el paciente.  

En los ensayos en los que la clofazimina se administró junto al remdesivir, ambos fármacos actuaron de forma sinérgica en la reducción de la replicación viral. Una dosis baja de los dos mejoró el control viral en el modelo de hámster, según el estudio.  

En conclusión, su combinación detiene la infección por coronavirus bloqueando la entrada en las células del virus e interrumpe la replicación del ARN.  

 

Efectos secundarios de la clofazimina 

Durante el uso de este tratamiento puede producir efectos secundarios como evacuaciones intestinales con sangre o negras, piel u ojos amarillentos, dolor de estómago, cólicos o ardor, náuseas, vómito o diarrea severa, depresión o `deseos de maltratarse a sí mismo´.  

Médicos del equipo de la Universidad de Hong Kong han puesto en marcha el ensayo clínico con clofazimina en pacientes de covid hospitalizados. Para el ensayo, los médicos estudian la eficacia de la clofazimina en combinación con el interferón beta 1-b, un fármaco cuyo principal uso es la esclerosis múltiple que parece tener un efecto antiviral contra el SARS-CoV-2. 

 
 

 

COMPARTIR: