05 de diciembre de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

EL MÉDICO MIGUEL ÁNGEL MARTÍNEZ-GONZÁLEZ NOS ANALIZA LA RELACIÓN DEL CONSUMO DE ALIMENTOS CON LA CRECIENTE Y PREOCUPANTE OBESIDAD EN NUESTRO PAÍS

La dieta mediterránea se ha quedado obsoleta: “Forma parte de los años 50 y 60, no de la actualidad”

El Cierre Digital en Doctor Miguel Ángel Martínez.
Doctor Miguel Ángel Martínez.
La obesidad no sólo infantil, sino, también en las personas adultas, es un problema social al cual debemos poner límites. No solo es una responsabilidad individual, también el Gobierno debe regular la salud alimentaria y ayudar a establecer unas pautas en el comportamiento de los ciudadanos con la alimentación.

En el último estudio realizado por COSI, la Iniciativa Europea de Vigilancia de la Obesidad Infantil,  se han reflejado unos datos muy preocupantes relativos tanto a la obesidad infantil como en adultos. El estudio hace una valoración en 22 países europeos y pone la fijación en los niños entre 6 a 9 años, de los cuales, los españoles siempre se encuentran a la cola de lo peor. El médico Martínez-González, confirma: “estos niños luego tienen más riesgo cardiovascular” y se ha demostrado en un artículo publicado en Israel donde han analizado a niños y adolescentes durante 40 años para ver el efecto de ese exceso de peso durante toda su vida. 

Por otro lado, desde la Universidad Autónoma de Madrid, han realizado un estudio donde los datos que ofrecen son completamente preocupantes. Se concluye que la obesidad está en el 70% de los adultos y que “lo raro es que se esté en el peso saludable, hay que actuar a todos los niveles, tanto educativos como estructurales”, añade el doctor. Es importante destacar que no solo es suficiente con la aplicación de medidas individuales, también, las medidas estructurales que son las que debe proponer e instaurar el Gobierno para llevar a cabo una regulación de la salud alimentaria. Martínez-González denuncia que “se han publicado artículos en revistas científicas que luego han resultado ser pagadas por las empresas cárnicas y esto ha ido creando grandes conflictos de intereses entre las empresas y el Gobierno” y afecta a todos los ciudadanos españoles de manera que es imposible llevar una buena salud alimentaria, con estos enfrentamientos. 

Los beneficios del aceite de oliva en tu dieta

En otras situaciones donde la salud es el factor importante, como en la medicina, existe un control. Como lo tienen las empresas farmacéuticas y las farmacias, que se someten a inspecciones y regulaciones constantemente para verificar los medicamentos y las pautas que dan a las personas que acuden a ellas. En cambio, “en la industria alimentaria no existe ningún tipo de regulación y esto aumenta los problemas relaciones con la alimentación y la salud de las personas”, confirma Martínez-González. 

1366_2000Alimentos típicos de la denominada "dieta mediterránea"

 

Otro factor problemático, es la cuestión de la conocida y denominada “dieta mediterránea”, el problema aquí se encuentra en que se ha quedado anticuada. Tal y como explica el doctor, “nuestra dieta mediterránea es muy antigua, en la actualidad los médicos nos referimos a la dieta de los años 50 y 60, que son los años en los que se denominó”. En esa época, el consumo de cereales y pan blanco era lo normal y eran unos alimentos al alcance de cualquier persona y muy poco procesados, ahora, “se considera más sano el pan integral” y por supuesto, “se comía mucho mejor antes que ahora”. Los nuevos modelos de consumo como los “fast food” y similares han producido un gran daño a la sociedad y al consumo de alimentos saludables y la repercusión que se crea en ellos, “hace muy difícil poder poner él stop”, explica. 

La importancia de la proteína en tu dieta

No solo basta con poner impuestos a la conocida como comida “basura” y a los refrescos, eso no produce a penas repercusión en las personas, lo que “yo me pregunto es dónde va ese dinero”. Ese plus de dinero que nos obligan a pagar si queremos consumir ciertos alimentos, “podría ir a la comida importante para cualquier ciudadano, como las legumbres, la leche o el aceite y eso es por lo que se debería preocupar el Gobierno”, señala Martínez-González. Queda claro que “seguir una dieta equilibrada hoy en día es complicado y muy caro y se debería hacer más asequible para todos y es importante, por tanto, la intervención de los políticos”.

Es importante también que las investigaciones reciban subvenciones y ayudas para sacar adelante sus proyectos sobre la salud alimentaria. Hasta hace poco, el valor del café y la cafeína estaba en jaque por pensar qué era perjudicial en nuestras salud y todo lo contrario. Explica Martínez-González, que en un estudio realizado durante 10 años, se han valorado a más de veinte mil personas, entre las que había consumidoras de café y otras que no. La conclusión al estudio, no ha sido otro que “consumir café reduce la mortalidad prematura y es algo que ha sido demonizado injustamente”.

COMPARTIR: