19 de septiembre de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Trabajan en el Hospital de Albacete y aún tienen 3 meses de contrato, pero les dan hasta el 30 de junio para abandonar el centro "Benjamín Palencia"

Una Residencia Universitaria de Albacete deja sin cama a 68 sanitarios que trabajan en la crisis del Covid-19

Hospital General de Albacete
Hospital General de Albacete
La crisis del coronavirus ha sacado lo mejor de numerosas personas, especialmente de miles de profesionales sanitarios que han ofrecido sus servicios en todas las provincias para frenar la pandemia de este nuevo SARS. Aunque muchos lugares mantienen sus brazos abiertos a los profesionales que se trasladaron para apoyar, algunos como la Residencia Universitaria 'Benjamín Palencia' en Albacete, que alojó médicos de toda España, ha decidido finiquitar el contrato de 68 profesionales antes julio.

La Residencia Universitaria 'Benjamín Palencia' de Albacete va dejar en los próximos días sin cama ni alojamiento a 68 sanitarios que trabajan en la crisis del Covid-19. La información ha sido adelantada por El Digital de Albacete, que habla de varios afectados por esta decisión tomada de forma repentina por la gerencia de esta residencia universitaria ahora casi vacía.

Una de las que va a sufrir este "desalojo" es Belén Crespo, una joven gaditana de 23 años que fue una de las enfermeras que se desplazó hasta el Hospital General de Albacete para ayudar durante la crisis del Covid-19. Se desplazó 700 kilómetros desde su tierra para apoyar en la crisis sanitaria que vivió la provincia de Albacete durante los meses de marzo, abril y mayo. La decisión la tomó en tan solo 24 horas. "La situación que vivía entonces España lo requería, pero, aunque la mudanza era precipitada, en el momento de la contratación se me prometió que se iban a encargar de mi alojamiento por ser de fuera de la provincia”, señala esta enfermera.

“Hay un informe escrito, firmado y sellado por el Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (SESCAM)”, ha asegurado Crespo a El Digital de Albacete. Aunque inicialmente, el contrato de Belén y el resto de trabajadores sanitarios con el Hospital de Albacete expiraba el 30 de junio, el SESCAM decidió ampliarlo tres meses más, hasta el próximo 30 de septiembre.

Aunque las condiciones de la contratación en teoría se extenderían al tema del alojamiento, el pasado lunes 8 de junio Belén y sus compañeros recibieron un mensaje de texto (SMS) anunciando que debían abandonar las instalaciones universitarias antes del 30 de junio.

Aunque puediera pasar por un malentendido de la dirección de la Residencia Universitaria 'Benjamín Palencia', el SMS aclara que: “Siguiendo instrucciones de la Dirección General de Recursos Humanos del Servicio de Salud de la Comunidad, se le informa que con fecha 30 de junio debe abandonar la Residencia Universitaria Benjamín Palencia”.

Comedor de la residencia Benjamín Palencia.

En resumen, según las fuentes consultadas, fue el propio SESCAM quien decidió suspender el beneficio de residencia para el personal temporal del Hospital General de Albacete. Según Crespo, lo peor fue conocer “que todo el mundo en el Hospital sabía ya que nos iban a echar de la residencia, algo que nosotros no sabíamos todavía”.

Fuentes consultadas por El Digital de Albacete confirman que "aunque muchos de los afectados han comenzado a buscar alternativas, no hay posibilidad de un alquiler personal, ya que casi todos los pisos solicitan una estancia de al menos seis meses y los sanitarios solo requieren un contrato de tres meses".

Apestados y sin respuesta del contratante

Belén asegura que la complejidad de conseguir un alquiler por tres meses se suma la percepción de varios propietarios que rechazan dar alojamiento al personal sanitario. “Directamente cuando dije que era sanitaria me colgaron el teléfono diciéndome que no querían sanitarios en sus casas”, explica la enfermera.

Por ahora, el SESCAM no ha dado ninguna solución a los 68 profesionales sanitarios que aún mantiene en plantilla. Según asegura Belén, "no están buscando alojamiento ratuito, sino alojamiento por tres meses, que correría de nuestra cuenta".

La enfermera gaditana ha llegado a pensar que: “sobramos porque todo se ha relajado y se quieren quitar de en medio contratos que han hecho y que nos están complicando la situación para que haya gente que por voluntad propia decida regresar a casa”, según recoge el Digital de Albacete.

El Obispado se ofrece apoyo

La misma semana que trascendió la noticia de que 68 sanitarios se quedaban sin residencia, el Obispado de Albacete ha anunciado que la Casa de Diocesana de Ejercicios de la capital albacteña esta a disposición de los profesionales que deben abandonar esta residencia universitaria.

Una habitación de las instalaciones del Obispado de Albacete.

La entidad religiosa ha explicado que el edificio puede disponer de hasta 40 habitaciones, que pueden ser adaptadas para recibir al personal afectado. Incluso, los responsables episicopales aseguran que podrían intentar cubrir el servicio de desayunos del personal.

Además, estas instalaciones religiosas se encuentran muy próximas al Hospital Perpetuo Socorro, en el centro de la ciudad manchega. El Obispado ya había puesto a mediados del mes de marzo, en plena crisis del coronavirus, estas instalaciones  a disposición de las autoridades para alojar al personal sanitario que lo necesitase.

COMPARTIR: