25 de octubre de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

En los últimos años, varios estudios han confirmado una tendencia al alza en la participación de los menores de edad en el mundo del juego

Fin a la publicidad de las casas de apuestas en España, un negocio adicto para la juventud

La franja de edad comprendida entre los 18 y los 35 años es la más preocupante en lo concerniente a las apuestas.
La franja de edad comprendida entre los 18 y los 35 años es la más preocupante en lo concerniente a las apuestas.
El Real Decreto anunciado por Alberto Garzón comportará importantes restricciones para las casas de apuestas deportivas, que ya no podrán lucir sus logos en las equipaciones de equipos profesionales, ni anunciarse en televisión en horarios de máxima audiencia. La medida llega en un momento en el que los beneficios de las apuestas deportivas online han llegado a su cénit en España, hecho que ha tenido un efecto nocivo entre la población más joven.

El ministro de Consumo, Alberto Garzón, anunciaba el pasado miércoles en el contexto de la Comisión Mixta para las Adiciones en el Congreso de los Diputados, una medida que puede cambiar el mundo del deporte en España. Garzón informó de que su ministerio trabaja para aprobar en octubre el Real Decreto de Comunicaciones Comerciales de la Actividad del Juego. Esta disposición, que ya ha recibido el visto bueno de la Comisión Europea, supondrá la eliminación de la publicidad de casas de apuestas en equipaciones deportivas. Además, se prohibirá a estas empresas anunciarse en televisión a excepción de una franja horaria comprendida entre las 1:00 y las 5:00 de la madrugada. En cuanto a la publicidad en internet y redes sociales, quedará vetada para siempre.

El ministro ha destacado que se trata de una iniciativa que limitará hasta en un 90% la publicidad de este tipo y que constituye únicamente el primer movimiento dentro de un plan más ambicioso, que tendrá una primera prueba de fuego el próximo semestre. Para entonces está convocado el Consejo de Políticas de Juego, al que acudirán los consejeros autonómicos titulares de la materia de juego, competencia de las Comunidades Autónomas. En este sentido, en la reunión se buscará una solución para homogeneizar la legislación sobre el juego presencial y las casas de apuestas a nivel regional, puesto que, en palabras de Garzón, “existe una asimetría muy importante”.

El recibimiento del Real Decreto ha sido dispar; defensores y detractores defienden su postura sin alcanzar consenso alguno. Existe cierto consenso social en lo que concierne al problema que generan las casas apuestas deportivas. En los últimos años hemos observado cómo los colectivos más vulnerables sufrían, cada vez en mayor medida, la consecuencia extrema del juego, es decir, la ludopatía. De entre ellos, destacan por encima de todos, los jóvenes. Estudios como la encuesta publicada en el curso 2018/2019 sobre uso de drogas en enseñanzas secundarias de España revelan que un 10% de los estudiantes adolescentes apuestan dinero en la modalidad online, mientras que más de un 22% lo hacen de forma presencial. También la Fundación de Ayuda contra la Drogadicción se ha manifestado en este sentido alertando de un aumento en el número de menores que apuestan de un 22% en 2016 a un 31% en 2018.

En una entrevista concedida recientemente a Radio Nacional de España (RNE), Garzón aseguraba que “una gran parte" del problema de la ludopatía en España, "si no el mayor, está en las casas de apuestas”, en cuyos locales los jóvenes “encuentran bebidas a precios más baratos y encuentran ahí una forma de socializarse, pero haciendo de las apuestas y desarrollando un tipo de ocio y consumo muy peligroso”. Las declaraciones del ministro de Consumo están en consonancia con la opinión del presidente de la Federación Española de Jugadores de Azar Rehabilitados (FEJAR), Máximo E. Gutiérrez, de la que se hacía eco Elcierredigital en marzo. Entonces, Gutiérrez afirmó que la adicción al juego tiene una desventaja con el resto de las adicciones y es que a los jugadores enganchados “no se nos nota nada”. En lo que respecta a los jóvenes, el verano pasado el propio Guitiérrez lamentaba su protagonismo en el negocio de las apuestas deportivas en el marco de un encuentro organizado en Gijón: “Vienen a la terapia con deudas de 30.000 euros y dicen que tienen toda la vida para saldarlas. Pagan una hipoteca sin comprar una casa”.

Las casas de apuestas online han prosperado en los últimos tiempos.

Y es que el juego en España es un negocio más que rentable. Según datos correspondientes al Primer Informe Trimestral publicado por la Dirección General de Ordenación del Juego, la industria del juego en España movió, en los tres primeros meses de 2020, 217,97 millones de euros, cifra que supone un aumento del 17,65% respecto al trimestre anterior y del 12,47% respecto al mismo trimestre de 2019, según lo expuesto en el informe. Dentro de esta brutal cantidad de beneficios, el sector más productivo fueron las apuestas online, que por sí solas amasaron un 50,75% de los beneficios del juego en nuestro país, o lo que es lo mismo, 110,62 millones de euros generados en tres meses. La misma fuente apunta que la pandemia de coronavirus ha generado un aumento en el número de jugadores, especialmente en las primeras semanas de confinamiento, en las que el incremento de consumidores ascendió hasta un 58% en comparación con las mismas fechas del curso pasado.

A pesar de lo que reflejan estos datos, las restricciones al mundo del juego, materializadas en este Real Decreto, no son compartidas por todos. Durante la Comisión Mixta para el Estudio de los Problemas de las Adicciones en la que Garzón hizo su anuncio, la senadora del Partido Popular (PP), Patricia Rodríguez Calleja, ha advertido que esta regulación, que ya se aplicó a través de decreto-ley cuando se comprobó un aumento sustancial de los jugadores durante el confinamiento, únicamente ha contribuido a estrangular el juego legal, una práctica exenta del pago de impuestos y a la que, según la militante del PP, “las personas con necesidad de jugar compulsivamente han acudido sin ningún tipo de control durante el estado de alarma”.

El C.A. Osasuna ha rescindido su relación con Kirolbet, su patrocinador esta temporada.

La problemática se hace aún más compleja cuando centramos el foco en las consecuencias que la medida tendrá en el mundo del deporte. Sin ir más lejos, los ingresos del fútbol, deporte rey en España, dependen en gran medida de las casas de apuestas. En concreto, entre un 20 y un 25% de los mismos están determinados por acuerdos de patrocinio con ellas, lo que se traduciría en unos 1.000 millones de euros anuales. Hay que recordar que todos los equipos de la Primera División Española, a excepción de la Real Sociedad, tienen vinculaciones contractuales con casas de apuestas de apuestas online. El Club Atlético Osasuna ya ha roto su contrato de patrocinio con Kirolbet, al igual que han hecho clubes de otros deportes, como es el caso de Bilbao Basket o Baskonia, de la ACB, máxima competición del baloncesto nacional.

Teniendo en cuenta todo esto, la puesta en vigor del Real Decreto forzará a muchos clubes a reinventarse, buscando nuevas fuentes de financiación. Asimismo, habrá que ver si la aplicación de esta medida contempla alguna vía para regular prácticas clandestinas para apostar ilegalmente. En cualquier caso, lo que es innegable es que la publicidad ha sido el elemento clave a partir del cual las casas de apuestas han erigido su éxito en los últimos tiempos. Su presencia en las camisetas de los equipos más seguidos por los aficionados y el flujo continuo de anuncios en horarios de máximo seguimiento protagonizados por personalidades conocidísimas del mundo del deporte, tema abordado ampliamente por Elcierredigital, han generado un interés sin precedentes entre los jóvenes. Ahora, con el endurecimiento de la legislación, se espera reducir los efectos de esta preocupante amenaza.

COMPARTIR: