27 de octubre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La Fundación Zaballos afirma que presentará una aclaración del auto y que están dispuestos a “llegar hasta el Tribunal Europeo si hace falta"

Recursos ante el Supremo por no admitir las denuncias contra el Gobierno de afectados por COVID

/ Covid
El Tribunal Supremo inadmitió este viernes las cincuenta querellas y denuncias presentadas por distintas asociaciones y organizaciones españolas en contra del Gobierno por la gestión del coronavirus. La Fundación Zaballos, que representa a casi 700 víctimas por “homicidio imprudente de los familiares” exigirá una aclaración del auto dictado por el juez Manuel Marchena y están dispuestos a agotar todos los recursos judiciales para que se esclarezca “cómo ha ocurrido todo”.

El Tribunal Supremo dictó ayer la inadmisión de las querellas presentadas contra el gobierno de Pedro Sánchez por la gestión durante la crisis de la COVID-19 al considerar que la autoría de los hechos atribuidos a los miembros del gobierno no está debidamente justificada. “No nos ha sorprendido, pero no queríamos creernos que el resultado iba a ser este” reconoce Emilia Zaballos, abogada que representa a las más de seiscientas personas que aseguran ser víctimas de un “homicidio imprudente de sus familiares” a través de la Fundación Zaballos.

La abogada de la Fundación que actúa “en defensa de los derechos humanos” afirma que ante esta resolución del Tribunal Supremo pedirán “una aclaración del auto y luego un recurso de súplica” y que si los tribunales siguen sin ser favorables para su causa llegarán "hasta la última instancia, si se tiene que acabar en el Tribunal de la Unión Europea, acabaremos en el Tribunal”.

La abogada Emilia Zaballos.

Con una mezcla de enfado y aceptación de una realidad emborronada por sus esperanzas, Zaballos manifestó para elcierredigital.com los puntos en desacuerdo con la sentencia.

En primer lugar, “lo que más nos ha sorprendido es que el un Tribunal de este nivel haya caído en el mismo error que el Ministerio Fiscal y haya mandado el auto a los medios de comunicación antes que a los propios abogados de las víctimas”, argumenta Emilia Zaballos. “En segundo lugar, es que el Tribunal ha dictado un auto sin haber resuelto nuestra solicitud de abstención, la cual sigue en el aire a día de hoy”. Además, argumentó que “el órgano de Justicia ha usado el mismo criterio para desestimar las querellas que el Ministerio Fiscal y no ha tenido en cuenta cada una de ellas, aglutinando todos los casos en un mismo saco”. Por último, la abogada Zaballos achacó al Tribunal la falta de compromiso con los ciudadanos: “No se puede decir que no hay indicios suficientes si ni siquiera se han molestado en averiguarlos ellos, nosotros no tenemos los medios ni los recursos para hacerlo, es su competencia”.

Ante el auto dictado el viernes, desde la Fundación se preocupan por el bienestar de sus afiliados ante la “falta de motivación del auto por lo que se refiere al homicidio imprudente”. Emilia Zaballos explicó que “no se puede pensar que los ciudadanos se vayan a quedar sin actuar con diez renglones que se hayan puesto para decir que se ha hecho muy bien desde el gobierno; como fiscal del máximo organismo de Justicia en España debe defender los intereses de los ciudadanos y debe hacer todos los procedimientos necesarios para que se garantice el derecho de los mismos”.  

La sentencia cae como un jarro de agua fría para los grupos implicados. “Todas las asociaciones tenemos el mismo malestar, estamos en una situación en la que queríamos creer que al final iba a primar la sensatez, la justicia y la independencia”. Sin embargo, aseguraron que esta situación era esperada: “No nos ha sorprendido, pero teníamos la esperanza de que el magistrado no se iba a dejar influir por el fiscal e iba a dar apertura a una instrucción para averiguar cómo se ha producido todo”.

Sentencia en grupo

Sindicatos, asociaciones, organizaciones profesionales del ámbito de la salud, profesionales de las Fuerzas de Seguridad, familiares de las víctimas del coronavirus y el partido político Vox presentaron en mayo un total de 50 querellas y denuncias contra el Gobierno por su gestión durante la crisis del coronavirus. En septiembre, la Fiscalía del Tribunal Supremo pidió que se inadmitieran dichos recursos puesto que “no había indicios de delito contra los miembros del Gobierno por la gestión de la pandemia”.

Ayer, la sentencia siguió el camino ya marcado por los fiscales y se inadmitieron de manera conjunta y sin excepciones las querellas y demandas presentadas en mayo. En el auto, leído por el juez Manuel Marchena, se recordó que el Tribunal Supremo debe usarse de manera excepcional para investigar hechos penales de las personas aforadas.

Zaballos dice que hay falta de independencia

“Lo que ha hecho el Ministerio Fiscal ha sido defender al gobierno sin tener en cuenta a las víctimas”, explica la abogada Emilia Zaballos. Ella considera que a día de hoy “el poder judicial no es independiente, los tres poderes han pasado a estar acumulados dentro del poder ejecutivo; el ciudadano ya no puede confiar en la Justicia como antes”.

Desde la Fundación también se extrañan de la poca cobertura mediática y asegura que “hay determinadas cadenas de televisión donde no se va a cubrir la noticia porque, para mi parecer, el que paga manda y a las televisiones esto no les interesa”. Un “desamparo por parte de los medios” que la abogada relaciona con la falta de independencia.

COMPARTIR: